Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

¿Va a llover todo el fin de semana en Valencia?

Publicado

en

lluvia

València, 22 nov. – La borrasca atlántica que ha entrado por el norte de España, trayendo consigo frío, lluvia y viento a numerosas ciudades de España se ha dejado notar desde este viernes en la Comunitat Valenciana.

Para este fin de semana, según Aemet, se esperan intervalos de nubosidad media y alta, tendiendo a nuboso en el interior de Castellón al final y poco nuboso o despejado en el resto del territorio valenciano.

Se esperan precipitaciones a primeras horas del sábado en la mitad meridional, sin descartar que se extiendan durante la mañana a otras zonas de la comunidad con menor intensidad y de forma dispersa, tendiendo a remitir por la tarde.

Las temperaturas mínimas irán en ascenso mientras que las máximas se mantendrán con pocos cambios. El viento soplará del oeste moderado rolando a noroeste moderado a fuerte, con rachas muy fuertes en Castellón e interiores de Valencia y Alicante que hará mantener activa la alerta naranja por vientos y amarilla por fenómenos costeros.

Para el domingo, Aemet mantiene el aviso naranja por vientos. La jornada amanecerá con cielos poco nubosos o despejados. Las temperaturas mínimas volverán a ir en descenso y las máximas seguirán con pocos cambios.

El viento del oeste y noroeste flojo a moderado, con noroeste fuerte y rachas muy fuertes en Castellón hasta mediodía.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

España aprueba la vacunación de niños entre 5 y 11 años a partir del 15 de diciembre

Publicado

en

La Comunitat no retirará las mascarillas en los colegios 'de momento'

La campaña de vacunación de niños entre 5 y 11 años comenzará en España a partir del 15 de diciembre. La Comisión de Salud Pública, en la que están representados en Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ha aprobado la ampliación de la vacunación contra la covid-19 a los menores entre 5 y 11 años. Los primeros viales del lote previsto de 3,2 millones hasta enero llegan a España el día 13 diciembre y estarán disponibles en las comunidades para que puedan iniciar su administración el día 15.

La de los menores de 12 años era la única franja de edad para la que todavía no había comenzado la campaña de vacunación y es precisamente también la que mayor incidencia de casos acumula: 412 diagnósticos por 100.000 habitantes, casi el doble que la media de España (248) y más del triple que entre adolescentes (133) o mayores de 80 (125). Después de los niños, los siguientes grupos con más casos detectados son los de entre 30 y 50 años, lo que coincide con la edad de la mayoría de los padres de estos niños.

Según los datos disponibles de las países donde ya ha comenzado la vacunación de esta franja de edad muestran que no se están registrando efectos secundarios graves.

Desde Bruselas, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, había avanzado este martes que será cada comunidad autónoma la que establezca la «modalidad» para vacunar a los menores, sin decantarse por hacerlo en los colegios, en vacunódromos o en centros de salud. La opción de los centros educativos, al menos en las primeras semanas con la proximidad de las vacaciones, se antoja más complicada, aunque es la preferida por algunas autonomías, como Andalucía.

Los menores de 12 años son en este momento el grupo de edad que presenta mayor incidencia de contagios por coronavirus. La vacunación, aunque tiene como objetivo principal evitar la enfermedad grave y la muerte, ha mostrado eficacia también para reducir hasta cierto la transmisión del virus. La vacunación de los niños podría no sólo protegerles a ellos sino además ayudar a completar la inmunización de la población española para mitigar las olas de contagios.

Los ensayos realizados muestran que, con las variantes en circulación, la vacuna formulada por Pfizer, que contiene un tercio de la dosis que lleva para los adultos, reduce las probabilidades de que los pequeños contraigan la enfermedad en un 91%. Y minimiza las ya de por sí bajas posibilidades de hospitalizar, ingresar en UCI o morir a prácticamente cero.

 

 

Continuar leyendo