Síguenos

Salud y Bienestar

Un tercio de ingresados por covid presentan cambios pulmonares un año después

Publicado

en

EFE

Redacción Ciencia, 6 may (EFE).- La neumonía grave suele ser la causa que lleva al hospital a muchos de los enfermos de covid-19 y, un año después de recibir el alta, un tercio de ellos siguen presentando indicios de daños en los pulmones, según un estudio que publica hoy The Lancet Respiratory Medicine.

Aunque se ha avanzado mucho en la comprensión y el tratamiento de la neumonía aguda por covid-19, se sabe muy poco sobre el tiempo que tardan los pacientes en recuperarse por completo y si persisten los cambios en los pulmones.

Investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) hicieron el seguimiento de 83 personas para ver la recuperación de una neumonía grave por covid-19 hasta un año después de la hospitalización.

A los participantes se les realizó, a los tres, seis, nueve y doce meses, una evaluación clínica, así como mediciones del funcionamiento de los pulmones, una tomografía computarizada del tórax para obtener una imagen de los pulmones y una prueba de marcha.

Durante el año de seguimiento, la mayoría de los pacientes experimentó una mejoría de los síntomas, de su capacidad para hacer ejercicio y de los cambios observados en la tomografías; y a los doce meses parecían haberse recuperado por completo, aunque un 5 % seguían manifestando disnea.

Sin embargo, un tercio de los pacientes presentaba aún una reducción de la función pulmonar -en particular, de la eficacia con la que el oxígeno se transfiere de los pulmones a la sangre-, lo que además era más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Esa mayor propensión de las mujeres a una reducción persistente en las pruebas de función pulmonar necesita de un seguimiento, para saber si hay una diferencia específica por sexo en la recuperación, destacó Mark Jones, codirector del estudio.

En una cuarta parte de los pacientes, las tomografías mostraron que todavía había pequeñas áreas de cambio en los pulmones, que era más común en aquellos que habían sufrido los cambios pulmonares más graves en el momento de la hospitalización.

«La mayoría de los pacientes con neumonía grave por covid-19 parecían recuperarse por completo, aunque en algunos casos les llevó muchos meses», indicó Jones, aunque, por el momento, no se sabe lo que ocurre más allá de los doce primeros meses tras recibir el alta, y habría que hacer un estudio continuo.

El equipo también señaló que la investigación incluía un pequeño número de pacientes, por lo que sus hallazgos requerirán la confirmación en estudios adicionales.

Salud y Bienestar

Los discapacitados con patologías crónicas piden prioridad en la vacunación

Publicado

en

(EFE).- Representantes del colectivo de personas con discapacidad física y orgánica con patologías crónicas han reclamado ante la Conselleria de Sanidad que se priorice su vacunación contra el coronavirus porque, aseguran, son «los grandes olvidados» en la Estrategia de vacunación frente a la covid-19.

Miembros de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) en Valencia se han concentrado este miércoles ante la sede de Sanidad para pedir que se eleve esta reclamación al Consejo Interterritorial de Sanidad.

Ezequiel Ruiz, uno de los coordinadores de la Comisión de Sanidad de Cocemfe Valencia, ha explicado que a partir del 26 de junio, cuando ya se dejen de llevar las mascarillas en la calle van a estar «mucho más en riesgo que nunca».

Según Ruiz, desde el principio de la campaña de vacunación han hecho esta reclamación a la Conselleria de Sanidad pero esta «no ha sabido defender los derechos de la personas con discapacidad con patologías crónicas en el Consejo Interterritorial».

Cocemfe Valencia está constituida por 41 asociaciones de 18 patologías diferentes, con una representación de 9.600 personas con discapacidad física y orgánica en toda la provincia de Valencia, según fuentes de la entidad, que indican que en 2008 impulsaron la Comisión de Sanidad.

Durante la concentración han mostrado su rechazo a que la Comisión de Salud Pública no haya incorporado en la Estrategia de Vacunación covid-19 a personas con discapacidad física y orgánica con patologías crónicas que presentan mayor riesgo de contagio.

«Podemos desarrollar una covid-19 grave, viendo agravada nuestra condición o pudiendo elevarse el riesgo de mortalidad», señalan desde la entidad.

Consideran que retrasar su protección «es incomprensible y denota una falta de humanidad y ética hacia nuestro colectivo reprochable. Lo único que hemos recibido es la más absoluta indiferencia».

Afirman que viven una «doble pandemia» porque la situación de la asistencia sanitaria ha generado un empeoramiento en su estado de salud, e insisten en el mayor riesgo de complicaciones graves e incluso de fallecimiento si se infectaran.

Según afirman, esto «sí se ha tenido en cuenta en la estrategia de vacunación de otros países europeos, como Francia, Italia, Portugal y Reino Unido. La ciencia y el sentido común no parecen ser suficientes».

Subrayan que el Centro Europeo de Control de Enfermedades publicó el porcentaje de hospitalizaciones, ingresos en UCI y de muertes en la población europea infectada por COVID y las personas inmunodeprimidas, con diabetes y quienes padecen tuberculosis, estaban en el grupo de las más afectadas.

Respecto a los fallecidos, los valores más altos se encontraban entre los enfermos renales, las personas hipertensas y los enfermos con problemas neurológicos.

Según afirman, personas con enfermedades neurológicas, ELA, enfermedades metabólicas, respiratorias, diabetes, cardiopatías, esclerosis múltiple, dolencias reumatológicas, artritis, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y coagulopatías, «en caso de contagio tienen un mayor riesgo, sí o sí, de complicación y muerte».

«Tener estas patologías nos hace ser más vulnerables frente a la covid-19 y en estos momentos el Gobierno valenciano y Nacional no nos está garantizando la protección suficiente», denuncian.

Añaden que sienten «un enorme rechazo y malestar porque es evidente que no se contempla ninguna estrategia hacia los pacientes crónicos con patologías de alto riesgo».

La edad, afirman, «no es el único factor de fragilidad, la situación clínica de las personas nos puede hacer más vulnerables, y por tanto deberían priorizarnos en la vacunación».

«Reclamamos a las instituciones que revisen la evidencia científica, escuchen a las sociedades médicas-científicas y a las personas con discapacidad física y orgánica y prioricen nuestra vacunación atendiendo al artículo 43 de la Constitución Española, donde se reconoce el derecho a la protección de la salud de los españoles», aseveran.

Continuar leyendo