Síguenos

Cultura

El cura valenciano que inventó la música electrónica

Publicado

en

Durante la década de los 80 y primera mitad de los 90 del siglo pasado ‘La Ruta Destroy’ o popularmente conocida como ‘Ruta del Bakalao’ era el principal referente de nuestro país en ocio nocturno.

Pero lo que muchos no saben es que esa música electrónica ya había nacido años antes en València, concretamente en la década de los años 30. Y su inventor no fue como se podría pensar un músico, sino un cura.

Juan García Castillejo había nacido en Cuenca pero de pequeño se trasladó junto con su familia a València donde vivió y trabajó como cura en Segorbe. Fallecido a mediados de los 80 en la capital del Turia su vida podía haber sido como la del resto de los mortales. De hecho murió sin saber el alcance real de lo que había logrado. Sin ser consciente del impacto que tendría en generaciones venideras.

De su creatividad e inventiva salió nada más y nada menos que la música electrónica, antepasada lejana de lo que hoy llamamos techno, drum and bass o hardcore. Corría el año 1933 fecha en la cual Castillejo daba a conocer su increíble invención, una máquina a la que llamó él mismo «aparato electrocompositor» mediante la cual podía crear secuencias musicales de forma automática uniendo teclados como los de los teletipos a un sistema electrónico con válvulas osciladores condensadores y demás componentes electrónicos.

Pero no queda ahí la cosa, ya que su artilugio también ofrecía la posibilidad de acceder por telegrafía a los archivos sonoros. Las composiciones se podían guardar a través de un sistema de salida con tarjetas perforadas y así escucharlo más tarde. Por increíble que parezca Castillejo se había adelantado a Daniel Ek y su Spotify fundado en 2006.

El único inconvenientes del invento era que, a pesar de funcionar perfectamente, la máquina era aparatosa, cara y demasiado grande. Adelantado a su tiempo, su invento no triunfó en una España que por aquel entonces daba la espalda a los avances y al progreso.

Decepcionado por la mala acogida de su máquina, Juan García Castillejo se dio por vencido, dejando su faceta como inventor para dedicar el resto de sus días a la vida normal de un sacerdote de aquellos tiempos.

Él no lo sabía, pero se había convertido en un pionero de los ritmos de finales del siglo XX y principios del XXI. Siempre nos quedará la duda de saber qué hubiera logrado en el caso de haber seguido con sus inventos. Nunca lo sabremos y lo único cierto es que tras su muerte su sobrino se los entregó a un chatarrero.

El único recuerdo de su talento nos ha llegado a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas y la obra que publicó en 1944 con sus inventos retrofuturistas que mezclaban telegrafía y música electrónica.

Lamentablemente murió sumido en la miseria, en el anonimato, sin el reconocimiento a su trabajo.  Desde 2008, en València se entrega el Premio Cura Castillejo, un galardón que reconoce la labor de las figuras más relevantes en el ámbito del arte sonoro y las músicas experimentales dentro de nuestro país.

Seguro que ninguno de los que bailaron durante aquellas décadas de la ruta del desfase podían imaginar que un sacerdote había creado, muchos años antes, ese ritmo que dominó el mundo desde el levante español.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Una tormenta obliga a cancelar la segunda jornada de conciertos del Rototom

Publicado

en

tormenta rototom
Imagen de uno de los primeros conciertos de la edición de este año del festival reggae Rototom en Benicàssim. EFE/Doménech Castelló

Benicàssim (Castellón), 18 ago (EFE).- Una tormenta con fuertes rachas de viento ha obligado a la organización del festival reggae más importante de Europa, el Rototom Sunsplash de Benicàssim (Castellón), a cancelar la segunda jornada de conciertos y a ordenar la evacuación del recinto de conciertos por seguridad.

La cancelación se ha notificado por megafonía del recinto de conciertos -el mismo que acoge otros festivales como el FIB y el SanSan, junto a la N-340- pasada la medianoche, según testigos presenciales y que puede verse en vídeos subidos a redes sociales por parte de algunos de los miles de asistentes a este certamen.

Tormenta en el Rototom

Al parecer, desde la organización se ha conminado al público a dirigirse hacia la zona de camping y a evacuar el recinto de conciertos. En la jornada de este martes actuaba, entre otros artistas y grupos, Julian Marley, de la saga de los Marley.

El festival Rototom Sunsplash comenzó su programa de conciertos y actos paralelos -especialmente el Foro Social- el pasado martes y su finalización está prevista para el próximo lunes.

El incendio de Bejís

En la provincia de Castellón se registra desde la tarde del miércoles una sucesión de chubascos tormentosos, acompañados en ocasiones de aparato eléctrico y fuertes rachas de viento, que también se han dejado sentir en la zona de Bejís, asolada desde el lunes por un incendio forestal que ha arrasado más de 10.000 hectáreas y que aún no ha podido ser controlado.

Se da la circunstancia de que este es, al menos, el tercer festival que ha registrado problemas relacionados con la meteorología en la Comunitat Valenciana desde el pasado fin de semana, después de que el Medusa de Cullera (Valencia) tuviera que cancelarse al derrumbarse varias estructuras del recinto -que causaron una muerte y docenas de heridos- y el Rabolagartija de Villena (Alicante) desalojara de urgencia a sus 5.000 asistentes por el fuerte viento.

Continuar leyendo

Trending