Síguenos

Deportes

El Levante UD sigue como un tiro (Levante 2 – 0 Leganés)

Publicado

en

Tocó con suavidad y con mucha intención Roger para alojar el balón justo al lado contrario por el que aparecía la figura hercúlea del Pichu Cuéllar y se agujereó con virulencia el cielo de Orriols para desplomarse sobre la cabeza de los seguidores de la escuadra azulgrana. No es una recurrente metáfora. Fue lo que aconteció nada más estrenar el luminoso el goleador azulgrana. De repente todo se transformó. Sucede en la vida y también en la disciplina del balompié. En ocasiones, hay situaciones que establecen una especie de frontera entre el pasado y el presente, aunque sea corto plazo, para aventurar un futuro totalmente alejado del que parecía preludiarse. El Pistolero desenfundó ante la mirada perdida del arquero del Leganés. Roger orientó su pierna para confundir al cancerbero. El partido estaba en maitines. El gol granota fue el gozne sobre el que giró el desarrollo de un choque marcado por la contundencia de las precipitaciones caídas. El diluvio universal al que alude la Biblia debió asemejarse a la tempestad que amenazó la confrontación que cruzó al Levante y al Leganés en territorio levantinista. La lluvia, persistente y desquiciante, despobló el coqueto escenario del Ciutat mucho antes de que Rochina aprisionara la cuarta victoria consecutiva deslizándose sobre la moqueta verde y sobre la salida angustiada de Cuéllar. Fue en el último suspiro con el Leganés cercando la portería que resguarda Oier. El grupo de Paco López se sube a lomos de la tabla en el ámbito de la Primera División en un mes de octubre excelso desde un prisma numérico.

La génesis y el gol firmado por Roger evidenció varias certezas. La diana nació de la presión ejercida en la medular. La escuadra de Paco López muerde en la zona intermedia del campo. En ese espacio en el que se cuecen los partidos es capaz de intimidar y maniatar a sus contrarios con una presión gremial. El hecho habla bien desde un prisma colectivo. El esférico pareció anudarse a las botas de Campaña. El mediocentro se lanzó al abordaje de los dominios defendidos por Cuéllar. Fue un tránsito lumínico y firme y decidido en busca de agujeros por los que infiltrarse. El ascendente de José Campaña en el ecosistema blaugrana es determinante. Es un foco que irradia fútbol de manera continuada. En su carrera con el cuero imantando a sus pies fue dejando adversarios por detrás. Ya en el interior del área alzó la vista para observar la llegada de Roger. Campaña posee una visión panorámica que le permite ver todo aquello que acontece sobre el rectángulo de juego inclusive antes de que ocurra. Es una virtud que le hace distinto.

Roger hizo el resto para sumar su sexto gol en su zurrón particular. El Pistolero está asociado a la celebración del gol en el arranque de la competición liguera. Posiblemente esté encontrando en la epifanía del curso la paz interior necesaria para expresarse con convicción. Roger se siente protegido por los Dioses del fútbol. No le tembló el pulso. Ni se le nubló el pensamiento cuando decidió buscar un balón con marchamo de gol. El atacante giró la pierna en el último instante para distraer a Cuéllar. La diana sancionaba la destreza mostrada por el colectivo de Paco López. El bloque parecía más seguro y más perspicaz que su adversario en el nacimiento del partido. El Levante se movía con soltura para acorralar al Leganés sobre su terreno de juego. Morales advertía de sus intenciones. Y Rochina cazó al vuelo un balón que bajaba del cielo en la frontal del área, aunque su disparo no llegó a envenenarse. Campaña imponía su jerarquía en la zona de medios. No obstante, todo viró cuando se desató la tormenta para asolar el Ciutat. Lo hizo con una furia incontenida. Había rayos y truenos que iluminaban la noche de Orriols.

