Síguenos

Fallas

Dónde ver los “miracles” de San Vicent Ferrer

Publicado

en

“milacres” de San Vicent
Foto: AVAN

Durante el segundo lunes de Pascua, la ciudad de Valencia celebra la festividad de San Vicent Ferrer, uno de los patronos de la ciudad. Quizá sea el valenciano más universal que ha dado la ciudad. Reconocido como la mayor fuente de milagros de la Iglesia. Pero sin duda, lo que más caracteriza las celebraciones son las representaciones de su vida y milagros en «els altars», conocidos como los ‘miracles’ de San Vicent Ferrer. Se trata de un residuo de la vida religiosa más ancestral y directa que se perpetua en la ciudad desde el año 1561.

Los “miracles” de San Vicent Ferrer

«Els Milacres», son dramatizaciones de los milagros atribuidos al santo patrón, que escenifican niños menores de 13 años, siempre en verso y en lengua valenciana. Son numerosos los altares que se levantan en los distintos barrios de la ciudad, presididos siempre por la imagen del santo.

Pese a que el programa de actos se alarga durante toda una semana, su cumbre tiene lugar el día de la efemérides, fecha que el Ayuntamiento no olvida y nos recuerda ya desde la víspera, con la ayuda del Gremi de Campaners de la Catedral, y su volteo de campanas a las 19:30 h.

Volteo de campanas y procesión

Pero será a lo largo del día de la fiesta, cuando los campaneros se afanen más con una serie de toques a lo largo del día.

Su punto álgido, se alcanzará con los volteos de campanas a la salida del Santo por la Puerta de los hierros durante la Solemne Procesión. Sin duda es ésta una festividad de peculiar carisma y atractivo que atrae a propios y visitantes, que compatibilizan el sol de nuestras playas, ya repletas a estas alturas de mes, con la cultura y raíces valencianas.

Son muchos los rincones de la ciudad donde su huella es latente:

  • La Catedral (donde impartió clases de teología)
  • San Esteban (donde fue bautizado)
  • El Pouet (donde nació)
  • El Convento de Predicadores (donde profesó y fue prior…)

Dónde ver los ‘miracles’

Sábado 6 de abril: 

11:00: Plaza de la Virgen. Representación del milagro que haya recibido el primer premio.

Domingo 7 de abril

19:30: Toque manual de campanas en la Catedral de València.

21:00: castillo de fuegos artificiales a la antigua usanza en la Plaza de la Reina.

Lunes 8 de abril

A lo largo del día habrá toque manual de campanas desde la Catedral (9:15, 12:00, 18:00 y de 19:00 a 21:00 h).
10:30: Solemne pontifical en la Catedral.
12:00: Procesión cívica de ofrenda de flores a San Vicente Ferrer, que parte desde el Ayuntamiento hasta la Casa Natalicia.
14:30: Mascletà a cargo de la pirotecnia Vulcano en la Plaza de Tetuán
Por la tarde, según el programa de cada asociación, representación de los milagros.
19:00: Procesión general desde la Catedral.

Los ‘Milacres’ de san Vicente Ferrer serán representados el domingo 7 y el lunes 8 de abril, en los tradicionales altares vicentinos levantados en la ciudad.

ALTARES DE SAN VICENTE FERRER

  • ALTAR DEL CARMEN / Plaza del Carmen (el domingo, a las 20 horas, el lunes de 17 a 20 horas, y otra a las 22.30 horas)
  • ALTAR DEL MAR / Plaza Tetuán (el domingo a las 13.30 y a las 17.30 horas, y el lunes a las 17 horas)
  • ALTAR DEL MERCAT / Plaza del Mercado (el domingo a las 21 horas y el lunes de 17 a 21 horas)
  • ALTAR DEL MOCADORET / Calle Tapinería
  • ALTAR DEL ÁNGEL CUSTODIO / Iglesia del Ángel Custodio
  • ALTAR DE LA CALLE DE LOS NIÑOS DE SAN VICENTE /San Vicente esquina con En Sanz
  • ALTAR DE LA PILA BAUTISMAL / Plaza de la Virgen (el domingo a las 17, 19 y 20 horas y el lunes a las 17 y 20 horas)
  • ALTAR DEL PILAR / Plaza del Pilar (el domingo a las 12.30, 17.30 y 21.30 horas, y el lunes a las 18 y 19.30 horas)
  • ALTAR DE LA PLAYA / Parroquia San Vicente Ferrer
  • ALTAR DE RUZAFA / Iglesia de San Valero (el domingo a las 20.15 horas y el lunes a las 18.30, 20.15 y 23 horas
  • ALTAR DEL TOSSAL / Plaza del Tossal (domingo de 17 a 20 horas y el lunes de 17 a 20.30 horas)

 

Los milagros de San Vicente Ferrer, conocidos popularmente por su nombre en lengua valenciana «milacres de Sant Vicent Ferrer», son representaciones teatrales infantiles, obritas dramáticas, que se escenifican en la calle sobre unos escenarios decorados con temática religiosa y conocidos como altares de San Vicente, que pasaron de lo meramente plástico a constituirse en escenarios genuinamente dramáticos.

La representación de los milagros o milacres de Sant Vicent Ferrer constituyen una joya del teatro español y, en virtud de su pervivencia multisecular y el número de las piezas escritas, son una de las manifestaciones más significativas del teatro valenciano.

La historia de los ‘milacres’

Datos abundantes llevan a creer que en 1817 se abre un periodo que va hasta 1850 y en el cual se puede registrar casi cada año la aparición de un milacre. Así, llegó un momento en el que la corriente teatral y la tradición ornamental de los altares callejeros fueron convergiendo hasta componer esa nueva realidad que ha llegado hasta nuestros días bajo el nombre de milagros o milacres dels altars de Sant Vicent.

Los famosos altares

Este nuevo fenómeno arrancó cuando, en lugares tradicionales de la ciudad, unas compañías de niños, dentro ya del más puro teatro hagiográfico y basadas en la figura de San Vicente Ferrer, efectúan representaciones sobre altars o cadafals (altares de florero) adornados con ricas telas en caprichosos pabellones presididos, generalmente, por una imagen del santo y montados al aire libre en una plaza o calle, o ante la fachada de una iglesia, con motivo de la festividad del taumaturgo valenciano.

Los autores de milagros en el siglo XIX pertenecen a la élite cultural de la época. Entre los autores de cierto renombre encontramos a Vicent Boix, Josep Bernat i Baldoví, Fèlix Pizcueta, Eduard Escalante o Constantí Llombart, entre los que se encuentran representantes de la Renaixença valenciana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el último tercio del siglo XIX muchos de los autores de los textos de milacres escritos en poesía valenciana fueron miembros de Lo Rat Penat. Así, numerosos e ilustres ratpenatistas forman parte de este elenco de autores de milagros representados desde entonces, y todavía hoy, en los altares vicentinos. Desde los años cincuenta del pasado siglo tiene lugar una interesante revitalización de la creación de milagros.

Su evolución

A partir de 1940 la evolución social valenciana conllevó una importante tendencia al uso del castellano, con la consiguiente y creciente dificultad para poder encontrar niños con un dominio del valenciano suficiente para hacerlos capaces de realizar con dignidad la representación de los milagros en lengua valenciana.

Lo Rat Penat era sensible a tal situación progresivamente castellanizante, por lo que, a fin de estimular la calidad lingüística y de expresión valenciana tanto en los llibrets como en los pequeños actores, instituyó un concurso de milagros, organizado en colaboración con el Patronato de la Juventud Obrera, quedando poco más tarde la institución ratpenatista como única entidad convocante y organizadora del concurso.

