Síguenos

Salud y Bienestar

Dos astrónomos valencianos participan en la primera imagen de un agujero negro en la galaxia

Publicado

en

VALÈNCIA/MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) – El proyecto EHT (Event Horizon Telescope) ha obtenido la primera imagen de un agujero negro, uno colosal en el centro de la distante galaxia Mesier 87, a 55 millones de años luz de la Tierra. «Muchas de las características de la imagen observada coinciden con nuestra comprensión teórica sorprendentemente bien», han admitido los científicos en la presentación mundial de este hito.

La imagen muestra un anillo brillante formado cuando la luz se curva en la gravedad intensa alrededor de un agujero negro que es 6.500 millones de veces más masivo que el Sol, de acuerdo con los cálculos realizados a partir de la observación.

Dos astrónomos valencianos han participado en este hito científico. Por una parte, Rebecca Azulay, investigadora postdoctoral financiada por la Generalitat Valenciana a través de la convocatoria APOSTD, y que trabaja actualmente en el Departamento de Astronomía y Astrofísica y en el Observatorio Astronómico de la Universitat de València, ha participado en las observaciones desde el telescopio IRAM 30 metros situado en Sierra Nevada (Granada). Azulay, además, ha formado parte del equipo de trabajo encargado de configurar el equipamiento técnico de dicha antena.

Por otra parte, Iván Martí-Vidal, del Instituto Geográfico Nacional (IGN), diseñó los algoritmos que permitieron combinar los datos de ALMA (el elemento más sensible del EHT) con el resto de radiotelescopios. Martí-Vidal es además coordinador del grupo de polarimetría (cuyo principal objetivo es estudiar el papel de los campos magnéticos en las proximidades del agujero negro).

Asimismo, también es el investigador principal del proyecto ‘Generació Talent’ (GenT) de excelencia investigadora, subvencionado por la Generalitat Valenciana, que iniciará en junio de este año en el Observatorio Astronómico de la Universitat de València.

«Hemos usado intrumentación de última generación en el telescopio IRAM 30 metros. De esta manera, hemos podido registrar una gran cantidad de datos que han resultado cruciales para la reconstrucción de la sombra del agujero negro de M87», explica Azulay.

Para Martí-Vidal, «esta no es solo la primera imagen de un agujero negro, sino también un primer fotograma; el primer fotograma de una gran película que está por rodar». «El EHT continuará observando éste y otros agujeros negros. Poco a poco, observaremos y aprenderemos cómo se comporta la materia en estas regiones tan extremas de la existencia», ha puntualizado el astrónomo.

EVIDENCIA «MÁS SÓLIDA» DE LA EXISTENCIA DE AGUJEROS NEGROS

Esta imagen largamente buscada proporciona la evidencia más sólida hasta la fecha de la existencia de agujeros negros supermasivos y abre una nueva ventana al estudio de los agujeros negros, sus horizontes de eventos y la gravedad, según destaca en un comunicado el proyecto EHT.

«Hemos tomado la primera fotografía de un agujero negro», proclamó el director de proyectos de EHT, Sheperd S. Doeleman, del Center for Astrophysics Harvard Smithsonian. Los agujeros negros son objetos cósmicos extraordinarios con masas enormes pero tamaños extremadamente compactos. La presencia de estos objetos afecta su entorno de manera extrema, deformando el espacio-tiempo y sobrecalentando cualquier material circundante.

«Si estamos inmersos en una región brillante, como un disco de gas brillante, esperamos que un agujero negro cree una región oscura similar a una sombra, algo predicho por la relatividad general de Einstein que nunca hemos visto antes», explicó el presidente del Consejo Científico del EHT, Heino Falcke, de la Universidad de Radboud, Países Bajos. «Esta sombra, causada por la inclinación gravitacional y la captura de luz por el horizonte de sucesos, revela mucho sobre la naturaleza de estos objetos fascinantes y nos permitió medir la enorme masa del agujero negro de M87».

Múltiples métodos de calibración e imagen han revelado una estructura en forma de anillo con una región central oscura, la sombra del agujero negro, que persistió durante múltiples observaciones independientes de EHT.

«Una vez que estuvimos seguros de que habíamos fotografiado la sombra, podríamos comparar nuestras observaciones con los modelos informáticos extensos que incluyen la física del espacio combado, la materia sobrecalentada y los fuertes campos magnéticos. Muchas de las características de la imagen observada coinciden con nuestra comprensión teórica sorprendentemente bien», comenta Paul T.P. Ho, miembro de la Junta de EHT y director del East Asian Observatory . «Esto nos hace confiar en la interpretación de nuestras observaciones, incluida nuestra estimación de la masa del agujero negro».

UN TELESCOPIO VIRTUAL DE TAMAÑO TERRESTRE

El Event Horizon Telescope (EHT), un conjunto a escala planetaria de ocho radiotelescopios terrestres forjados a través de la colaboración internacional, fue diseñado para capturar imágenes de agujero negro. Estos primeros resultados han sido publicados en una serie de seis artículos publicados en un número especial de The Astrophysical Journal Letters.

El EHT conecta telescopios de todo el mundo para formar un telescopio virtual del tamaño de la Tierra con una sensibilidad y resolución sin precedentes. El EHT es el resultado de años de colaboración internacional, y ofrece a los científicos una nueva forma de estudiar los objetos más extremos en el Universo predichos por la relatividad general de Einstein durante el centenario del experimento histórico que confirmó la teoría por primera vez.

Crear el EHT requirió la actualización y la conexión de una red mundial de ocho telescopios preexistentes. Estas ubicaciones incluían volcanes en Hawai y México, montañas en Arizona y la Sierra Nevada española, el Desierto de Atacama de Chile, Groenlandia y la Antártida.

Las observaciones de EHT utilizan una técnica llamada interferometría de línea de base muy larga (VLBI, por sus siglas en inglés) que sincroniza las instalaciones de los telescopios de todo el mundo y explota la rotación de nuestro planeta para formar un enorme telescopio del tamaño de la Tierra al observar una longitud de onda de 1.3 mm. VLBI permite que el EHT logre una resolución angular de 20 microarcosegundos, suficiente para leer un periódico en Nueva York desde un café en la acera de París.

Los telescopios que contribuyeron a este resultado fueron ALMA, APEX, el telescopio IRAM de 30 metros, el telescopio James Clerk Maxwell, el Large Millimeter Telescope Alfonso Serrano, el Submillimeter Array, el Submillimeter Telescope, y el South Pole Telescope.

Los petabytes de datos sin procesar de los telescopios se combinaron mediante supercomputadoras altamente especializadas organizadas por el Instituto Max Planck de Radioastronomía y el Observatorio del Haystack del MIT.

Salud y Bienestar

La Unidad de Biología Molecular de La Fe realiza cada año 20.000 estudios moleculares personalizados de pacientes con cáncer

Publicado

en

La Unidad de Biología Molecular (UBM), perteneciente al Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Universitari y Politècnic La Fe de València, es un laboratorio pionero en el diagnóstico molecular del cáncer que presta servicio tanto a este hospital como a diferentes centros del territorio nacional, y que cuenta con una trayectoria de más de 25 años en el diagnóstico molecular del cáncer.

En este sentido, la doctora Begoña Laiz, directora del Área de Diagnóstico Biomédico y jefa de Servicio de Análisis Clínicos de La Fe, ha destacado que “la actividad asistencial desarrollada por esta unidad ha experimentado un llamativo incremento en los últimos años, realizándose más de 20.000 determinaciones durante el año 2020 y manifestando, con ello, un claro liderazgo entre las instituciones públicas de servicios sanitarios”.

En general, los estudios moleculares que se llevan a cabo por esta unidad permiten establecer estrategias personalizadas en cada paciente mejorando el diagnóstico, estableciendo el riesgo individual o pronóstico, prediciendo la respuesta al tratamiento y/o monitorizando la respuesta al mismo.

La Unidad de Biología Molecular de la Fe renueva su acreditación ISO

Recientemente, esta unidad ha renovado su acreditación UNE-EN ISO 15.189 obtenida en 2018 que otorga la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para estudios moleculares orientados a ofrecer una medicina personalizada en pacientes oncológicos. La implantación de esta norma en el 2018 posicionó a esta unidad como el laboratorio clínico con el alcance más amplio y mayor volumen de actividad a nivel nacional para la realización de estudios moleculares en cáncer empleando tecnologías punteras.

Con la reacreditación de 2020, además, amplía por segunda vez el alcance de su expediente, incorporando nuevos marcadores moleculares (como genes de moderada penetrancia en pacientes con síndrome de cáncer de mama u ovario hereditarios), nuevas metodologías (como la PCR digital) o procedimientos moleculares más rápidos y robustos. Esta segunda ampliación es fruto de la constante actualización científica y tecnológica, y contribuye a la mejora en la asistencia clínica.

La doctora Marta Llop, responsable de Calidad de esta unidad, indica que “tras la auditoría realizada, la ENAC ha concluido que esta Unidad dispone de un sistema de gestión de la calidad eficaz, que el laboratorio es técnicamente competente y que los nuevos métodos implementados cumplen con la norma, afianzando, de este modo, su compromiso con la calidad y la competencia técnica e la actividad asistencial”.

Su labor asistencial se centra, principalmente, en tres líneas de trabajo, (Predisposición hereditaria al cáncer de mama y ovario, Oncohematología y Dianas terapéuticas en el tumor sólido) ofertando una cartera de servicios con más de 50 marcadores moleculares que ayudan en el manejo clínico del paciente.

Las doctoras Inmaculada de Juan, Eva Barragán y Sarai Palanca, facultativas responsables de las tres líneas de trabajo, han asegurado que “la unidad está firmemente comprometida con las necesidades requeridas por la medicina de precisión, velando por la excelencia, efectividad y calidad en la asistencia sanitaria”.

Continuar leyendo

Salud y Bienestar

Las borrascas podrían favorecer una primavera más explosiva para las alergias

Publicado

en

EFE/Quique García/Archivo

València, 4 mar (EFE/Concha Tejerina).- Las borrascas de las últimas semanas, con lluvia y nieve, podrían favorecer una primavera «un poco más explosiva» para las alergias, aunque todavía es pronto para la aparición de las gramíneas, que florecen a partir de este mes de marzo y son uno de los pólenes más frecuentes,

Así lo asegura en una entrevista con EFE Juan José Liñana Santafé, presidente de la Asociación Valenciana de Alergología e Inmunología Clínica, quien destaca que el uso de mascarilla, que frena una exposición tan directa al polen, ha permitido a los alérgicos notar menos síntomas durante la pandemia.

POLEN DE CIPRÉS

En estos momentos es el polen del ciprés o de plantas como la arizónica, que suelen llegar en enero y febrero, el que supone la principal causa de las alergias, según Liñana.

Según explica, la alergia al polen de cipreses y arizónicas, que antes «apenas se veía» en consulta, es ahora la cuarta en comunidades como la Valenciana, tras la alergia al polen de las gramíneas, del olivo y de la parietaria.

ALERGÍA A LAS GRAMÍNEAS

Es a partir de este mes de marzo cuando prolifera el polen de las gramíneas y la parietaria, una mala hierba típica de la zona del Mediterráneo, donde, como en otros puntos de España, en las últimas semanas se han registrado varias borrascas, algunas acompañadas de nieve y precipitaciones.

