Síguenos

Valencia

Da a luz a un bebé sano tras casi un mes ingresada en reanimación con covid

Publicado

en

EFE

València, 6 may (EFE).- Una mujer embarazada que estuvo ingresada cerca de un mes en Reanimación del Hospital La Fe de València y precisó respiración extracorpórea (ECMO) durante casi dos semanas ha dado a luz casi al término de la semana 37 a Marcus, que ha nacido con 2.800 gramos, y ambos están en buen estado de salud.

Ianula Antonio ingresó en el Hospital La Fe con neumonía bilateral por covid-19 a mediados del mes de enero, cuando estaba embarazada de 22 semanas, según explica este martes la Generalitat.

Tras una complicación respiratoria grave tuvo que ser ingresada en el servicio de Reanimación, donde precisó de respiración extracorpórea por dispositivo ECMO durante casi dos semanas.

Casi al término de las 37 semanas de gestación, nació Marcus, con 2.800 gramos de peso y buen estado de salud.

Diariamente, durante esas semanas, un equipo multidisciplinar formado tanto por especialistas en Reanimación y Neumología como por Obstetricia y Ginecología, además de personal de Enfermería, pasaba parte dos veces al día a su familia.

La madre ha recordado que se puso mal cuando estaba de 23 semanas y después de tres semanas en reanimación le dieron el alta el 5 de marzo. «El bebé ha salido con tres semanas de antelación pero está bien, gracias a dios estamos bien», ha señalado.

Por su parte, el padre del pequeño ha indicado: «Sin la ayuda que hemos tenido aquí, igual la historia hubiera tenido otro final que nadie deseaba».

El doctor Alfredo Persales, director del Área Clínica de la Mujer del Hospital La Fe, ha explicado que la situación «era de riesgo extremo por la gravedad de la enfermedad, y las semanas de gestación, insuficientes para una viabilidad con garantías de salud».

«Se añadía la dificultad de no poder ponerla en posición boca abajo para que sus pulmones se recuperaran mejor», ha precisado para añadir que, sin embargo, esperaban que mejorara su estado, al tiempo que hacían todo lo posible por la salud de la madre y el bebé.

Ha indicado que tuvieron que acudir al Comité Ético del Hospital puesto que podría ser necesario sacar de forma prematura al feto con un pronóstico malo o que la madre pudiera morir a consecuencia de la cirugía, y por ello pensaron que era mejor proseguir la gestación y preservar en todo momento la salud e integridad y no poner en riesgo a la madre.

La doctora Pilar Argente, directora del Área Clínica de Anestesia y Reanimación del Hospital La Fe, ha añadido que el equipo «está formado por profesionales con experiencia y buena formación en el tratamiento de pacientes con ECMO, lo que ha hecho posible que Ianula haya salido adelante».

Actualmente, Ianula tiene secuelas debidas a la covid-19 (molestias en las piernas), pero su estado general es bueno y tanto ella como el bebé se encuentran bien.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

La OCU exige sancionar a quien no recoja los excrementos caninos en las playas

Publicado

en

La OCU exige sancionar a quien no recoja los excrementos caninos en las playas
Dos perros disfrutan del agua en la playa canina de Pinedo, pedanía al sur de València. Archivo/EFE/Manuel Bruque

València, 8 ago (EFE).- La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha solicitado al Ayuntamiento de València que vigile y aplique sanciones más férreas a las personas que tengan perros y no recojan sus excrementos de la vía pública y, durante los meses de verano, de las playas del municipio.

Según el estudio sobre limpieza urbana realizado en 2019 por la OCU, los excrementos abandonados en la vía pública fue el primer elemento de suciedad en las ciudades.

La OCU ha llevado a cabo un listado de propuestas para el municipio, entre ellas impulsar campañas para aumentar la sensibilidad de los dueños ante esta problemática, habilitar espacios específicos en las playas donde los perros puedan hacer sus necesidades, poner a disposición de los dueños de los perros bolsas para recoger los excrementos y contenedores especiales.

Además han destacado que se debería aplicar una mayor vigilancia e imposición de sanciones por esta infracción, aumentar la cuantía de las sanciones para que cumplan con su finalidad disuasoria, así como la efectividad de los mecanismos para su imposición y adoptar buenas prácticas efectivas de otros consistorios.

La Organización de Consumidores y Usuarios también ha hecho hincapié en que los dueños asuman su responsabilidad y un comportamiento cívico con gestos como llevar sus propias bolsas para recoger las heces de sus mascotas y acudir a lugares habilitados para ellos en las playas.

Continuar leyendo

Trending