Síguenos

Sucesos

El TSJCV confirma íntegramente los 22 años de prisión para la «viuda negra de Patraix»

Publicado

en

EFE/Manuel Bruque/Archivo

València, 26 may (EFE).- La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia valenciano ha confirmado íntegramente la condena de 22 años de prisión para María Jesús M.C, Maje o la viuda negra de Patraix, y de 17 años para Salvador R.L., su amante, por el asesinato de Antonio Navarro, el marido de ella, en un garaje de este barrio valenciano en agosto de 2017.

La resolución, notificada este miércoles a las partes y que puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, desestima los recursos de apelación interpuestos por ambos condenados contra la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia el 16 de noviembre del pasado año.

Respecto de la primera, la Sala de lo Civil y Penal no aprecia la vulneración de derechos fundamentales como la presunción de inocencia, alegada por el abogado defensor ante la influencia que, a su juicio, había tenido en el veredicto del jurado popular un posible “juicio paralelo” por la trascendencia informativa de la vista.

Los magistrados destacan en este sentido el “loable y constante esfuerzo” realizado por el magistrado que presidió el Tribunal del Jurado en la Audiencia para recalcar a los miembros del jurado “la absoluta necesidad de atenerse en su valoración probatoria de modo exclusivo en la prueba practicada en el plenario”.

Además, “la propia motivación del objeto del veredicto (por más que no sea compartido por la recurrente) es también expresivo de que no existió afectación alguna a los citados derechos fundamentales, ni las plurales referencias contenidas en los medios de comunicación afectaron a la valoración probatoria realizada por los jurados y la sentencia”, precisan.

La Sala concluye que el jurado popular “realizó una motivación más que suficiente” sobre la participación de María Jesús M.C. en la muerte dolosa de su marido.

El Tribunal tampoco estima los motivos del recurso de esta penada por infracción de ley en relación a la aplicación del delito de asesinato y la agravante de alevosía, así como por la pena finalmente impuesta, “que si bien no es la mínima tampoco es la máxima”, por lo que no puede ser calificada de “arbitraria”.

Los magistrados también han desestimado el recurso interpuesto por la representación procesal del otro condenado, Salvador R.L. La Sala rechaza que la sentencia de instancia incurra en infracción legal alguna por considerar como leve, y no como muy cualificada, la atenuante de colaboración con la Justicia y confesión tardía, o por no aplicar la atenuante de reparación del daño.

Así, el TSJCV considera ajustada a derecho la pena finalmente impuesta a este acusado y que el magistrado presidente del Tribunal del Jurado fundamentó en “la gravedad de los hechos” y en la forma en que éstos se cometieron.

Sucesos

Detenido en València por amenazar a los transeúntes con una pistola falsa

Publicado

en

EFE

València, 28 jul (EFE).- La Policía Nacional ha detenido en el distrito de Trànsits de Valencia a un hombre de 49 años por un delito de amenazas y otro de tenencia ilícita de armas y explosivos, después de que amenazara con una réplica de pistola a varias personas sentadas en la terraza de un bar.

Los hechos ocurrieron sobre las once de la noche, cuando la Sala del 091 alertó a una patrulla para que acudiese a un bar de la zona en cuyo interior, al parecer, se habían refugiado varias personas tras ser amenazadas por un hombre con una pistola.

Cuando llegaron al lugar el camarero les relató que había varias personas dentro tras haberse levantado de la terraza asustadas porque un hombre, que en ese momento estaba allí sentado, les había amenazado esgrimiendo una pistola.

Los agentes arrestaron al hombre y encontraron en la mochila que llevaba una pistola, que en principio parecía real, aunque posteriormente pudieron comprobar que se trataba de un arma simulada, además de un machete de grandes dimensiones, y una navaja multiuso, según una nota de la Policía.

Los policías averiguaron que momentos antes del incidente las víctimas estaban aparcando su vehículo, cuando escucharon dos detonaciones, y observaron al salir del coche a un hombre en la ventana de una vivienda empuñando un arma. Ese hombre les preguntó si todo iba bien. Ellos cerraron rápidamente el coche y se fueron del lugar.

Pero poco más tarde, cuando se encontraban sentados en la terraza de un bar cercano, este mismo individuo se sentó detrás de ellos, mirándoles fijamente, y colocando el arma encima de la mesa, al tiempo que les preguntaba en tono amenazante si eran los del vehículo.

Fue entonces cuando se levantaron y entraron en el establecimiento, aterrorizados, pidiendo a los camareros que llamaran a la policía. Finalmente los agentes detuvieron al hombre como presunto autor de un delito de amenazas y otro de tenencia ilícita de armas y explosivos.

Continuar leyendo