El Leganés pareció aclimatarse mejor a los imperativos de la climatología. El bloque de Pellegrino dio un paso al frente para alistarse a la batalla. El Levante entendió que, en ocasiones, hay que ponerse el disfraz de guerrero para mantener un marcador tan ajustado. Los puntos en el universo de la máxima categoría adquieren una importancia suprema. Y hay que protegerlos con la vida. El duelo entró en una nueva dinámica que se caracterizó por la peligrosidad. El Leganés envidó por el riesgo. El Levante alzó una tupida barricada para mantener indemne a Oier. El arranque de la reanudación y el paso de los minutos ratificó estos postulados defendidos por cada uno de los contendientes. Dos ideas antagónicas trataban de imponerse ante una avalancha de agua. Pudo acabar el Levante con el duelo en una acción sobre Rochina en el interior del área pepinera. El penalti pareció muy claro. El espíritu de rebelión del Leganés se manifestó con dos largueros redentores para el Levante. El miedo era tangible. El bloque madrileño redoblaba esfuerzos. El técnico argentino sacó el séptimo de caballería. El partido se consumía. Entonces surgió Rochina para con un toque evanescente abrazar la cuarta victoria consecutiva.

Ficha técnica:

Levante UD: Oier; Cabaco (Chema, m. 29), Rober, Postigo, Toño; Campaña, Rochina; Jason (Pedro López, m. 87), Bardhi, Morales; y Roger (Boateng, m. 63).
CD Leganés: Cuéllar; Juanfran (Rolan, m. 68), Rodrigo Tarín (El Zhar, m. 75), Omeruo, Siovas, Silva; Rubén Pérez, Recio; Sabin Merino (En-Nesyri, m. 61), Óscar y Carrillo.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a los locales Campaña y Róber Pier y a los visitantes Siovas Y Omeruo

Goles: 1-0, min 14, Roger. 2-0, min 90, Rochina.

Fuente: Levante UD

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

ÚLTIMA HORA VALENCIA CF| ¿A Segunda como en 1986?

Publicado

en

ÚLTIMA HORA VALENCIA CF| ¿A Segunda como en 1986?
Valencia CF en 1986

Sigue a diario la última hora del Valencia CF desde Official Press Deportes:

Última hora del Valencia CF

El Valencia CF sigue en caída libre y se asoma al precipicio. Son muchos los que ven similitudes con el descenso en el 86. Sólo la infinidad de rivales en la cuerda floja impide que esté entre los tres últimos.

El Valencia sin margen: pierde siete puntos y siete equipos de colchón

OFFICIAL PRESS/EFE. El Valencia, tras su derrota de este domingo en el campo del Girona ha visto reducido al mínimo su colchón respecto al descenso en poco más de un mes, en el que ha visto cómo le adelantaban siete equipos y su distancia respecto al antepenúltimo pasaba de ocho puntos a tan solo uno.

El equipo que dirigía Gennaro Gattuso llegó al parón por el Mundial de Qatar en décima posición. Tenía 19 puntos, ocho más que el Sevilla que entonces ocupaba la décimo octava posición, la tercera por la cola. De hecho, estaba a sólo cuatro puntos de los puestos europeos.

Pero en los seis encuentros que ha disputado desde que regresó la Liga, cuatro aún con el técnico italiano y dos ya con Voro González, no ha ganado ninguno y sólo ha podido sumar un empate, en Mestalla ante el Almería.

Ese balance de un punto de dieciocho posibles le ha hecho caer a la décimo séptima plaza. Es decir, que en estas cinco semanas de competición, siete equipos le han superado en la clasificación.

Además, con sus veinte puntos, sólo tiene uno más que el Cádiz que es ahora antepenúltimo con 19 puntos. Tanto el equipo gaditano como el Getafe, que es décimo noveno, le superarán en la clasificación si ganan en la próxima jornada y el Valencia no derrota al Athletic.

Eso sí, el equipo valenciano tiene a tiro de tres puntos tanto al Almería, como al Espanyol y al Sevilla, a los que podría volver a adelantar en caso de sumar tres puntos en Mestalla el próximo sábado.

El Valencia encadena tres derrotas y sin marcar gol dos años y medio después

El Valencia, que perdió ante el Girona por 1-0 en Montilivi en Liga, encadena de esta manera tres derrotas consecutivas y sin marcar un solo gol, una circunstancia que no se producía desde hace dos años y medio.

