Síguenos

Salud y Bienestar

Investigadores valencianos trabajan en un sistema que provoca la muerte de las células cancerígenas

Publicado

en

VALÈNCIA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) – Investigadores valencianos han desarrollado, a escala de laboratorio, un nuevo sistema para provocar la muerte celular de células cancerígenas. Se trata de nanocápsulas cargadas con un péptido -pequeña cadena de aminoácidos- que se liberaría de forma controlada para generar así la apoptosis de las células afectadas.

El trabajo ha sido desarrollado por investigadores de la Universitat Politècnica de València, el Instituto de Biomedicina de Valencia-CSIC (IBV) y el CIBER de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER BBN) y su principal novedad es la encapsulación del péptido.

El director del Instituto Interuniversitario de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico de la UPV y director científico del CIBER-BBN, Ramón Martínez Máñez, ha explicado que hasta el momento han trabajado con modelos celulares y los resultados obtenidos son «prometedores».

Al respetco, ha explicado que el problema actual del uso de estas moléculas en terapias clínicas es su alto índice de degradación y baja biodisponibilidad. De hecho, un gran número de productos terapéuticos peptídicos no obtienen aprobación por agencias reguladoras debido a estas limitaciones.

Así, el investigador del IBV Jerónimo Bravo ha señalado que el plasma sanguíneo alberga más de 120 proteínas, entre las que se encuentran numerosas enzimas que degradan las moléculas. La encapsulación de péptidos en partículas de sílice mesoporoso podría ser de aplicación general para administrarlos de forma controlada y efectiva en la práctica clínica.

En este caso, cuando la nanopartícula entra en las células, la polilisina que recubre las nanopartículas se degrada y permite que se libere el péptido y ahí induce la muerte de la célula cancerosa, explica.

El uso de péptidos nanoencapsulados permitiría reducir también la toxicidad de la terapia, ya que son menos agresivos que los citotóxicos empleados actualmente para inducir la apoptosis de las células cancerígenas. «Además, la encapsulación permite utilizar menos medicamento y permitiría también reducir los efectos secundarios en los pacientes», apunta Jerónimo Bravo. Tras su validación a escala de laboratorio, el siguiente paso sería la evaluación con modelos animales.

El trabajo de los investigadores de la Universitat Politècnica de València, el Instituto de Biomedicina de Valencia-CSIC y el CIBER de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina ha sido publicado en el último número de Chemistry-A European Journal.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

ALERTA| Sanidad retira varios lotes del conocido Alprazolam

Publicado

en

alerta alprazolam
Alprazolam

La Agencia Española de Medicamentos (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha ordenado la retirada de varios lotes de comprimidos de Alprazolam, un medicamento ansiolítico utilizado para tratar los trastornos de ansiedad y pánico.

Este medicamento está disponible, siempre bajo prescripción médica, en distintas dosis.

Según la AEMPS, la retirada de varios lotes de comprimidos ‘Alprazolam Stada 1mg’, ‘Alprazolam Rathiopharm 1mg’ y

Alprazolam Kern Pharma 1mg se debe a «resultado fuera de especificaciones en contenido detectado a raíz de los estudios de estabilidad».

Alerta alprazolam

Esto ha llevado a la retirada del mercado de todas las unidades distribuidas de los lotes afectados y su devolución al laboratorio por los cauces habituales.

Se trata de los lotes de ‘Alprazolam Stada R023’, con fecha de caducidad el 31/05/2025; el ‘R032’ (31/10/2025); el ‘R027’ (31/10/2025); el ‘R034’ (31/10/2025); así como del ‘N014’ de Alprazolam Rathiopharm.

La AEMPS ha decretado también la retirada del lote ‘K3240’ de la solución inyectable en pluma recargada ‘Jext 150 microgramos’ tras detectar varias unidades con un defecto en el sistema de cierre de la cavidad donde se aloja la aguja.

Este medicamento se usa para relajar los músculos de las vías respiratorias y estrechar los vasos sanguíneos.

Se utiliza para tratar los trastornos de ansiedad y el trastorno de pánico (ataques repentinos e inesperados de miedo extremo y preocupación por estos ataques).
Pertenece a una clase de medicamentos llamados benzodiacepinas. Su acción consiste en reducir la excitación anormal en el cerebro.
Los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con Alprazolam son depresión, sedación, somnolencia, ataxia, cambios en la memoria, dificultad para articular las palabras, mareo, dolor de cabeza, estreñimiento, resequedad en la boca, fatiga e irritabilidad.

Continuar leyendo