«Es cierto que este año ha llovido mucho y ha nevado, y la nieve se convierte en agua, y eso puede favorecer luego una primavera un poco más explosiva, siempre y cuando antes de que vayan a aflorar no haya una helada o algún otro problema meteorológico importante», advierte el alergólogo.

No obstante, matiza que aún es «un poco pronto para tener claros los datos de cómo será la primavera» en lo que se refiere a las alergias.

¿TOS POR ALERGÍA O POR COVID?

Aunque la tos es un síntoma tanto de alergia como de covid-19, el especialista en Alergología del Hospital de La Ribera, en Alzira, explica que la alergia al polen no genera síntomas relacionados directamente con coronavirus como fiebre, malestar general, diarrea y dolores musculares, además de la pérdida de los sentidos del olfato y del gusto.

«Tener esos síntomas te está indicando que hay un proceso infeccioso», señala Liñana, que añade que una alergia «da picor de nariz, de ojos, de garganta y de bronquios que se traduce en la tos, pero normalmente no se tiene fiebre».

Según indica, «si solo te limitas al síntoma de la tos es difícil de diferenciar, pero si hay malestar o fiebre, parece algo más infeccioso que alérgico».

Reconoce que «también es cierto que algunos pacientes que están afectados de covid-19 no tienen fiebre y están prácticamente asintomáticos, con lo cual te surge la duda».

En este sentido, explica que algún paciente alérgico le ha consultado porque llevaba algunos días sin olfato como único síntoma. «Si tienes mucha mucosidad nasal por la alergia puedes perder un poco de olfato, pero conviene hacer la prueba diagnóstica de la covid», matiza.

Según explica, «la tos como síntoma aislado de la covid-19 es muy raro, sería en un concepto más de infección, con otros síntomas como fiebre y malestar general».

También subraya que muchos de los pacientes alérgicos al polen a los que está revisando le explican que la pasada primavera la pasaron mejor que otros años «por llevar mascarilla, ya que no respiran el polen directamente».

RETRASOS EN ASISTENCIA

La falta de asistencia durante la pandemia, por el cierre de los centros de atención primaria o el miedo de los pacientes a acudir a una consulta, «ha retrasado bastante» su atención y puede haber agravado el estado de salud de algunos de ellos, indica.

Según Liñana, en Atención Primaria no se ha recibido a los pacientes, se les ha atendido por teléfono y muchas veces, reconoce, «no se pueden interpretar bien los síntomas que tiene».

En especializada, explica que en el Hospital de Alzira cuando comenzó la pandemia las agendas de pacientes se redujeron a la mitad «para no amontonar a los pacientes en las salas de espera y evitar así posibles contagios».

«El trabajo a nivel administrativo de recetas se puede hacer telemáticamente, pero no las pruebas de alergia, en las que hace falta que esté presente el paciente», señala.

No obstante, explica que han intentado que no se demorara la patología más grave, como pacientes con asma grave o inmunodeficiencias que requieren tratamiento, aunque sí se ha retrasado la atención en patologías como rinitis o urticaria.

VACUNAS FRENTE AL CORONAVIRUS EN ALÉRGICOS

«Todo el mundo se debería vacunar contra la covid-19, porque es la única forma de parar esta enfermedad», subraya el alergólogo, quien admite que en este sentido la gente «está confusa».

Según explica, las personas con una alergia respiratoria al polen, al polvo o a algún animal o alergias alimentarias «a nivel de vacunación son iguales que los que no son alérgicos, en principio no tienen ningún problema ni contraindicación».

En el caso de pacientes que se vacunan de forma mensual para tratar su alergia, la única precaución que deben tomar es ponerse la vacuna contra la covid-19 cuando le toque con una semana de separación.

Los únicos casos más problemáticos son los de pacientes con alergias a medicamentos. «Las pocas reacciones más severas» que ha habido con las vacunas ha sido en estas personas, «pero son muy esporádicas y controladas», afirma.

En este sentido, señala que antes de administrar la vacuna contra el coronavirus se debería preguntar al paciente si tiene alergia a algún medicamento o hacerle un estudio previo.

Según explica, como en cualquier vacuna, lo mejor es que la persona se espere 25 a 30 minutos en el centro sanitario por si tiene algún problema, y en el caso de personas con alergias a medicamentos, que esa espera se prolongue hasta los 60 minutos.

Continuar leyendo

PORTADA OFFICIALPRESS

Anticuerpos de variante sudafricana de coronavirus ofrecen protección cruzada

Publicado

en

Anticuerpos de variante sudafricana de coronavirus ofrecen protección cruzada

Estudios realizados por científicos de Sudáfrica apuntan a que los anticuerpos que se generan para combatir la variante del coronavirus descubierta en este país africano (501Y.V2) protegen también contra las variantes previas y, probablemente, contra las que están surgiendo en otros lugares.

El descubrimiento, basado en análisis de plasma, supone una noticia especialmente positiva por permitir pensar, según afirmaron hoy los expertos sudafricanos, que una vacuna creada específicamente contra la variante 501Y.V2 podría ser suficiente para tener protección cruzada frente a la covid-19.

«El plasma recogido de personas infectadas con 501Y.V2 tiene buena actividad neutralizante (contra la propia variante) y también contra los virus de la primera ola y potencialmente contra otras variantes de preocupación», anunció este jueves el profesor Tulio de Oliveira, durante un seminario virtual organizado por el Gobierno de Sudáfrica.

Los anticuerpos generados naturalmente por el cuerpo humano al hacer frente a la variante dominante en Sudáfrica han dado buenos resultados, hasta la fecha, contra la mutación hallada en Brasil y contra los tipos de coronavirus que circulaban a comienzos de la pandemia.

«Diseñar una vacuna con esta variante podría dar protección cruzada contra otras variantes, puede dejar al virus sin capacidad de maniobra. Para nosotros esto es increíble», celebró en el mismo encuentro virtual Alex Sigal, del African Health Research Institute (Instituto de Investigación de Salud Africano).

Los especialistas sudafricanos enfatizaron también que la mayoría de las grandes compañías farmacéuticas que lideran la vacunación, como Moderna, Pfizer, AstraZeneca y Johnson & Johnson, trabajan ya en soluciones específicas para la variante descubierta en Sudáfrica.

En concreto, las que podrían estar listas más pronto son las vacunas basadas en ARN mensajero (Moderna y Pfizer).
Hasta la fecha, la variante 501Y.V2 ha sido detectada en 48 países de todo el mundo.

Fue identificada por primera vez en diciembre pasado por los científicos de Sudáfrica y, aunque no reviste más gravedad que los SARS-CoV-2 iniciales, es un 50 % más contagiosa.

Sin embargo, el gran problema de la 501Y.V2 es que se ha mostrado más resistente a las vacunas diseñadas hasta ahora.

Ese factor obligó a Sudáfrica a modificar sus planes de vacunación en febrero y a descartar, por ejemplo, el uso de la vacuna de AstraZeneca, después de que estudios preliminares mostrasen una eficacia muy limitada contra la nueva variante (solo previene el 22 % de los casos suaves y moderados y se desconoce su eficacia frente a cuadros severos).

Este país del África austral se mantiene, con mucha diferencia, como el más afectado de todo el continente, con 1.514.815 casos acumulados y 50.271 muertes.

Tras la fuerte segunda ola registrada en Navidad, Sudáfrica ha logrado controlar de nuevo los contagios, pero la nueva variante provoca casi el total de las infecciones.

La preocupación por la resistencia frente a las vacunas y la mayor capacidad de contagio de la 501Y.V2 han llevado a numerosos países a imponer restricciones de viaje a Sudáfrica, en un intento de frenar su expansión por otras zonas del mundo.

Continuar leyendo

Trending