Síguenos

Deportes

Queralt afirma que hace falta “mucho menos de 200 millones” para democratizar el Valencia CF

Publicado

en

El catedrático de derecho Juan Martín Queralt, uno de los cabezas visibles de la plataforma ‘De Torino a Mestalla’ que aboga por un cambio en el reparto accionarial del Valencia, aseguró que harían falta “mucho menos de 200 millones de euros” para conseguir la “democratización” del club y aseguró que ya han tenido contactos con “inversores” interesados en apoyar la operación.

“Hay quien dice que nosotros sólo hablamos y que no es un problema de hablar, sino de poner 200 millones, Es un visión equivocada, esto requiere dinero pero mucho menos de 200 millones”, señaló Queralt, que apuntó que lo primero es “la asunción del pasivo, que las deudas se paguen, porque hay que pagarlas siempre”.

Además, apuntó que ese discurso exclusivamente económico es un error porque “el Valencia es una sociedad anónima deportiva por imperativo legal pero es mucho más que eso, es una emoción, unas vivencias que se han transmitido de padres a hijos”.

“Tenemos que hablar con Bankia fundamentalmente. Es un problema difícil de resolver y requiere tiempo y dinero”, apuntó Queralt que dijo que la entidad financiera “debe sintonizar plenamente con este movimiento, encarnarse en la realidad del valencianismo” y que de cristalizar “muchos miles de valencianos pueden convertirse en clientes de Bankia”.

“De las reuniones con inversores no podemos decir nada, no hay un acuerdo definitivo y cuando pase se harán públicos, la transparencia la aplicaremos también en este campo”, aseguró.

El que fuera presidente de la Fundación del club no ve problema en que no haya un único inversor y que los inversores “quieran legítimamente hacer negocio”. “Que haya varios grupos que quieran participar en el proyecto no es un inconveniente sino una ventaja, aunque haya que ponerse de acuerdo”, destacó.

En cualquier caso, afirmó que el objetivo de la plataforma es “la reversión de las acciones de Peter Lim (máximo accionista del club) a favor de treinta o cuarenta mil valencianistas” pero indicó que esa operación “va de la mano de acabar con el viejo Mestalla, porque no hay otra opción, y terminar el nuevo Mestalla.

“El objetivo es democratizar el club entendiendo por eso que el capital social esté lo más repartido posible, si hay 40.000 accionistas mejor que 30.000, y en segundo lugar que el club sea un auténtico club, que Paterna sea un centro neurálgico del valencianismo, que haya restaurantes o piscinas y que los padres y los niños pasen el día en Paterna. Que los 40.000 socios vivan la sociedad de forma viva, que hagan proyectos juntos”, avanzó.

Queralt realizó estas declaraciones tras una reunión con la vicealcaldesa de València Sandra Gómez y el concejal de Hacienda Borja Sanjuán con los que analizaron la complicada situación de la Actuación Territorial Estratégica que se le concedió al club para la vender los solares del actual estadio y construir uno nuevo y que la entidad va a incumplir.

“La administración busca el intereses general y el deseo de ayudar a los valencianistas lo tenemos que agradecer mucho. Es una entidad simbólicamente muy importante pero no deja de ser una entidad privada y las instituciones tienen muchos problemas, especialmente ahora, y que dediquen tiempo a la situación del Valencia es de agradecer”, destacó.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Un Valencia en tierra de nadie se aferra al calendario para mejorar

Publicado

en

Un Valencia en tierra de nadie se aferra al calendario para mejorar
El centrocampista portugués del Valencia, Gonçalo Guedes (d) pelea un balón en un partido de LaLiga. EFE/Archivo/Biel Aliño

València, 28 nov (OFFICIAL PRESS- EFE).- El Valencia se aferra en el tramo final de la primera vuelta al calendario, ya que se medirá a equipos con puntación parecida a la suya o peor clasificados con el objetivo de mejorar su actual situación, ya que tras las primeras quince jornadas de competición se encuentra “en tierra de nadie” en la tabla de la Liga española.

Tras haberse enfrentado ya a todos los rivales de la parte alta de la tabla, en las cuatro jornadas que restan de primera vuelta de la Liga visitará al Celta, recibirá al Elche, jugará a domicilio el derbi local ante el Levante y llegará al ecuador del torneo ante el Espanyol en Mestalla.

En estos encuentros es donde debe recuperar terreno, sobre todo si mira la siguiente fase del calendario con partidos de máxima complicación correspondientes al inicio de la segunda vuelta en una durísima cuesta de enero.

Tras esta próxima fase de la Liga ante rivales que no se encuentran en la zona alta de la tabla, el Valencia jugará de forma consecutiva a domicilio ante el Real Madrid, ante el Sevilla en Mestalla y viajará de nuevo a Madrid para medirse al Atlético antes del Valencia-Real Sociedad de la primera semana de febrero.

El técnico del Valencia, José Bordalás, señaló en la rueda de prensa posterior al empate a uno frente al Rayo Vallecano de este sábado que si el equipo no ha ganado a los rivales que le anteceden en la clasificación, difícilmente podrá estar arriba.

La cuestión que se plantea en estos momentos es que si no gana a los equipos que no están mejor clasificados a partir de ahora, fácilmente podrá dejar la zona media de la tabla para pasar a estar en la baja, aunque es cierto que todavía tiene un colchón de puntos suficiente como para empezar a preocuparse por ello.

La clave del Valencia en la actual temporada está marcada por la regularidad en el doble sentido de la palabra, ya que es un equipo regular, al no mostrarse ni como un buen conjunto, pero tampoco como uno malo, y en la regularidad de sus registros.

Hasta el momento, en este capítulo el equilibrio es total, ya que de los quince partidos disputados, ha ganado cuatro, los mismos que ha perdido, y ha empatado los siete restantes, lo que le convertiría en un rival asentado en la clasificación de no ser por el poco valor que tienen los empates con el actual sistema de puntuación.

El único matiz diferencial, aunque mínimo, es el de los goles a favor y en contra decantado hacia los conseguidos (veintiuno) frente a los recibidos (veinte).

De sus veintiún tantos, cinco han sido marcados por Carlos Soler, su lanzador de penaltis, que ha marcado cuatro veces desde los once metros, seguido por Hugo Duro con cuatro dianas y Gonçalo Guedes, con tres.

Los atacantes de referencia, Maxi Gómez y Marcos André llevan tan solo un gol cada uno, aunque es cierto que no han jugado tantos minutos como los futbolistas que encabezan la lista de realizadores del equipo.

Más allá de la capacidad goleadora y frente a la regularidad de las cifras, el Valencia se presenta como un equipo irregular por su capacidad para la épica en determinados encuentros con los disputados ante el Mallorca y el Atlético de Madrid con goles a pares en la prolongación, frente a buenas imágenes contra Real Madrid y Barcelona o pésimas presentaciones en sus dos visitas a Sevilla. EFE

Los choques más recientes así lo ratifican con un buen partido defensivo y opciones de ganar al final en su visita al líder Real Sociedad y un fútbol desangelado ante un Rayo Vallecano superior en Mestalla, lo que únicamente le ha dado para sumar dos de los últimos seis puntos en juego.

Alfonso Gil

Continuar leyendo