Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Crimen en Castro Urdiales: ¿Qué pasará ahora con los menores detenidos por la muerte de su madre?

Publicado

en

Crimen en Castro Urdiales

Después de la detención de dos menores de 13 y 15 años tras hallar muerta a su madre de 48 años en Castro Urdiales (Cantabria), surgen dudas sobre cuál es el papel de los servicios sociales y qué ocurre con los menores cuando se ven implicados en hechos delictivos.

En el caso del suceso de Castro Urdiales, uno de ellos es inimputable y el otro ha sido internado en régimen cerrado durante seis meses de forma cautelar por decisión del Juzgado de Instrucción número 5 de Santander, pero ambos quedaron a cargo del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass).

El Icass es la entidad pública de la que depende la protección y reforma de los menores en Cantabria, así como la encargada de ejecutar las sentencias y los autos que les afectan, ya que es la titular de los centros de cumplimiento de medidas judiciales.

«Cuando hablamos de menores, no son penas, se habla de medidas», subraya en una entrevista con EFE la subdirectora general de Infancia, Adolescencia y Familia del Icass, María del Carmen Arce de la Torre.

Arce explica que la labor del Icass, en el caso de menores con responsabilidad penal, es asumir su «reforma», mientras que en el caso de los inimputables el instituto trabaja en su «protección».

Menores con responsabilidad penal

Cuando las sentencias o autos de los jueces afectan a menores con responsabilidad penal, el Instituto se encarga de ejecutar las medidas, bien sean un internamiento, la convivencia en un grupo educativo, asistencia en un centro de día o prestaciones en beneficio de la comunidad, entre otros.

En todos los casos, se asume una medida que es «sancionadora educativa», lo que implica que el Icass debe trabajar con el menor con un programa individualizado aprobado por el juez, en el que se establecen unos objetivos.

Este programa recoge metas en el ámbito de la vida del menor, ya sea en el aspecto social, familiar, en su futuro laboral o en el ámbito educativo.

Y se trabajan los hechos delictivos en sí y la asunción de responsabilidad. «Que asuma conciencia de no volver a realizarlos cuando termine la medida y se responsabilice de los hechos cometidos», apunta la subdirectora.

Además, cuando se impone una medida de internamiento en régimen cerrado, incide Arce, los servicios sociales se tienen que asegurar de que los menores continúen con sus estudios y puedan seguir formándose, a pesar de que no pueden salir del centro.

Crimen en Castro Urdiales

Los menores de 14 años son inimputables con arreglo a la ley de responsabilidad penal de los menores, por lo que los servicios sociales, en caso de que los niños se vean implicados en un delito, entran a trabajar con ellos a instancias del Ministerio Fiscal, pero siempre en el ámbito de su protección.

En estos casos, subraya Arce, pueden darse distintas situaciones respecto a los menores. La subdirectora relata que puede ocurrir que un Juzgado civil delegue la guarda en la entidad pública; que vuelva con su familia; o que los propios servicios sociales decidan asumir esa guarda.

En este tipo de acontecimientos, el Icass lleva siempre a cabo una investigación sobre las circunstancias del menor, para analizar si se encuentra en una situación de desprotección.

Se tramita un expediente, se realizan averiguaciones, un informe social y si se cumplen los factores de desprotección, la entidad puede declarar al menor en una situación de desamparo y asumir su tutela.

En el caso de que un menor esté en esta situación, se extingue la patria potestad de los padres y se adoptan las medidas de protección que «se considera adecuadas».

Esto incluye distintos tipos de recursos residenciales, como acogimientos, pero siempre, señala la subdirectora, teniendo en cuenta «las necesidades específicas» del niño y orientados a su protección.

Por otro lado, «como ocurre con cualquier menor», subraya Arce, la familia tiene la posibilidad solicitar a la entidad pública que asuma la guarda porque no puede hacerse cargo de él.

En este caso, el progenitor mantiene la patria potestad sobre su hijo, pero los servicios sociales son los responsables de garantizar su protección.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

¿Qué cubre un seguro de hogar en caso de incendio?

Publicado

en

Qué cubre seguro hogar incendio

Madrid, (OFFICIAL PRESS-EFE).- Tras el devastador incendio de dos edificios en Valencia surgen numerosas dudas sobre si los propietarios afectados estarán cubiertos por su seguro de hogar o no y qué cubre la póliza en una situación tan extrema donde el edificio ha quedado inhabitable.

Además, es fundamental que los afectados conozcan qué pasos hay que seguir ante una situación para que el proceso sea lo más ágil posible, aunque conocer las causas que han provocado el siniestro será fundamental para saber en este caso concreto qué ocurre, explican desde el comparador Rastreator.

La cobertura de incendio de los seguros del hogar

La mayor parte de los seguros de incendio tienen unas prestaciones en común, aunque no todos incluyen las mismas.

Los daños que suelen asegurar los seguros de hogar con cobertura de incendio son los que causan propiamente las llamas en un siniestro.

El fuego puede destruir toda la vivienda o parte de ella, es decir, lo que se conoce como contenido en el seguro de hogar (todos los bienes que se encuentran en el interior de una vivienda, desde los muebles y electrodomésticos hasta la ropa y los alimentos) y continente (el conjunto de todos los elementos de la construcción y estructura de un edificio o vivienda).

Normalmente, el importe máximo a pagar por parte de la aseguradora está establecido en las condiciones de la póliza y algunas aseguradoras ofrecen hasta el 100 % del capital asegurado.

También es importante saber si la póliza cubre solo el continente o también el contenido de la vivienda ya que la indemnización puede variar en función de esto. Para saber si está cubierto, antes hay que esclarecer las causas que han provocado el siniestro ya que dependerá de cómo se ha ocasionado.

Los límites a la cantidad máxima a reclamar

Ante la dramática situación de que la vivienda haya quedado totalmente destruida por un incendio, puede que el propietario opte por cobrar la póliza establecida y buscar otra vivienda o bien reconstruir la casa en la que se vivía siempre que sea posible.

En estos casos, los seguros de hogar suelen establecer límites a la cantidad máxima a reclamar, si bien las pólizas más completas suelen asumir el coste total de la reconstrucción de la vivienda.

Por otro lado, mientras se busca una solución tras el siniestro, las personas afectadas necesitan un lugar donde vivir hasta que la situación vuelva a la normalidad, un proceso largo y psicológicamente complejo.

Aunque en muchas ocasiones son las propias autoridades locales o la solidaridad de familiares, amigos y vecinos las que se encargan de ayudar, es fundamental saber que hay algunas compañías que cubren el coste de otro alojamiento (hotel o apartamento) durante el tiempo en el que se hacen reparaciones en la casa o se busca otra vivienda.

Por otro lado, se tendrá que evaluar si el incendio ha sido fortuito o intencionado, pues en este último caso se descartan las reclamaciones.

Posteriormente, se realiza un balance de los daños, y la póliza se encarga de restaurar la vivienda. Es crucial revisar si la cobertura abarca tanto el continente como el contenido y si incluye gastos de extinción del incendio.

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar?

El seguro de hogar no es obligatorio en la mayoría de las circunstancias. Solo se vuelve obligatorio con la hipoteca, ya que las entidades bancarias exigen una póliza contra incendios como requisito para acceder al crédito hipotecario.

Aun así, es uno de los seguros con mayor demanda en España por detrás del seguro de automóvil, que sí es obligatorio para poder circular.

Además, las comunidades de vecinos también suelen contar con seguros que cubren los problemas originados en las zonas comunes por lo que, en función del origen del incendio, será un seguro u otro el que se haga cargo del siniestro.

Mapfre es la aseguradora de los edificios

Mapfre es la aseguradora de los edificios incendiados en Valencia y de al menos 30 viviendas situadas en el mismo y ha activado desde ya un dispositivo especial para atención a los afectados.

La compañía ha reforzado y ampliado la atención en su oficina en la zona de Campanar, en la calle Valle de la Ballestera, 17, que permanecerá abierta todo el fin de semana al servicio de los afectados, sean o no clientes de la aseguradora.

Los afectados tendrán que dar parte a sus seguros para cubrir las pérdidas de sus enseres personales y todo aquello que tuvieran en sus viviendas.

Por su parte, la comunidad de propietarios, a través de su administrador, tendrá que gestionar con la compañía de seguros de la propia comunidad el siniestro “a efectos de la cobertura del continente”, es decir, del edificio.

El seguro de incendios en el hogar

Tal y como explican desde Mapfre, en España no es obligatorio contratar seguros del hogar y ningún banco puede obligar a un usuario a contratar con esa entidad un seguro de hogar. La cobertura contra incendios tampoco es obligatoria, pero suele estar incluida ya en los seguros, pero conviene tener ciertos aspectos presentes para conocer el límite de estas coberturas. Porque tienen límites, y no siempre significa que nuestro seguro pagará sin importar el motivo que haya provocado el incendio.

Coberturas sobre incendios

Así, el primer concepto a entender se trata de lo fortuito. Los seguros del hogar cubren incendios que se produzcan de forma accidental. Ejemplos son la caída de un rayo o la malquerencia de extraños, que lo produzca un pirómano, negligencia propia o de las personas con responsabilidad civil. Sin embargo, si se produce por dolo o culpa grave del asegurado, se podrá rechazar la reclamación.

Es importante revisar las coberturas de tu seguro para saber qué está incluido en él. Las más comunes son:

Daños ocasionados por un incendio

Cubre, como indica, los daños ocasionados por las llamas. La indemnización se estipula en las condiciones de la póliza. Es importante revisarlo para no incurrir en un sobreseguro o infraseguro por el valor, o ver si afecta tanto a continente como contenido.

Alojamiento provisional

Algunos seguros ofrecen costear el precio de otro alojamiento (hotel o apartamento) mientras se busca otra vivienda o se realizan las reparaciones de la casa incendiada.

Coste de los bomberos

Apagar un fuego y rescatar a las personas dentro de un hogar en llamas no es barato. Es importante comprobar si se cubre una parte o su totalidad, y conviene recordar que si el incendio es consecuencia de un descuido del propietario, estos costes podrían ser asumidos por él.

Reconstrucción de la vivienda

Tras un incendio, se suelen presentar dos opciones: cobrar la póliza o reconstruir la vivienda. En este último caso, las aseguradoras suelen fijar un límite máximo de los costes asumidos.

Reconstrucción del jardín

Muchos elementos del jardín se pueden ver afectados por un incendio. Hay empresas que ofrecen reconstruirlos.

Los seguros de incendio no suelen cubrir daños causados por la acción del calor sin capacidad de propagarse (una plancha, por ejemplo) u objetos que caen al fuego por accidente, si ese fuego está en un lugar contenido como una chimenea.

Los objetos de valor especial como joyas, dinero en efectivo, objetos artísticos o colecciones especiales, solo estarán incluidos si se habían pactado previamente y estaban debidamente identificados.

El fuego puede ser muy peligroso, por ello hay que tener especial cuidado en vigilarlo y evitar su propagación, siempre con una manipulación segura. Así, evitaremos que se produzca un accidente y nuestra casa se vea reducida a cenizas.

Continuar leyendo