Síguenos

Rosarosae

Isabel Pantoja se derrumba durante el juicio en el que se enfrenta a una petición de tres años de cárcel

Publicado

en

Isabel Pantoja se derrumba durante el juicio en el que se enfrenta a una petición de tres años de cárcel

Isabel Pantoja vuelve al banquillo. La tonadillera ha negado este martes entre lágrimas haber cometido algún delito y ha asegurado durante su declaración ante el juez que, cuando se enteró de que había una deuda relacionada con su casa de Marbella con la constructora Codabe, ella estaba en prisión y «no tenía la cabeza para nada».

Cuando ha empezado el juicio, Pantoja se ha hundido y ha roto a llorar, por lo que el juez le ha pedido que se calmara, que estuviera tranquila y le ha dado unos minutos antes de empezar la vista oral.

En su declaración ha explicado que le dio un poder a su hermano Agustín Pantoja y ha afirmado que todo lo que ha hecho él por ella está bien: «Moriría por mí, es la única persona que tengo a mi lado», ha señalado la artista entre lágrimas.

En lo referido al poder que le dio a su hermano Agustín ha explicado que fue porque si la casa salía a subasta no la perdía; perdía todos sus bienes, que son los que avalan dicha vivienda.

El juez le ha vuelto a pedir en varias ocasiones que se calmara indicando que no era necesario que entrara en temas personales, cuando ella ha relatado que en las visitas que tenía en prisión no se hablaba de temas económicos, «solo nos abrazábamos y nos preguntábamos si estábamos bien».

Tres años de cárcel

La tonadillera ha declarado que desconocía las deudas que tenía Panriver con otras empresas y las operaciones realizadas para saldarlas, asegurando que dio un poder a su hermano para vender la casa de Marbella (Málaga) «o pagar lo que se debiera», ya que tenía todos sus bienes como aval de dicho inmueble. «Solo quería salvar mi patrimonio, no me importaba la casa», ha asegurado.

Rosarosae

La extraña enfermedad que sufre Brad Pitt

Publicado

en

La extraña enfermedad que sufre Brad Pitt

Es uno de los rostros más populares de Hollywood. Brad Pitt ha sido noticia en los últimos días por diversos motivos.

Pitt anunciaba su retirada. “Considero que estoy en mi último tramo. Este semestre, o trimestre”, expresó Brad Pitt. El protagonista de “Sr. y Sra. Smith”, afirmó que deberá pensar muy bien cómo será esa nueva etapa de su vida y cómo la diseñará. Asimismo, dejó entre ver que se retira para dedicarse de lleno a la producción.

Pero además de su anuncio aprovechó para recordar estos días la extraña enfermedad que padece. No escapaz de reconocer un rostro.

Una situación complicada, tras la que se esconde un problema de salud que tiene un nombre, prosopagnosia, también conocido como ceguera facial.

Este trastorno neurológico que padece el actor, tal y como él mismo ya reconoció en el año 2013, y que le acarrea numerosas dificultades en su día a día,  le ha otorgado cierta fama de antisocial incluso, tal y como él mismo explicaba en una entrevista con Esquire.

“Hay muchas personas que me odian porque creen que les estoy faltando al respeto. Hubo un año en el que simplemente dije, este año voy a afrontarlo y preguntarle a la gente dónde nos conocimos, pero todo empeoró. Las personas todavía se ofendían más e interpretaban mi problema como un gesto de vanidad o egolatría. Pero es un misterio para mí, simplemente no puedo recordar un rostro”, comentaba el propio actor hace unos años.

“¡Nadie me cree!”, se lamentaba recientemente el propio actor en una entrevista con GQ en la que habla sobre su problema y reconoce que le gustaría conocer a alguien a quien le pase lo mismo.

¿Qué es esta enfermedad?

Se trata de un problema poco frecuente. Según explican los expertos consiste en una dificultad para reconocer las caras. Es un trastorno que puede ser de nacimiento o adquirido, que consiste en la dificultad del reconocimiento de las caras.

Es una enfermedad que está descrita desde hace muchísimos años en la historia. La prosopagnosia o ceguera para reconocer las caras es una manifestación infrecuente de una disfunción de la corteza cerebral.

Continuar leyendo