Síguenos

Otros Temas

Soler, expresidente del Valencia CF, afirma que se negó al secuestro de Soriano pero no denunció «por miedo»

Publicado

en

ALENCIA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) –

El expresidente del Valencia C.F. Juan Bautista Soler ha declarado este miércoles como acusado por el presunto intento de secuestro al también expresidente che Vicente Soriano, que siempre se negó a «participar en nada ilegal», pese a que incluso recibió «amenazas veladas» para que fuera parte del operativo para el rapto.

Asimismo, ha justificado que no acudió a denunciar estos hechos a la Policía porque «tenía mucho miedo» a recibir «represalias». «No quería poner en juego ni mi salud ni la de mi familia», ha dicho.

Así se ha pronunciado Soler este miércoles en este juicio, que se está repitiendo por orden de la Audiencia de Valencia tras la aparición de Rachid Behdaoui, confidente de la Policía, del que se tuvo conocimiento que se encontraba en prisión preventiva en Gibraltar como sospechoso de un robo a mano armada. Rachid ha sido trasladado de forma temporal para estar presente en la vista.

En este procedimiento hay cuatro acusados: Soler, Rachid, el empresario italiano Ciro d’Anna y el ciudadano magrebí Abdellatif Laarouibi, conocido como ‘Tati’. Fiscalía solicita para Soler y los dos empresarios nueve meses de prisión por un supuesto delito de detención ilegal.

La acusación particular, que representa a Vicente Soriano, demanda ocho años para Soler, D’Anna y ‘Tati’ por el secuestro, mientras que seis años de cárcel por el mismo delito para Rachid, aunque con la atenuante de haber colaborado en la investigación.

La Fiscalía sostiene que los tres acordaron secuestrar a Soriano en marzo de 2014 para que saldase su deuda con Soler y, para ello, contaron con Rachid Behdaoui, confidente de la Policía y antes huido de la justicia. La idea era introducirlo en una furgoneta y trasladarlo a una planta baja de Alfafar para luego llevárselo al extranjero. Behdaoui contó a la Policía los hechos y, tras unos seguimientos y grabaciones, se registraron detenciones.

Soler ha explicado en su declaración que ‘Tati’ le dijo que conocía a una persona «con contactos en Marruecos» que podía buscar inversores que pudieran estar interesados en quedarse con el paquete accionarial que este le había vendido a Soriano.

Según dos sentencias del Tribunal Supremo, Soriano e Inversiones Dalport tenían que pagarle 39 millones de euros por incumplimiento del contrato de la venta de acciones. Con anterioridad, el alto tribunal había condenado también a Soriano y a la empresa a pagar 20 millones a Soler por impago del primero de los cuatro pagarés por la venta de acciones del club.

«Rachid había sido atleta olímpico, tenía un tío ministro, me dicen que ya había conseguido venta de deudas, que tenía muchos contactos…», ha relatado.

ROBAR EN CASA DE SORIANO
Según Soler, ‘Tati’ le trasladó que Rachid le había comentado la posibilidad de entrar a robar a casa de Soriano, ya que este escondía en su domicilio 15 millones de euros y que también había propuesto secuestrarle.

Sin embargo, el expresidente valencianista ha asegurado que «siempre se ha negado» a participar en «cualquier operación que no fuera legal» y ha negado que conociera a la banda de colombianos que presuntamente se iban a encargar del secuestro. «Yo le había dejado muy claro a Rachid que no iba a participar en nada ilegal. Me hicieron amenazas veladas. Le había dicho diez veces que no quería tener nada que ver», ha manifestado.

Soler, que no ha contestado ni a la acusación particular ni a alguna de las defensas, ha limitado su relación con ‘Tati’ a colaboraciones en algunas operaciones inmobiliarias, algo en lo que ha coincidido en su declaración este acusado.

FONDOS CATARÍ Y FRANCÉS
‘Tati’, por su parte, ha explicado que estaba buscando inversores que pudieran quedarse las acciones y que por ello se puso en contacto con un fondo catarí. Rachid apareció, según su relato, después de varios años sin saber de él, y le transmitió que había un fondo de inversión francés que podía estar interesado en la deuda.

Más adelante, ha asegurado que Rachid le dijo a Soler que había «otras formas de conseguir el dinero» como «sacarle dinero de sus cuentas» o «entrar en sus casas», pero ha dicho que tanto él como el expresidente se negaron a esta posibilidad. También ha negado saber nada del grupo de colombianos.

El empresario italiano Ciro d’Anna ha indicado que él también estaba «buscando gente interesada en comprar la deuda» y ha contado que Soler «estaba asustado».

«Me decía que le estaban extorsionando con hacer un robo, pero nunca he escuchado nada de secuestro. Juan siempre ha hablado de compraventa de las acciones, nunca ha querido saber de nada ilegal», ha declarado D’Anna, que también ha afirmado que Soler le tenía «miedo» a Rachid.

