Síguenos

PODCAST

Borja Vilaseca, divulgador: «Las sociedades más neuróticas son las más desarrolladas tecnológicamente»

Publicado

en

Borja Vilaseca

«Estamos viviendo un hecho histórico imparable: cada vez la gente cree menos en las instituciones religiosas y -sin embargo- está cada vez más en contacto con su dimensión espiritual. Y esto se debe a que se está democratizando la sabiduría, provocando que los buscadores occidentales se adentren en la filosofía oriental. Como consecuencia de este viaje de autoconocimiento se está produciendo un despertar masivo de consciencia. Es decir, un profundo cambio en nuestra manera de concebirnos a nosotros mismos y de relacionarnos con la vida.

Todas las personas que han despertado -creyentes, ateas o agnósticas- comparten una misma vivencia: que no sucede lo que queremos, sino lo que necesitamos para aprender y evolucionar espiritualmente. De ahí que las casualidades no existan. Este libro explica cómo liberarnos de la «pecera mental» en la que nuestra mente sigue encerrada para sentirnos nuevamente unidos y conectados con la vida, recuperando la alegría innata que nos provoca el simple hecho de estar vivos. No te lo creas: atrévete a experimentarlo.»

Borja Vilaseca nos presenta su nuevo libro que hará que los creyentes cuestionen la religión y los ateos se abran a la espiritualidad. Según un proverbio sioux «la religión es para quienes tienen miedo de ir al infierno, mientras que la espiritualidad es para quienes ya hemos estado en el infierno.»

Official Press se ha tomado un café con él y hemos hablado sobre la vida, la espiritualidad laica, el ego y el futuro de la Humanidad.

-¿Quién es Borja Vilaseca?

Bueno soy un motivado de la vida que tuve la suerte de tocar fondo con19 años y desde entonces inicie mi búsqueda desde los 25 años que es cuando considero que volví a nacer que desperté. Me dedico con pasión a democratizar el conocimiento, la sabiduría para hacer accesible las experiencias reflexiones que permiten a los seres humanos despertar, cambiar de mentalidad y lo hago desde libros charlas, cursos conferencias y sobre todo como emprendedor como empresario pues montando proyectos que intentan revolucionar lo que es el sistema educativo e intentan empoderar a los ciudadanos con programas transformadores en todas las áreas de la vida. En ese sentido soy fundador de la Akademia, que está en València es un movimiento ciudadano que promueve educación emocional gratuita para adolescentes; soy fundador de Kuestiona una comunidad educativa que también promueve un montón de másters para transformar la mentalidad de los ciudadanos. Y ahora mismo estoy fundando la Fundación Utópika que básicamente va a ser un proyecto que va a montar muchos proyectos revolucionarios y el primero de ellos va a ser la escuela consciente Terra, que es un proyecto en el que ya llevo cinco años y que la idea es crear una escuela totalmente disruptiva, alineada con esta filosofía de vida que tanto me ha transformado y que tanta pasión me genera compartirla.

-Hablas mucho en tus charlas y tus libros del ‘despertar de la conciencia’

Bueno es un poco hierbas que nadie se crea nada es importante abrir la mente y ser muy escéptico porque es algo muy sutil e intangible. Al final un poco estamos todos hipnotizados, secuestrados por nuestra mente, poseídos por nuestro pensamiento y de esto se aprovecha el sistema a través de los medios de comunicación masivos y nos tienen a todos hipnotizados y secuestrados por una forma de pensar con la que hemos sido condicionados, adoctrinados desde que éramos niños y que se perpetúa a través de la propaganda y de todos los mensajes subliminales que recibimos en nuestro día a día. Vivimos dormidos porque estamos identificados con nuestra mente, estamos identificados con el ego, con el personaje que hemos construido desde muy pequeñitos para adaptarnos a la sociedad y nos creemos todo los relatos que nos van contando los pensamientos de forma inconsciente. Nos creemos que eso es verdad y actuamos en consecuencia. Despertar es darse cuenta, es observar la mente es ‘desidentificarse’ los pensamientos, es darse cuenta de que tú no eres la mente, no eres los pensamientos, no eres el ego, no eres el personaje que has creado y se produce esa consciencia testigo que es capaz de observarse desde fuera y eso empieza a cambiar tu forma de verte a ti mismo, de relacionarte contigo mismo, empiezas a cuestionar creencias, pensamientos, empiezas a ir más allá de la mente. Y en la medida que vas yendo más allá de la mente empiezas a reconectar con tu dimensión espiritual que es un poco de los que va este libro, que al final nuestra dimensión espiritual laica, que no religiosa, estamos totalmente desconectados, porque estamos totalmente enchufados con nuestras mentes neuróticas desde creamos todo tipo de sufrimientos y problemas que vivimos los seres humanos.

-Es curioso que estamos viviendo en una sociedad muy digital, muy de tecnologías y al mismo tiempo hay un crecimiento hacia el lado espiritual. ¿Es un poco el hartazgo de tanta tecnología buscar en nuestro interior?