El conjunto dirigido por Salvador González ‘Voro’ cayó frente el equipo gerundense, en el primer partido de la segunda vuelta, que marcó el único tanto del encuentro en el minuto 63 por mediación de Borja García.

A la derrota ante el Girona hay que sumar las sufridas frente al Real Madrid (2-0) y el Valladolid (1-0) por lo que el último partido en el que puntuó y marcó fue contra el Almería (2-2) en Mestalla.

Para encontrar una racha similar hay que remontarse al mes de julio de 2020, la campaña interrumpida por el covid-19, cuando también perdió en tres encuentros seguidos sin ver puerta.

Entonces, el equipo estaba dirigido, como ocurre ahora, por Voro, que había relevado en el cargo a Albert Celades.

En aquella ocasión, el Valencia cayó contra el Eibar (1-0) y el Villarreal (2-0) –a domicilio– y frente al Athletic (0-2) en Mestalla.

Precisamente será el Athletic el próximo rival del conjunto valenciano en Liga en Mestalla y ante el que tratará de acabar con un registro que le ha situado a un punto de los puestos de descenso.

 

Voro: «Quedan 18 partidos y no nos podemos rendir»

El entrenador del Valencia, Salvador González ‘Voro’, aseguró este domingo, tras la derrota ante el Girona (1-0), que la situación de su equipo es «cada vez más difícil», pero remarcó que «quedan 18 partidos» y no se pueden rendir.

El técnico admitió que, pese a que «queda mucho tiempo», el equipo necesita «resultados» y «reaccionar ya». «La realidad es que hay que cambiar y empezar a ganar», señaló en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Girona.

Además, Voro reconoció que el «bloqueo mental» del equipo viene de la necesidad de ganar, de «la responsabilidad» y «la preocupación», pero subrayó que en el vestuario «no hay brazos caídos ni mal ambiente».

Añadió el entrenador valenciano que la plantilla es consciente de su realidad: «Solo hay que mirar la clasificación y ver que el equipo lleva un punto de 18».

El entrenador del Valencia apuntó que el Valencia debe asimilar el proceso de pasar de «mirar a Europa» a estar en la realidad actual y remarcó que se ve con fuerzas de trabajar para revertir la situación y aportar su «experiencia». Dijo que el Valencia debe «crecer desde una consistencia defensiva».

Voro también destacó que, en la pelea por la permanencia, «el presupuesto, la antigüedad o el estadio no valen para nada» y lo único válido es «lo que se hace en el campo».

Sobre la afición, argumentó que «los futbolistas necesitan su apoyo», pero matizó que el equipo no está «en condiciones de pedir nada» porque «la afición es totalmente soberana».

El Valencia, único equipo que no ha ganado en Liga tras el Mundial

El Valencia, que acumula cinco derrotas y un empate en Primera desde que acabó el Mundial, es el único equipo de la Liga que aún no conoce la victoria desde el parón, y no gana desde que venciera en Mestalla por tres a cero ante el Betis el pasado 10 de noviembre.

El conjunto entrenado por Voro, que ha sucedido al italiano Gennaro Gattuso, es el único junto al Getafe -cuya última victoria data del 30 de diciembre- que no ha ganado en Primera División este 2023 y encadena tres derrotas consecutivas que le han dejado a un punto de los puestos de descenso.

Desde que volviera a la competición el 31 de diciembre, el club de Mestalla ha perdido ante Villarreal, Cádiz, Valladolid, Real Madrid y Girona, además de haber empatado un encuentro ante el Almería como local.

Esta mala racha de resultados, que se ha agravado aún más con la eliminación copera tras caer ante el Athletic, ha provocado la marcha del italiano Gattuso y ha llevado a la afición a convocar una manifestación el próximo sábado día 11 para pedir la marcha de Meriton Holdings.

El equipo, que no se ha reforzado durante el periodo de fichajes invernal, ha perdido diez de los veinte encuentros ligueros que ha disputado esta campaña.

Asimismo, tras la derrota en Girona por uno a cero, el Valencia ha recibido goles en sus 10 partidos como visitante en esta Liga.

Continuar leyendo