«ABORTAR» EL PLAN DEL SECUESTRO
Este último ha sido el primero en declarar en esta jornada y ha apuntado que Soler le dijo en una reunión que quería «abortar» el plan del secuestro y que ya cuando se lo propusieron no se mostró favorable. También ha comentado que su cometido era «mediar» entre ambos expresidentes para que se solucionara el problema de la deuda.

En una reunión con Soriano, ha contado, este le transmitió que ofrecía 15 millones de euros en efectivo y que Soler «se olvidara de la deuda». Frente a esto, «Soler no aceptaba ningún dinero en efectivo porque eso sería un blanqueo», ha declarado Rachid, que ha agregado que Soriano le dijo que no tenía «nada a su nombre» y que no iba a pagar más de esos 15 millones, mientras que Soler quería al menos 30.

Ante esta situación, Rachid ha contado que, «desesperado», ‘Tati’ le comentó que «si no podía ser por las buenas, sería por las malas» y le propuso en primer lugar enviar a «gente» que entrara en casa de Soriano a robarle el dinero. Más adelante, ha asegurado que le propuso que si Soriano no quería pagar lo secuestraran.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

À Punt compartirá contenido con IB3 y TV3

Publicado

en

Alfred Costa, À Punt
València, 22 oct (EFE).- El Gobierno valenciano ha autorizado la suscripción de un acuerdo de colaboración para la creación de un canal de internet conjunto para la difusión de contenido audiovisual entre la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), el ente público de Radiotelevisión de las Illes Balears (EPRTVIB) y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA).

Como prestadores del servicio público de comunicación audiovisual de ámbito autonómico, estos tres entes han decidido colaborar en un proyecto conjunto que tiene como objetivo que los contenidos audiovisuales propios, o sobre los que se tengan derechos de explotación, y sean objeto de intercambio, se pongan a disposición de la ciudadanía, de manera libre, abierta y accesible, mediante un canal de internet conjunto.

‘Bondia televisió’ será la marca adoptada por el canal digital, que tendrá un diseño y una imagen corporativa propios e independientes de las entidades firmantes y serán definidos de mutuo acuerdo, ha informado la Generalitat Valenciana.

Las partes se comprometen además a otorgar la máxima accesibilidad de la ciudadanía a los contenidos del canal de internet y a disponer de un dominio de internet propio identificable e independiente del de cada una de las entidades.

Para nutrir el canal, las entidades acuerdan intercambiar los contenidos audiovisuales necesarios y que sean de interés, salvo aquellos sobre los que no tengan facultades de disposición a favor de terceras personas o bien ya se hayan cedido a terceras personas, en régimen de exclusividad o bien para la emisión de forma simultánea.

Las entidades comunicarán públicamente los contenidos, respetando los derechos de autoría, de conformidad y con el alcance establecido en la legislación vigente.

También acuerdan que al acceder a un contenido del canal, el enlace dirigirá al repositorio de la cadena que lo haya cedido. Y para completar la programación del canal conjunto, la plataforma digital ofrecerá el acceso a la emisión en directo de los tres canales de televisión principales y de las tres emisoras principales de radio.

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales asume la responsabilidad editorial del canal de internet común y garantiza los recursos humanos necesarios y suficientes, así como la tecnología y el correspondiente apoyo y mantenimiento, estabilidad y seguridad del entorno digital.

Por otra parte, cada entidad será responsable de los programas y de los contenidos audiovisuales que ponen a disposición de la entidad que asume la responsabilidad editorial.

Asimismo, cada institución ostentará los derechos de propiedad intelectual sobre los contenidos audiovisuales objeto de intercambio y cualquier responsabilidad derivada de la difusión a través del canal de internet conjunto de estos contenidos audiovisuales será asumida única y exclusivamente por la parte que lo ha puesto a disposición del canal, garantizando la indemnidad de las otras entidades.

Los derechos, ingresos y gastos derivados de la explotación y la comunicación pública de los derechos de autoría recaerán en la entidad que ha aportado el contenido audiovisual al canal de internet conjunto, que será además quien garantice los derechos de propiedad intelectual y del resto de derechos necesarios y afectados.

Este acuerdo tiene su origen en el protocolo suscrito en 2018 entre el ente público de Radiotelevisión de las Illes Balears y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals que contempla la producción y edición conjunta de contenidos, la adquisición de derechos sobre contenidos y el intercambio contenidos audiovisuales de actualidad, para distribuirlos a través de internet y otros medios digitales.

Fruto de la experiencia, ambos entes públicos han considerado adecuado, para la prestación del servicio público que tienen encomendado, extender y ampliar la participación en este canal a la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació.

Este acuerdo tendrá una duración de cuatro años, después de los cuales podrá prorrogarse a iniciativa de las partes, con acuerdo previo, aunque la prórroga no podrá tener una duración superior a cuatro años.

Continuar leyendo