Para escuchar la entrevista completa a Borja Vilaseca puedes pinchar en este enlace de nuestro canal de iVoox:

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PODCAST

El abuso de pornografía en adolescentes, germen para las agresiones sexuales

Publicado

en

pornografía adolescentes
Accesorios de cuero se exhiben en una feria erótica.EFE/Archivo

Castelló, 21 may (OFFICIAL PRESS-EFE).- El abuso y el uso cada vez más temprano de la pornografía y los modelos distorsionados de pareja y de relaciones que ofrece a la adolescencia puede ser una de las causas del aumento de violaciones grupales cometidas por menores de edad que han normalizado modelos de dominación y agresividad hacia las chicas.

Así lo explican a EFE los psicólogos valencianos Enric Valls y Nika Vázquez al hilo de la detención de cinco menores -que han quedado en libertad vigilada- por la supuesta agresión sexual, una de ellas grupal, que habrían sufrido dos niñas de 12 y 13 años en Burjassot (Valencia).

Pornografía adolescentes

El uso cada vez más temprano de las nuevas tecnologías, la visión distorsionada de las relaciones que ofrece el porno de consumo masivo, la falta de control parental sobre los contenidos a los que acceden los menores y la falta de autoestima y de empatía son factores que fomentan las conductas violentas en edades en las que se está formando todavía la personalidad y el conocimiento de lo que está bien o está mal.

Valls asegura que existen varios tipos de problemáticas asociadas a las tecnologías y al sexo, como el ciberacoso o «grooming» -cuando un adulto se hace pasar por un menor y pide contenido audiovisual sexual a un menor para después chantajearle- o el «sexting» -el intercambio de imágenes o vídeos de contenido sexual-.

Los jóvenes «se pasan fotos sin miramientos, sin ser conscientes de que eso va a quedar ahí para siempre y se da una hipernormalización de la sexualidad, en la que no todo vale», advierte este experto, sobre todo porque «no se corresponden con la edad con la que se están llevando a cabo».

«No se puede normalizar el uso de videojuegos violentos o sexuales» a edades tempranas porque «el niño se vuelve insensible» y lo ve como algo normal, añade.

Enric Valls atendió a un adolescente muy familiarizado con un juego violento, en el que mataba a otras personas, y le relató que una vez «observó un accidente brutal de moto pero no había sentido nada, estaba insensibilizado».

Con la pornografía ocurre lo mismo. Los adolescentes que la consumen se hacen una idea distorsionada de la pareja y las relaciones sexuales, indica el psicólogo.

Los vídeos más vistos en pornografía

En este sentido explica que dentro de la pornografía hay diferentes vertientes, pero los vídeos más vistos no son de una mujer y un hombre sino de «una mujer rodeada de muchos hombres, de tríos, de actos en los que se denigra a la mujer y se la utiliza como un trozo de carne».

Y como el adolescente no tiene todavía un criterio formado sobre lo que está bien o está mal, «ya le empieza a afectar».

Por su parte, Nika Vázquez señala que este consumo fomenta una relación con la sexualidad «que ni es sana ni es real», y valora un anuncio televisivo australiano en el que dos actores porno llamaban a la puerta de una casa; cuando una señora con bata les abría, le decían que necesitan hablar con su hijo, a quien le tenían que decir que los vídeos de ellos que veía en su ordenador no se corresponden con la realidad.

Este consumo de pornografía está asociado a «una sexualidad que nada tiene que ver con la realidad», según la psicóloga. Incluso, señala, tiene pacientes de más de 30 años «que dicen que si sus relaciones no son como en las películas, que si no agrede, humilla o agarra del pelo a su pareja, o si ésta no está operada con silicona, no disfruta la relación«.

Consumir este tipo de contenido hace que se normalicen patrones de dominación sobre la mujer, porque «es una máquina, no es real», tal y como ponen en práctica también en videojuegos. Se genera una «falta de empatía» motivada por la falta de conocimiento de un sexo por el otro.

Y entra en juego también la falta de autoestima, presente en una gran parte de los adolescentes, tanto en las chicas cuando piensan que lograrán aceptación «si te miran por la calle, si un chico se quiere acostar contigo», y en ellos, que no se dan cuenta de que «no necesitas humillar a nadie ni estar por encima de alguien» para ser respetado.

Esta baja autoestima en un grupo de chavales se «retroalimenta» porque «junto a sus amigos se sienten alguien, pero en solitario no son así, no se valoran», añade la psicóloga.

Ambos profesionales abogan por hablar, por aumentar la comunicación con los hijos adolescentes, para así naturalizar el sexo, entender qué es, para qué sirve o qué es el placer.

Hay que dar al adolescente «la oportunidad de expresarse» en una etapa de cambios físicos y psíquicos y «conectar con su mundo afectivo, mostrar interés, escucharle y ofrecer el hombro cuando lo necesite, sin agobiarle», recomiendan.

Rosabel Tavera

Continuar leyendo