Síguenos

Deportes

Centenario Mestalla: Las cinco grandes reformas y un cambio de estadio que no llega

Publicado

en

Centenario Mestalla
Una excavadora trabaja en unas obras en el estadio Mestalla, en una imagen de 1978. EFE/jgb
Carlos Rosique

València, 15 may (OFFICIAL PRESS- EFE).- Mestalla, que el 20 de mayo será ya centenario, ha vivido cinco grandes reformas que le han convertido, tras un siglo de historia, en uno de los símbolos de la ciudad, aunque a veces, como en 1982 o 1998, esas remodelaciones del estadio han desencadenado en problemas económicos y sociales para la entidad che.

Centenario de Mestalla

Llegado a su centenario, este campo que forma parte de la silueta y de la estructura urbana de València espera ya no un nuevo cambio de imagen, sino ser sustituido por un nuevo estadio, el Nuevo Mestalla, que no llega y que iba a estar listo en 2009, pero cuya construcción lleva más de una década parada y ha dejado una deuda sideral al club.

Sin embargo, la realidad hace un siglo era muy distinta. El estadio de la avenida de Suecia, que en 1923 no tenía más que campos de cultivos a su alrededor y estaba totalmente aislado de una ciudad que no se había expandido hacia el norte, se inauguró como un campo de tierra para unos 17.000 aficionados.

No obstante, los prematuros éxitos del Valencia, que ya le habían obligado a trasladarse de Algirós -su primera casa- a Mestalla tras apenas cuatro años de historia, propiciaron una primera reforma en 1927, apenas cincuenta meses después de su inauguración.

De su reforma se ocupó el socio y arquitecto Francisco Almenar, encargado también de su construcción en 1923 y que en la década de los treinta se convertiría en presidente.

Almenar incluyó césped en el terreno de juego y una fachada exterior de ladrillo caravista rematada con los escudos de la Federación Valenciana de Fútbol y la Real Federación Española, además de crear una tribuna cubierta con la que la capacidad del estadio pasó a ser de unos 25.000 espectadores.

La reconstrucción de Mestalla tras la Guerra Civil

Durante la Guerra Civil, Mestalla se convirtió en garaje de todo tipo de vehículos, su césped se convirtió en huerto en el que se plantaron patatas y otros tipos de hortalizas e incluso fue depósito de chatarra.

Así, antes de terminar la contienda y bajo la dirección del comandante Giménez Buesa, a la postre presidente del club, se inició en abril de 1939 una primera reparación de urgencia muy básica con la que se pretendía adecentar Mestalla, absolutamente destrozado por la guerra, y que se completó un año después con una segunda remodelación mucho mayor.

La gran ampliación de los 50 y Santiago Bernabéu

Llegada la década de los cincuenta y tras una época dorada del Valencia, que entre 1941 y 1949 consiguió cinco títulos, el presidente del club por aquel entonces, Luis Casanova, se embarcó en una de las mayores reformas del fútbol español.

Casanova pretendía duplicar la capacidad del estadio inspirándose en el nuevo Chamartín y pasando de una capacidad de unas 25.000 personas a 70.000 espectadores.

Pero el alto coste de esta reforma lastró el rendimiento deportivo del Valencia de aquellos tiempos, que tuvo que desviar gran parte de la inversión en plantilla al estadio, lo que rompió con la senda de títulos que había encadenado en los cuarenta y obligó a ir retrasando la reforma y redefinirla: el proyecto completo contemplaba un obelisco y capacidad de hasta 70.000 aficionados, pero acabaron siendo 55.000.

Así, este plan inconcluso por falta de efectivo y en el que el Valencia encontraba cada vez más problemas obligó al club a realizar dos medidas: sacar abonos a 15 años que proporcionaran liquidez al club y pedir dinero prestado a los bancos.

No obstante, esa segunda medida también salió mal, pues los bancos de la época no querían arriesgarse a dejar dinero al club, por lo que fue el presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu, quien medió, llegando incluso a amenazar con sacar las cuentas del Madrid de su propio banco si no se le concedía el crédito al club valencianista.