En 1943 se constituyó la Agrupación Vicentina, que pasaría más tarde a llamarse Junta Central Vicentina de las Asociaciones con el fin de agrupar los esfuerzos y conseguir que no solo las barriadas con sus altares, sino la ciudad entera, celebrasen dignamente cada año la fiesta de su preclaro hijo San Vicente Ferrer.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fallas

Estos son los presupuestos de las fallas municipales de 2025

Publicado

en

el tiempo en valencia

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes las bases del proceso de selección de proyectos para la realización y montaje de las fallas municipales grande e infantil del año 2025. A través del Servicio de Fiestas y Tradiciones, el Ayuntamiento de València convoca este proceso de selección de proyectos, que podrán presentarse bajo lema y tema libres.  

 Tal como se señala en la convocatoria, “se establecen mayores vías de participación de las personas artistas falleras, artistas con experiencia acreditada en la construcción de fallas o equipos artísticos multidisciplinares”, y se promueve “el más amplio conocimiento y difusión de las nuevas propuestas de las fallas que, por sus elementos y tratamiento de temas, tengan un carácter creativo, satírico y artístico”. 

 Los presupuestos

Los presupuestos establecidos en las bases prevén un precio máximo de 239.000 € (10% de IVA incluido) para la falla grande, y de 34.000 € (10% de IVA incluido) para la infantil.

Dichos presupuestos incluyen el transporte, el montaje, las grúas y maquinaria necesaria, y la decoración ornamental. En ambos casos, el coste de la realización y montaje de los monumentos se imputarán a la aplicación presupuestaria denominada “Otros Gastos Diversos” de los ejercicios presupuestarios de 2024 y 2025. 

 

 Condiciones de participación 

Podrán participar en cualquiera de los dos concursos artistas que hayan realizado fallas en ejercicios anteriores, así como equipos artísticos multidisciplinares en los que haya una persona artista fallera debidamente acreditada (con la cualificación profesional correspondiente). Las solicitudes se efectuarán mediante escrito del o la artista, con su debida identificación, indicando si el boceto es para falla grande o infantil de 2025. Los proyectos se presentarán en hojas de 70x 50 cm, a una cara, con el siguiente contenido: boceto general, dos perspectivas de escena de falla, planta de distribución, y una memoria y explicación (que deberá contener medidas en planta y alzado, número de ninots y de escenas, contenido y explicación). Todo ello, en soporte de papel, digitalizado y en formato pen drive. 

 

Toda la documentación se presentará en las dependencias del Servicio de Fiestas y Tradiciones.

El plazo de presentación será de diez días hábiles a partir de la publicación de las bases.  

 

 

Criterios de valoración 

  Para la selección de las propuestas que se reciban, se tendrá en cuenta la solvencia técnica y artística global del proyecto presentado, así como su originalidad. De manera específica se valorará el carácter satírico de la obra en su conjunto, la claridad conceptual y la singularidad de la idea planteada, la calidad compositiva y espacial, la facilidad de recorrido, accesibilidad y relación visual desde el exterior, y la adecuación de los materiales de construcción a la cremà más limpia y respetuosa posible con el medio ambiente (que minimice en la medida que sea posible la emisión de gases contaminantes derivados de materiales químicos de mala combustión).  Para ello, se valorará el uso de materiales naturales, tanto en la construcción de estructuras y soportes como en coberturas, preparaciones y acabados pictóricos. 

 

Cada uno de los dos comités de selección estará compuesto por nueve miembros, siete de ellos, a propuesta de los grupos políticos municipales según el criterio de proporcionalidad en el pleno del Ayuntamiento (tres vocales del grupo municipal Popular; dos del grupo municipal Compromís; uno del grupo municipal Socialista; y uno del grupo municipal Vox). Presidirá los comités el concejal de Fallas, Santiago Ballester, y como vicepresidenta actuará la concejala de Fiestas y Tradiciones, Mónica Gil, ambos con voz y voto.  Tal como ha explicado el concejal Ballester, “queremos hacer partícipes en la elección de las fallas al resto de grupos políticos de la corporación, o en las personas en quien ellos deleguen, cosa que nunca antes había sucedido”. 

 

 

 

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo