Síguenos

Deportes

Vinícius ratifica ante el juez que sufrió insultos racistas en Mestalla

Publicado

en

declaración Vinícius
El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Jr (3d), a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, para declarar por videoconferencia desde un juzgado de Madrid, en condición de víctima, por los insultos racistas recibidos en el estadio valenciano de Mestalla el 21 de mayo. EFE/Fernando Alvarado

El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Jr ha ratificado este jueves ante el juez que sufrió insultos racistas en el encuentro que disputó en Mestalla el pasado 21 de mayo y se ha negado a aceptar unas posibles disculpas públicas por parte de los jóvenes procesados por este tema.

Vinicius ha declarado ante el Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia, que investiga estos hechos, por videoconferencia desde un juzgado de Madrid y durante unos 40 minutos.

Según han explicado a EFE varias fuentes conocedoras de su declaración, el jugador ha ratificado que se siente víctima de insultos racistas y su intención de reclamar judicialmente por ello, ya que está convencido de que los insultos y las alusiones a su persona se produjeron exclusivamente por motivos raciales y por el hecho de que destaca como futbolista.

Ha insistido -siempre según fuentes conocedoras de su declaración- en que los insultos fueron generalizados por parte de aficionados de todo el estadio.

Preguntado por los abogados defensores por los gestos de «a Segunda» que hizo durante el encuentro ante el Valencia C.F., fuentes del caso han explicado a EFE que el futbolista del Real Madrid los ha admitido y los ha enmarcado en su carácter como un futbolista que puede llegar a sentir una motivación extra en un ambiente hostil o crispado.

Estos mismos letrados han tratado de preguntar al jugador por unos gestos similares en el último encuentro de Liga ante el Girona, que fueron recogidos por las cámaras de televisión y en los que se dirigía a la afición rival, sin embargo la jueza no ha considerado pertinentes estas cuestiones y el jugador no las ha respondido.

En opinión del letrado Manuel Izquierdo, que defiende a uno de los tres jóvenes de entre 18 y 21 años que han sido acusados de un delito de odio, «Vinicius ha tenido una actitud un pelín prepotente. Nuestra impresión es que ha reconocido que la provocación es inherente al fútbol, ha reconocido que él se siente mejor jugador cuando la gente le pita y ha reconocido de una manera bastante implícita que ese día él provocó a la grada de Mestalla».

«Nuestra impresión es que la Liga pretende universalizar un problema muy serio como es el racismo en el campo de Mestalla», ha agregado el abogado, que cree que el Valencia, como club, debería defender a sus aficionados de las acusaciones vertidas este jueves por Vinicius.

Además del seguidor al que señaló Vinicius, la Policía identificó a otros dos mediante las grabaciones de las cámaras que puso a su disposición el Valencia CF, que anunció que prohibirá la entrada a Mestalla de por vida a estos tres seguidores.

Estos tres aficionados -de entre 18 y 23 años- ya declararon ante la jueza y están investigados en una causa abierta por un supuesto delito de odio, aunque todos ellos negaron que existiese una motivación racista en su comportamiento.

LaLiga, en su condición de acusación particular en esta causa, ha aportado al juzgado un informe pericial de la lectura de los labios de los aficionados procesados con la intención de contradecir lo declarado por éstos, que admitieron los gestos pero negaron cualquier motivación racista en su comportamiento.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Baraja: ¿Por qué un jugador tiene que soportar que se metan en redes con su color de piel?

Publicado

en

Última hora del Valencia CF
El técnico del Valencia, Rubén Baraja, en rueda de prensa. EFE/Kai Försterling

Sigue a diario la última hora del Valencia CF desde Official Press Deportes:

Última hora del Valencia CF

València, 24 jun (OFFICIAL PRESS-EFE).- El entrenador del Valencia, Rubén Baraja, lamentó los insultos que viven los jugadores por redes sociales y explicó que “el uso excesivo” de estas aplicaciones “puede tener un impacto especialmente en jugadores jóvenes”, cuyo “carácter está prácticamente por formar” y se preguntó por qué “un jugador tiene que soportar que se metan con su color de piel por redes sociales”.

“La gente se piensa que los comentarios no influyen, pero no es así. A veces se habla del color de su piel, de su aspecto físico o de su forma de vestir. No tenemos que soportar esto. ¿Por qué un jugador tiene que soportar que un día se metan con él en redes por su color de piel o por si es diestro o es zurdo?”, reivindicó Baraja en el podcast de La Liga y Prisa ‘LALIGA VS’ en el que analizó la importancia de la psicología en el fútbol junto al presidente de la Federación Española de Psicología del Deporte, David Peris.

Así, recalcó que pueden “admitir que la gente diga si ha jugado bien o ha jugado mal, pero la sensación que te deja esto es que hay pocas profesiones en el mundo en el que por hacer tu trabajo e intentar hacerlo bien la gente te critique”.

No obstante, el vallisoletano incidió en la importancia de la psicología deportiva dentro de un equipo, un apartado “muy importante” y que ayuda a que los jugadores tengan una mejor respuesta ante el fallo.

“Siempre digo a los jugadores que no piensen en la acción anterior, sino en la siguiente, en mantener la mente despejada, aunque no es fácil. En Mestalla hay casi 50.000 personas y los jugadores tienen que saber gestionar este tipo de momentos”, sostuvo el exjugador, que dijo que su mensaje al futbolista siempre se centra en que se focalice en la siguiente acción «y en hacerlo bien”, agregó.

“Yo les insisto en que se focalicen en la tarea, ni en el previo, ni en las consecuencias, ni en lo que supone ganar o perder. Eso a veces te lleva a ansiedad o preocupación. Te puede afectar otros resultados también. Yo les digo que se concentren en el tiempo de juego y en repetir cosas que hemos venido haciendo durante la semana. Y si haces muchas cosas bien estarás más cerca de ganar y de que te afecten menos cosas en tu rendimiento”, expuso Baraja.

Asimismo, recordó que tras la complicada temporada 2022-23, el Valencia introdujo este curso la figura del psicólogo en el cuerpo técnico de Rubén Baraja: “No hay que olvidar que todos somos primero personas y tenemos días buenos, días malos… Y tenemos un grupo muy joven. Las emociones, las experiencias, las situaciones, tenemos que ir gestionándolas y en este sentido es positivo tener una persona que te diga cuál es el guion y te ayude a gestionar aspectos emocionales dentro del juego”.

Así, Baraja subrayó que cada jugador es distinto a nivel psicológico y responde de una manera o de otra y eso “requiere a veces un enfoque personalizado de cada situación”.

Por eso, dijo el técnico, es importante conocerlos bien y empatizar con ellos: “A cada uno le afecta de una manera cada situación. Tienes que conocerlos bien. Hay jugadores que tras una buena actuación los quitas y a lo mejor te los cargas, otros tienen más amor propio y remontan. Tienes que conocerlos bien, saber cómo responden a las emociones y ser consciente”, apuntó.

”Siempre hacemos reuniones iniciales cada temporada, les marcamos objetivos, qué queremos de cada uno, en qué deben mejorar, qué deben mantener… Y eso les ayuda a encontrar objetivos cercanos y concretos y creo que así el jugador crece en un ritmo adecuado”, subrayó Baraja.

Baraja, de hablar de salvación y puestos de privilegio a querer «ganar en cualquier campo»

El técnico Rubén Baraja firmó este miércoles su segunda renovación con el Valencia y si tras la primera el pasado verano insistió en que el objetivo del club era conseguir la permanencia, mientras que Europa eran los llamados «puestos de privilegio», su discurso ahora ya es distinto y tras la firma del nuevo contrato pidió ser autoexigentes y «creer» poder ser capaces de ganar «en cada campo y a cualquier rival».

El entrenador vallisoletano fue el primero en pedir al club al inicio del pasado curso que saliera a definir el objetivo de la entidad, que terminó siendo el de permanecer en Primera División y «mejorar los puntos» de la temporada 2022-23, un curso en el que el Valencia coqueteó con el descenso y, de hecho, no se salvó de manera matemática hasta la última jornada y en parte gracias al impulso de su llegada en febrero de 2023.

Los fantasmas del descenso

No obstante, tras una temporada en la que dejó atrás los fantasmas del descenso, Baraja recordó que “la idiosincrasia de este club y su filosofía es de siempre competir en cualquier campo contra cualquier rival” y por ello reclamó subir la autoexigencia para “crecer” estos próximos años, tras haberse acercado en años anteriores de manera peligrosa a la Segunda División pero después de haber sentado en esta pasada campaña las bases de su proyecto.

Cuando regresó a la entidad en aquel mes de febrero Baraja asumió una situación complicada, cuando, tras la jornada 21 de Liga, el Valencia era décimo octavo en la tabla con veinte puntos y sin visos de mejora tras seis cinco encuentros seguidos perdiendo.

Todavía empeoró la racha hasta las seis derrotas consecutivas, aunque Baraja, no sin sufrimiento, logró redirigir al Valencia hacia la permanencia, haciendo de Mestalla el escenario clave para cambiar la dinámica, ya que consiguió triunfos ante Real Sociedad, Osasuna, Valladolid y Real Madrid que resultaron clave para voltear esa situación y amarrar la salvación con dos empates ante el Espanyol y el Betis en las dos últimas jornadas.

Los mensajes de Baraja

A pesar de conocer perfectamente el lugar histórico del Valencia, pues como jugador disputó varias temporadas la Liga de Campeones con el club, consiguió dos Ligas, una Copa de la UEFA, una Supercopa de Europa y una Copa del Rey, Baraja fue el primero en reclamar que el club saliera a reconocer cuál era el objetivo dada la plantilla que había y fue la presidenta, Layhoon Chan, quien pese a no querer «hablar de una posición concreta en la tabla», dijo que era «permanecer en Primera División» y «asegurarse» de «no volver a sufrir».

Baraja hizo referencia en varias ruedas de prensa a lo comentado por Chan y se limitó a exponer que ese, y «mejorar los puntos de la temporada pasada», eran los objetivos del club, aunque ese discurso empezó a diluirse pues tras la jornada 12, cuando no había pasado ni un tercio de Liga, el Valencia ya sumaba 18 puntos, casi la mitad de los necesarios para sellar la salvación.

Todavía se ratificó más cuando, tras un brillante mes de enero, en el que el Valencia encadenó cuatro victorias ligueras consecutivas, el Valencia se puso séptimo, con 32 puntos y a falta de 17 jornadas por disputar.

Fue entonces cuando, preguntado por la opción de entrar en Europa, Baraja empezó a repetir tres palabras para no mentar Europa: «Puestos de privilegio». En la previa del partido ante el Atlético de Madrid de la jornada 22, el vallisoletano comentó que en ese momento estaban «más cerca de los puestos de privilegio que de los de abajo», pero afirmó que no significaba nada.

Desde ese momento, repitió una y otra vez esa fórmula para no hablar de Europa, ni tampoco de competiciones europeas. «Si en la jornada 38 lo conseguimos, la diré, pero estamos aún en la 31», llegó a comentar en la previa del choque ante el Real Betis en Mestalla que supuso un encuentro directo por entrar a la Liga Conferencia, aunque no lo logró, puesto que el Valencia acabó noveno al término de la Liga.

No obstante, esa cautela a la hora de trasladar objetivos ambiciosos por parte de Rubén Baraja parece haberse quedado atrás en las últimas semanas. Tras firmar su renovación, el vallisoletano explicó que tiene las ganas y la energía con la que «seguir trabajando durante las dos próximas temporadas para hacer crecer al equipo», unas declaraciones que se asemejan al discurso de este pasado curso.

Sin embargo, Baraja también habló de dar un paso adelante: «La idiosincrasia de este club y su filosofía es de siempre competir en cualquier campo contra cualquier rival. Tenemos que ser muy autoexigentes con nosotros mismos para tratar de mejorar las cosas que creo que podemos mejorar», subrayó el entrenador vallisoletano, que ahora pide ‘algo más’ a su equipo.

Aunque consciente de que «Mestalla volverá a ser determinante para cumplir los objetivos» que se marque el club esta campaña, y que él todavía no define, Baraja incidió en que sus jugadores también tienen que «creer» que son «capaces de ganar en cualquier campo y contra cualquier rival».

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo