Comunitat Valenciana

Centenares de ‘sin techo’ afrontan las gélidas temperaturas en las calles de València

Con la ola de frío y los termómetros bajo cero, centenares de personas sin hogar tienen que afrontar las gélidas temperaturas que se viven en las calles de Valencia. Ante esta situación, varias organizaciones humanitarias de la Comunitat han puesto en marcha iniciativas destinadas a combatir este problema social y poder ofrecer medios a personas sin techo durante el invierno y ante la previsión de bajas temperaturas.

Cáritas Diocesana de Valencia ha establecido, por segundo año consecutivo y de forma temporal, un albergue en una planta del antiguo Albergue de la Paz para acoger a un total de 20 personas que no tienen acceso por cualquier motivo, a la red de albergues actual de la ciudad y que se encuentran en alto grado de exclusión social. Estas personas tendrán acceso a servicios básicos de alojamiento y comida, así como a cubrir otras necesidades de higiene y descanso. Personal técnico y un grupo de personas voluntarias, realizarán, además, tareas de acompañamiento en la calle.

Cáritas ya contó con un dispositivo de emergencia similar el año pasado para realizar la acogida a personas en situación de calle. De hecho, el centro se habilita, un año más, «por la necesidad de atender a una población que no accede a los recursos existentes para pernoctar en la ciudad de València y que, especialmente, estos meses de frío, necesita un espacio para descansar, calentarse y sentirse acompañada», según ha afirmado la responsable del Área de Inclusión, Ana López.

Este centro se une a la experiencia de más de 30 años que Cáritas Diocesana de Valencia atesora en el trabajo con personas sin hogar en el Centro Mambré y más de 20 con el proyecto de acompañamiento en la calle, Simón. Mambré se creó en 1987 para desarrollar acciones de promoción y recuperación personal, que complementara los recursos existentes en esa época, que daban cobertura a necesidades básicas, (albergue, comida, etc.). En coordinación con los recursos tanto municipales como de otras entidades sociales, se puso en funcionamiento un centro pre laboral en el barrio de Torrefiel de València que sigue existiendo en la actualidad.

Asimismo, Cáritas tiene una vivienda específicamente destinada al trabajo con personas que han dejado su anterior situación de calle. En el último año acompañó a 123 personas en estos tres proyectos. Del mismo modo, en la diócesis, Cáritas Interparroquial de Gandia dirige un Centro de Atención Integral por el que en 2017 pasaron más de 300 personas en situación de sin hogar.

Por su parte, Casa Caridad es otra de las organizaciones de referencia en estos casos al contar con un albergue en las instalaciones del Paseo de la Pechina con 70 plazas y dos en Benicalap para personas convalecientes y familias con 32 y 34 plazas respectivamente donde se registran más de 41.500 pernoctaciones anuales. Además, en colaboración con el Ayuntamiento y la policía, reparten mantas y edredones a las personas que están durmiendo al raso en las calles de València.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: