Creadores de contenidosDeportesFútbol PressJordi SanchisPORTADA OFFICIALPRESSValencia CF Press

Un Valencia épico noquea al Madrid en 8 minutos (2-1), por @JordiSanchiss

FOTO CARNETJordi Sanchis

Este Valencia de Voro ha demostrado definitivamente que va hacia la luz, que quiere seguir dando pasos hacia adelante y huir de las tinieblas en las que ha estado a punto de caer durante toda la temporada, si no es que ha estado sumido en ellas más de una vez.  Contra el Real Madrid se vio a un equipo comprometido, intenso, solidario e implicado, que se unió en perfecta simbiosis con su afición, a la que le regaló un partidazo que empezó siendo vibrante y acabó siendo épico para guardar la victoria a buen recaudo.

El técnico de l’Alcudia había manifestado en la rueda de prensa anterior al encuentro que la intención era tener la posesión de la pelota. No fue así. Bien porque jugaba al despiste bien por las circunstancias del propio juego, los locales cedieron el terreno y el dominio a los madridistas, que sufren más con balón que sin él.

Agazapados atrás, los valencianistas se dedicaron a presionar y robar para salir a la contra en un inicio explosivo. En ocho minutos habían tejido dos contragolpes de libro que fulminaron al Madrid. En el minuto 4, Munir asiste a Zaza, que tras controlar engancha un gran chut con la pierna izquierda y marca por la escuadra. Golazo. 1-0. El italiano sí lo celebró en esta oportunidad. La losa de la sequía goleadora se la había quitado contra el Athletic.

Sin tiempo para la reacción visitante, otro rápido ataque, con pase final de Nani a Orellana que bate por bajo a Navas. 2-0. Un Valencia eléctrico y vertical parecía haber liquidado al conjunto de Zidane en un plis plas. Pero nada más lejos de la realidad. Quedaba mucho por delante y había que sufrir hasta la extenuación para conseguir un triunfo que, eso sí, ya estaba encarrilado.

Poco después, Munir bajo palos salvaba una ocasión clarísima del Real Madrid, que también pudo anotar gracias a un disparo de Benzema que Alves mandó a córner. Sin mucho fútbol, el equipo morado generaba peligro, como siempre. El Valencia replicaba con una falta lanzada por Parejo -qué bien jugó el madrileño- que obligó a Navas a realizar una gran estirada.

En el 44, centro de Marcelo que Cristiano cabecea a la red. 2-1. Y con toda la segunda parte por delante. Daba la sensación que si los blanquinegros se echaban demasiado atrás no aguantarían el asedio, eran demasiados minutos. Pero sí, lo hicieron. Por momentos el área local se asemejaba al fuerte de El Álamo, en aquella histórica batalla en que sus defensores resistieron lo que pudieron, aunque acabaron muriendo casi todos. Al Valencia le salió mejor la táctica, con balas silbando los oídos de sus futbolistas durante casi 50 minutos, pero seguros de que el sobreesfuerzo por la defensa del preciado botín valía la pena.

La segunda parte comenzó como se preveía. Con el Madrid volcado y confiándolo todo a su intensidad y su pegada. No tiene mucha más variedad de recursos, aunque habitualmente le sobran para ganar. El empate parecía cuestión de minutos. Pero los valencianistas dieron todo lo que tienen, todo lo que son. El guardameta Alves estuvo impecable, los centrales Mangala y Garay, soberbios y los Enzo, Parejo, Orellana, Munir, Zaza y compañía, concentrados y peleones hasta acabar por los suelos tumbados literalmente por las rampas.

Poco a poco los locales se desembarazon del control madridista, e incluso Parejo, tras un jugadón personal, pudo sentenciar con el tercero. Pero no llegó ese gol definitivo, que también debió haber llegado como consecuencia de dos penaltis no pitados por De Burgos Bengoetxea.  Uno por empujón de Carvajal a Zaza. Vergonzoso. Y el otro por pisotón de Ramos a Munir. Escandaloso. Además, el árbtitro solo castigó con amarilla un patadón de Varane a Gayà en plena cara. El colegiado vasco cumple su segunda temporada en Primera, y por lo visto quiere mantenerse muchos más años en la élite. Ya lo de tener la conciencia tranquila o no, es otra historia.

Con la actuación arbitral inclinando el campo hacia el fondo sur del estadio, se llegó al tramo final. El Real Madrid atacó con todo. Cristiano, Benzema, Bale, Kroos y hasta Ramos buscando su ya típico gol salvador. Pero en esta ocasión la moneda salió cara para el valencianismo. Mestalla explotó de alegría con el pitido final. Los jugadores lo celebraron con su afición. Nadie quería abandonar su asiento para seguir paladeando una victoria que deja al líder sin la opción de sacar más distancia a sus perseguidores y al  Valencia ya más cerca de la 7ª posición, que podría dar acceso a Europa, que de la zona de descenso, que queda ya a 10 puntos. Qué grande es el fútbol.

Tras el partido, el entrenador valencianista decía que estos tres puntos deben marcarles el camino a seguir. No, míster, no. El camino lo marcas tú desde que te sientas el banquillo, con tus planteamientos y tu lectura de los partidos sobre la marcha, y por haber cambiado la dinámica de un grupo que se resiste a caer en el pozo de la frustración y que quiere volar. Pase lo que pase, como pase y cuando pase, ¡gracias por todo, Voro!

2. Valencia CF: Diego Alves, Joao Cancelo, m. 79, Garay, Mangala, Gayà, Parejo, Enzo Pérez, Munir, Orellana (Carlos Soler, m. 56), Nani (Siqueira, m. 38) y Zaza (Mario Suárez, m.74).

1. Real Madrid: Keylor, Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Marcelo, Casemiro, Modric (Lucas Vázquez, m. 76), Kroos, James (Bale, m. 62), Benzema y Cristiano.

Goles: 1-0: M. 4: Zaza. 2-0. M. 8: Orellana. 2-1. M. 43: Cristiano.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (comité vasco). Amonestó a Zaza, Munir, Enzo, Mangala y Parejo, del Valencia CF; y a Carvajal y Varane, del Real Madrid.

 

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close