Síguenos

Cultura

Este es el último secreto que ha desvelado el Museo de la Seda de València

Publicado

en

València, 28 oct (EFE).- El Museo de la Seda de València acoge desde este jueves y hasta el próximo 28 de febrero la muestra ‘Kimono. De la tradición a la moda’, que recoge los secretos y las particularidades de esta prenda y permite conocer la historia y la cultura japonesa a través de ella.

La exposición muestra 31 conjuntos completos, distribuidos en tres áreas temáticas y las cuatro estaciones, y permite conocer cómo se viste un kimono, cuántas prendas lo componen o cuáles son los accesorios que deben llevar, según han informado fuentes de la organización.

El kimono, utilizado desde principios del siglo XX hasta la actualidad, ha pasado de ser una prenda de uso diario a usarse en ocasiones especiales, como la mayoría de edad y graduaciones, o en ceremonias y situaciones formales como bodas, funerales y ceremonia del té.

Japón tiene una gran riqueza textil y, aunque hoy en día se pueden encontrar kimonos de fibras sintéticas y artificiales, el material más utilizado y valorado sigue siendo la seda, que se trabaja para obtener diferentes tejidos.

El presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Genovés, ha explicado que tenían muchas ganas de acoger esta exposición, que se iba a inaugurar en marzo de 2020 pero debido a la pandemia no ha sido posible llevarla a cabo hasta ahora.

«Es la primera exposición que hacemos en esta llamada ‘nueva normalidad’ y, además, ha supuesto todo un reto para el museo, ya que se trata de una exposición muy diferente a todas las que hemos hecho hasta la fecha», ha asegurado.

El Museo de la Seda de Valencia reúne en una exposición la historia y la cultura japonesa a través del kimono, su prenda más tradicional y característica. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

La exposición está dividida en cuatro partes, de forma que en la Capilla de San Jerónimo están expuestos los kimonos ceremoniales y formales, donde destaca un espectacular vestido de novia, y en la Sala de la Pometa hay kimonos de diario y para ocasiones especiales, así como documentación gráfica para entender la cultura, usos y costumbres de esta prenda.

La Sala de la Fama está dedicada a la estacionalidad del kimono, con conjuntos de primavera, verano, otoño e invierno, y en la Sala de las Artes Menores están expuestos todos los complementos necesarios para vestir el kimono, desde sandalias a peinetas y muchos más accesorios.

Durante los próximos cuatro meses habrá actividades paralelas relacionadas con la exposición, como un ciclo de cuatro conferencias relacionadas con la historia y la cultura japonesas, y una visita nocturna guiada una vez al mes, ‘Sabor a seda’, en la que se podrá degustar una cena gracias a los mejores restaurantes de comida japonesa en Valencia.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Los secretos de la Casa Judía de València

Publicado

en

Los secretos de la Casa Judía de València
Foto: Hugo Román

Entre los años 20 y 30 del siglo pasado el art déco dominaba en todas las artes decorativas a nivel mundial. Había nacido en París y pronto Hollywood lo popularizó como símbolo de glamour. Y esos aires y aquella esencia de aquella Belle Époque o los llamados Años Locos quedaron inmortalizados en una de las edificaciones más asombrosas de València.

El art déco bebía de todas las culturas, reutilizando de manera libre los elementos arquitectónicos de otras épocas.

Plasmaban los asombrosos hallazgos de aquellos tiempos en Egipto como el  descubrimiento de la tumba de Tutankamón, así como de culturas mesopotámica, africana, azteca, maya, hindú que fueron dotándole de un exotismo y una belleza única.

Los secretos de la Casa Judía de València

Caminando por la calle Castellón, en el número 20 nos encontramos con toda una joya que aguarda la mirada de los curiosos que se detienen para admirar un amalgama de formas y colores único.

Entre Germanías y la Estación del Norte está la conocida como Casa Judía de València, que fue construida hacia 1930 por el arquitecto valenciano Juan Francisco Guardiola Martínez.

Nacido en Sueca en 1895 en el seno de una familia de clase media, se trasladó a Barcelona en 1917 para estudiar arquitectura donde fue premiado en  1922  por el proyecto de la estación de metro de la Plaza de Cataluña.

Según cuentan, los diversos viajes que realizó el arquitecto por Asia pudo influir en él a la hora de diseñar el estilo del edificio levantado en el ensanche de la capital valenciana a petición de Yosef Shalóm, cuyo apellido nos da la pista del sobrenombre de Casa Judía.

Casa Judía.- Años treinta.- Archivo Ana María Ferrín.

La fachada de la Casa Judía

Un detalle de sus orígenes nos recibe en el dintel de la puerta principal, en el frontón curvilíneo, donde se aprecia una estrella de seis puntas rematado por dos volutas y una hoja de acanto en el arco final.

Su fachada dividida en tres cuerpos, basamental, central y superior, nos transporta sin movernos de la calle a escenarios babilónicos y egipcios por su colorido y las formas de sus columnas, capiteles, remates con forma de pagoda y ventanas ojivales.

Si levantamos la vista podemos admirar el impresionante remate del edificio de inspiración oriental, árabe e hindú.

Foto: Hugo Román

Según cuentan ​en el edificio se reunía de manera discreta la reducida comunidad judía de la época que residía en València para realizar sus celebraciones religiosas.

¿Cómo es en la actualidad?

En la actualidad en el edificio de siete alturas viven familias particulares. Las viviendas tienen unos 100 m2 cada una, y originalmente contarían con tres habitaciones, un baño, una cocina y un comedor.

Tan solo su fachada, su zaguán y la decoración exterior e interior mantienen la esencia de aquellos años en los que el arte iba asociado a la construcción, en el que cada ladrillo tenía una misión estética. Años en los que los edificios eran monumentos esperando ser habitados.

Muchos comentan que su fachada parece salida del decorado de la película del Mago de Oz o tal vez de la mente de Tim Burton.

La Casa Judía no es un edificio protegido

Inspiradora y evocadora permanece allí pese a la bomba que cayó cerca durante la guerra y a pesar de que en alguna ocasión haya sufrido modificaciones debido a que, incomprensiblemente, no está protegida. De hecho los remates del edificio de estilo hindú que lo coronaban fueron retirados en el pasado y su plantas baja han alterado su estilo original.

Guardiola falleció en Alzira en 1962. Su trayectoria como arquitecto fue amplia con proyectos de viviendas residenciales, fábricas, almacenes, iglesias, teatros y cines, una estación y un banco.

Entre las más destacadas están el Ateneu del Socors en Sueca (1927) y la Casa Xina o Casa Ferran Guardiola en Barcelona (1929) que muestran su talento y originalidad.

Pero sin duda, la Casa Judía es su gran obra maestra, una obra que contempla el pasar de los años desde su espectacular fachada, una fachada que nos hace viajar a lugares remotos sin salir de la ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Continuar leyendo