El Ayuntamiento de Valencia prohíbe a la iglesia de San Nicolás tocar las campanas

El Ayuntamiento de Valencia ha ordenado a la recientemente restaurada parroquia de San Nicolás la suspensión del toque de campanas alegando “molestias” porque el repique supera el límite de ruido permitido.

De esta manera consta en el escrito que el Servicio de Contaminación Acústica municipal ha remitido al párroco de la iglesia como resolución de un informe realizado en el que ordena “la suspensión inmediata de su funcionamiento” e insta a la parroquia a adoptar “las medidas correctoras oportunas”, y una vez puestas en marcha, comunicar “por escrito a este Servicio de contaminación Acústica, aportando factura, certificación o cualquier otro documento acreditativo de las medidas adoptadas”.

Con todo, no la iglesia de San Nicolás no podrá tocar las campanas de nuevo hasta que dicho servicio municipal “constante la efectiva corrección de las deficiencias”.

El párroco de la iglesia, Antonio Corbí, calificaba en declaraciones a 13 Tv que se trata de una orden de “contaminación ideológica, y no acústica”. El propio cura, atónito ante el escrito, señalaba que las campanas sólo suenan de manera breve dos veces al día: a las 9.30 horas para anunciar la misa de las 10 horas y a las 12 horas del mediodía con motivo del Angelus.

Cabe señalar que se trata de una suspensión temporal hasta que la parroquia adopte las medidas oportunas para cumplir con el informe municipal.