Síguenos

Sucesos

Desarticulada una banda de narcos que secuestraba y torturaba a sus víctimas en Náquera

Publicado

en

València, 27 jul (EFE).- La Guardia Civil ha desarticulado a una organización criminal dedicada al cultivo y distribución de marihuana y ha liberado a una persona que había sido secuestrada y torturada en un chalet de Náquera.

La investigación del de operación «Encadenados» comenzó en septiembre de 2020, cuando la Guardia Civil auxilió a un hombre, de nacionalidad albanesa, que presentaba lesiones de distinta gravedad.

El herido, hizo saber a los agentes que había sido víctima de un secuestro y consiguió escaparse de sus raptores, los cuales lo tenían retenido en un chalet de Náquera. Además, informó de que no era el único que había sido llevado a la fuerza a la citada casa, sino que también estaba encerrado allí otro hombre de su misma nacionalidad.

En un operativo policial, los agentes liberaron al segundo hombre albanés, que se encontraba en una habitación aislado, atado a una silla y con claros signos de haber sido torturado. En la vivienda existía también una plantación marihuana.

Las víctimas eran conocedoras de las identidades de los autores, aunque se negaron, a lo largo de toda la investigación, a facilitar sus nombres, aunque finalmente los guardias lograron identificar a los miembros de la banda.

El 14 de julio, investigadores del Equipo de Delitos contra el Patrimonio, junto con agentes del Grupo de Reserva y Seguridad y del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, en un amplio operativo y despliegue de medios, realizaron 6 registros domiciliarios en los municipios valencianos de Náquera, Masamagrell, Quart de Poblet, Burjassot y en la localidad murciana de Alcantarilla.

La operación se saldó con la detención de 6 hombres; dos de nacionalidad marroquí y colombiana, ambos de 36 años; otros dos de nacionalidad albanesa, ambos de 30 años, y otros dos del mismo país de origen, de 33 y 50 años investigados por delitos de detención ilegal, organización criminal, cultivo de marihuana, tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental.

Además, la Guardia Civil ha intervenido un vehículo de alta gama, un inhibidor de frecuencia, distintos documentos nacionales de identidad falsificados, 43 kilogramos de cogollos de marihuana, envasados al vacío, preparados para su venta, 1.100 plantas de marihuana y más de 148.000 euros en metálico.

A excepción del hombre de nacionalidad marroquí, el resto de los detenidos han ingresado en prisión por orden del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Llíria.

La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Sucesos

Un hombre golpea a su mujer delante de sus hijos en Gandia hasta romperle los dientes

Publicado

en

Un hombre golpea a su mujer delante de sus hijos en Gandia hasta romperle los dientes
Concentración contra la violencia machista, este lunes en el Ayuntamiento de Gandia, en una imagen facilitada a EFE.

València, 26 sep (OFFICIAL PRESS/EFE).- Un hombre de 38 años ha sido detenido en Gandía (Valencia) como presunto autor de malos tratos en el ámbito familiar por propinar varios puñetazos a su esposa en la boca, que le causaron la pérdida de piezas dentales.

Los malos tratos se produjeron a las 22.30 horas de este domingo en la vivienda familiar, tras una discusión entre ambos en la que el hombre cogió del pelo a la mujer y le dio varios puñetazos. Fue la víctima, de 35 años, quien avisó a la Policía de lo que estaba sucediendo.

Cuando los agentes llegaron a la vivienda encontraron a cinco menores de corta edad en una de las habitaciones, que se encontraban nerviosos pero físicamente bien, y en el salón a la mujer con la boca ensangrentada, un pañuelo lleno de sangre en la mano y manchas por la ropa, según informa la Policía.

En otra de las estancias encontraron al hombre, de origen marroquí y con antecedentes policiales, al que detuvieron como presunto autor de malos tratos en el ámbito familiar y ya ha pasado a disposición judicial.

Para entrar a la vivienda tras el aviso de la mujer, la Policía tuvo que pedir ayuda a los bomberos ante una posible situación de riesgo para la vida.

Al estar la víctima en estado de shock y con pérdida de varias piezas dentales debido a la agresión, los agentes solicitaron asistencia sanitaria.

Continuar leyendo