Desarticulada una organización que estafó 1,5 millones de euros a bancos con tarjetas clonadas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 38 miembros de una organización especializada en la falsificación y utilización fraudulenta de tarjetas de crédito de entidades bancarias de América, Europa y Oceanía –concretamente de Inglaterra, Italia, Alemania, EEUU y Australia-, que estafó millón y medio de euros. Habían creado una agencia de viajes virtual en la que ofrecían billetes de tren y avión, reservas de hotel, alquiler de vehículos y compra de material, que pagaban a las empresas proveedoras con las tarjetas de crédito falsificadas. Además contaban con establecimientos conniventes que les permitían realizar pagos en sus negocios con las tarjetas ilícitas a cambio de un tanto por ciento de los beneficios. Las investigaciones también han propiciado el arresto de otras 35 personas por eludir el pago de 300000 euros en cotizaciones a la Seguridad Social, utilizando un centro de contrataciones fraudulentas.

La operación comenzó cuando una entidad bancaria puso en conocimiento de los investigadores un posible fraude de falsificación de tarjetas de crédito. Por este motivo se abrió una investigación por parte de los agentes especializados, que pronto descubrieron que detrás de este delito se encontraba una organización criminal especializada en la falsificación y uso fraudulento de tarjetas de crédito de la entidad bancaria denunciante.

Un comercio connivente utilizó 50 TPV´s diferentes

Con las primeras pesquisas los agentes averiguaron que los implicados contaban con establecimientos que actuaban en connivencia con ellos. Los comerciantes aceptaban los cargos a sabiendas de la falsificación de las tarjetas y previo acuerdo, con los falsificadores o pasadores, de un porcentaje de beneficio económico a cambio de realizar la operación ilícita. Además se pudo comprobar que alguno de los comercios llegó a utilizar hasta 50 datáfonos diferentes para “pasar” las tarjetas falsas.

Avanzada la investigación, y una vez localizados en Cádiz, Sevilla, Málaga, Marbella, Córdoba y Madrid todos los comercios conniventes, los investigadores se centraron en identificar a los diferentes miembros de la organización. Se comprobó que la trama contaba con un proveedor, un falsificador, un intermediario y un pasador –encargado de usar las tarjetas en las empresas conniventes-. También se averiguó que habían creado una agencia de viajes virtual, a través de la cual adquirían billetes de tren y avión, reservas de hotel, alquiler de vehículos y compra de material. Esos servicios solicitados por clientes, los pagaban con las tarjetas falsificadas obteniendo de este modo grandes beneficios.

300.000 euros defraudados a la Seguridad Social

Además se detectó que habían creado un centro de contrataciones fraudulentas que simulaba una actividad empresarial que no se correspondía con el volumen real de negocio que desarrollaba, dando de alta a un número destacable de trabajadores. De esta forma eludían el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social y los beneficiarios de los contratos obtenían indebidamente prestaciones del ente público. Por este motivo fueron arrestadas 35 personas y la Inspección Provincial de Trabajo valora que el fraude a la Tesorería General de la Seguridad Social asciende a 300.000 euros.

73 detenidos y seis registros

La operación ha culminado con la detención de un total de 73 personas -en las provincias de Cádiz, Sevilla, Málaga, Marbella, Córdoba y Madrid-, y la práctica de seis registros en los que se ha intervenido un ordenador y lector grabador usado para las falsificaciones, gran cantidad de tarjetas bancarias –de Inglaterra, Italia, Alemania, EEUU y Australia-, un PC conectado destinado a realizar las compras de los servicios ofertados por la agencia de viajes virtual y gran cantidad de documentación -pasaportes, cartillas bancarias, localizadores de compra de billetes, documentos laborales, empresariales y bancarios-. Se calcula que el fraude ocasionado en España por este grupo delincuencial es de 1´5 millones de euros.

Consejos para evitar el “skimming”

  • Firme inmediatamente su tarjeta cuando la reciba, memorice su PIN, evite que sea un número fácil de averiguar y no se lo facilite a nadie.

  • Conserve los justificantes de compra y los resguardos de los cajeros, nunca pierda de vista su tarjeta al efectuar un pago -hoy en día los establecimientos disponen de datáfonos inalámbricos-.

  • Compruebe que no le está observando nadie al teclear su número PIN y cubra el teclado con su mano.

  • No acepte la ayuda de personas ajenas a la entidad, pueden estar esperando la oportunidad para sustraer su tarjeta o conocer su número secreto

  • Si un cajero le retiene su tarjeta sin razón aparente, informe a la entidad emisora inmediatamente y cancélela.

  • Si detecta cualquier alteración en el cajero comuníqueselo inmediatamente a la entidad bancaria y no realice ninguna operación en él.

  • Si realiza una disposición en un cajero y no obtiene el dinero, sin que el cajero se lo haya previamente denegado por algún motivo, compruebe que el dispensador no tiene ningún dispositivo extraño.

  • Si se ha realizado alguna transacción indebida solicite a su entidad que le cambie el número de su tarjeta de crédito/débito.

  • Compruebe periódicamente los movimientos de su cuenta bancaria y si hay algún importe incorrecto u observa alguna operación que no recuerde haber realizado, llame inmediatamente a la entidad emisora de la tarjeta.

  • Tenga a mano los números de teléfono a los que debe llamar en caso de extravío o sustracción.

  • Compruebe siempre el justificante de compra para verificar que el importe es correcto y que la casilla del total ha sido cumplimentada antes de autorizar la transacción.

Precauciones en sus compras on line

  • Verifique que la dirección en la barra de su navegador sea la dirección segura “s” y legítima del banco: https.

  • Si recibe un correo pidiendo que por favor actualice sus datos bancarios no conteste ni rellene formularios de ningún tipo.

  • Mantenga actualizado su antivirus y el sistema operativo para evitar la instalación de “troyanos”, “gusanos” o programas espía, e utilice programas originales

  • Si recibe un email solicitando que introduzca numeraciones de su tarjeta de crédito/débito o de coordenadas, no las facilite. Los bancos jamás piden este tipo de información por correo electrónico.