La reforma del 82 llevó a la ruina al club

Dos décadas más tarde, y con la vista puesta en ser sede del Mundial 82′, Mestalla acometió una serie de cambios que empezaron en 1978 y con los que el club pretendía acoger de la mejor de las maneras los partidos de la selección española en la cita mundialista, pues España jugaría allí la primera fase de la competición.

Además, el presidente del club de aquel entonces, Ramos Costa, había lanzado una ofensiva por tener a los grandes jugadores del fútbol europeo y también sudamericano: el holandés Johnny Rep, el paraguayo ‘Lobo’ Diarte, Rainer Bonhoff o el argentino Mario Alberto Kempes fueron algunas de las grandes figuras que pasaron por un estadio que se estaba acondicionando para el Mundial.

Se instalaron marcadores, se derrumbó la parte inferior del estadio para diferenciar el anillo inferior del superior y se cambiaron las sillas de enea que habían poblado el estadio por asientos de plástico que aún hoy visten Mestalla.

Sin embargo, el alto coste de la reforma y también de los jugadores hicieron que el equipo, que entre 1978 y 1980 había conseguido tres títulos, se cayera económicamente, sobre todo a raíz de una lesión de Kempes después de la cual ya no volvió a ser el mismo, y encadenara una deuda por el importe de la reforma y la depreciación de jugadores, lo que le llevó, incluso, a bajar a Segunda.

La última reforma de Mestalla, judicializada y con sentencia en contra

En 1998, el Valencia empezó con la última reforma de Mestalla, la que construiría un tercer anillo -que conforman las gradas de la Mar, Gol Xicotet y Gol Gran- y que fue denunciada por los vecinos del barrio de Mestalla. De hecho, la sentencia, que aún no se ha ejecutado por el Tribunal Supremo, obliga a la demolición de esas tres gradas.

La sentencia de 2006 deja sin efecto la modificación del plan general del Ayuntamiento de Valencia por la que se aprobaba esa reforma y que aumentaba en casi 15.000 asientos la capacidad del estadio.

Tras ver cinco reformas durante el siglo XX, el estadio sólo ha sufrido un lavado de cara en 2014, en el que se pintaron los asientos de naranja y negro, y la fachada exterior.

Desde que el 25 de febrero de 2009 se pararan las obras del Nuevo Mestalla, el estadio ahora centenario vive en un compás de espera en el que de momento no se ejecuta la sentencia para demoler el tercer anillo y no se vislumbra de manera clara un horizonte positivo a corto plazo para terminar el Nuevo Mestalla.

Mientras, los aficionados disfrutan de la que durante un siglo ha sido su casa, el estadio más antiguo de la Primera División.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Valencia, fuera del Mundial 2030

Publicado

en

España estadios sede mundial futbol 2030
Nou Mestalla.-EFE/Biel Aliño

València, 19 jul (OFFICIAL PRESS- EFE).-

La Federación Española de Fútbol Anuncia los Candidatos a Sedes para el Mundial 2030

Los once estadios seleccionados

La Federación Española de Fútbol (RFEF) ha hecho público este viernes los once estadios que serán candidatos a albergar los encuentros en España del Mundial 2030. Tras dos años de estudio, el ejecutivo para España de la candidatura conjunta con Marruecos y Portugal ha decidido no incluir a València en la lista.

Los estadios que formarán parte del libro de candidatura son:

  • Anoeta (San Sebastián)
  • Camp Nou (Barcelona)
  • Gran Canaria (Las Palmas de Gran Canaria)
  • La Cartuja (Sevilla)
  • La Rosaleda (Málaga)
  • Metropolitano (Madrid)
  • Nueva Romareda (Zaragoza)
  • RCDE Stadium (Barcelona Cornellá-El Prat)
  • Riazor (La Coruña)
  • San Mamés (Bilbao)
  • Santiago Bernabéu (Madrid)

Proceso de selección

«Para definir las sedes, se han analizado todas las posibilidades, también la de ampliar hasta 13, una opción que debe tomarse por unanimidad de las tres federaciones y que fue planteada el pasado mes de junio por el CSD, tras casi dos años de trabajo desarrollado en conjunto», explica la RFEF.

«La RFEF ha trabajado por esta opción intensamente, trasladándosela sus socios de candidatura pero, tanto la Federación Marroquí, como la Federación Portuguesa de fútbol, han considerado que debe respetarse la normativa FIFA, donde se establecen 20 sedes como máximo, lo que supone que España contará con 11 sedes», precisa. Marruecos contará con seis estadios y Portugal con tres.

Criterios de evaluación

Para decidir las sedes, se han aplicado una serie de baremos y criterios objetivos, en línea con lo establecido en los requisitos de candidatura de la FIFA.

«En total, se han definido 11 estadios, elegidos en una evaluación que ha tenido en cuenta aspectos como el proyecto técnico, operatividad, estructura financiera y dotación de las ciudades sedes, además del cumplimiento de los requisitos documentales y contractuales», añade la RFEF.

Subsede y campamentos base

Se han definido las 45 subsedes o campamentos bases de los equipos para incluirlos en el dosier oficial de dieciséis comunidades autónomas:

  • Andalucía
  • Canarias
  • Cantabria
  • Castilla y León
  • Castilla-La Mancha
  • Cataluña
  • Comunidad de Madrid
  • Comunidad Valenciana
  • Extremadura
  • Galicia
  • Islas Baleares
  • La Rioja
  • Navarra
  • País Vasco
  • Principado de Asturias
  • Región de Murcia

La decisión final sobre el uso de estas subsedes, que deberán ahora pasar por un proceso de evaluación directa por parte de FIFA, corresponderá a las selecciones participantes en el Mundial.

Próximos pasos

La RFEF recuerda que tras la presentación del dosier, la FIFA confirmará en su Asamblea General del 11 de diciembre la candidatura conjunta de los tres países y posteriormente determinará las sedes que albergarán los partidos de forma definitiva.

 

Reacciones

València lamenta la decisión de la RFEF: Estamos en plazos más que suficientes para llegar

El Ayuntamiento de València lamentó este viernes la decisión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de dejar fuera a València de su propuesta para el Mundial 2030, esperó que «el Gobierno de España, a través del Consejo Superior de Deportes, reconsidere esta situación» y destacó que la ciudad está «en plazos más que suficientes para llegar al Mundial».

«Tanto el Ayuntamiento de València como la Generalitat firmaron y entregaron desde el primer momento toda la documentación y hemos puesto toda la voluntad para que Valencia fuera sede del Mundial», reivindicó un comunicado remitido por el gabinete de comunicación del consistorio, cuyo gobierno municipal está conformado por PP y Vox.

El texto subraya que el Ayuntamiento espera que el Gobierno «reconsidere» la situación, porque «lo que se ha conocido es la propuesta de la Real Federación Española de Fútbol y no la propuesta del Gobierno» e incide en que le «sorprende» esta noticia tras la carta enviada este jueves por el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Uribes, en la que se solicita «una candidatura de máximos», con trece sedes.

«Todo el mundo coincide en la necesaria presencia de la ciudad y de la Comunitat en un evento de esta trascendencia. Es un error como país que nuestra tierra no esté representada en el Mundial, ya que se está diciendo que no a una tierra que tiene más que contrastada su capacidad, tanto de infraestructuras como de capacidad hotelera y conexiones, para albergar estos eventos», rezó el texto del Ayuntamiento, que insistió en que creen que están «en plazos más que suficientes para llegar al Mundial».

El consistorio municipal hizo este comunicado horas después de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) hiciera público este viernes los once estadios que serán candidatos a albergar los encuentros en España del Mundial 2030, entre los que no figura València, así como las subsedes, tras los trabajos de estudio de los dos últimos años del ejecutivo para España de la candidatura conjunta con Marruecos y Portugal.

Los estadios que formarán parte del libro de candidatura son Anoeta (San Sebastián), Camp Nou (Barcelona), Gran Canaria (Las Palmas de Gran Canaria), La Cartuja (Sevilla), La Rosaleda (Málaga), Metropolitano (Madrid), Nueva Romareda (Zaragoza), RCDE Stadium (Barcelona Cornellá-El Prat), Riazor (La Coruña), San Mamés (Bilbao) y Santiago Bernabéu (Madrid).

Gomar: «Es una vergüenza; València ha cumplido con los requisitos antes del 31 de julio»

El presidente de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV), Salvador Gomar, aseguró este viernes tras conocer que en las once sedes presentadas por la RFEF para el Mundial 2030 no está València que la decisión «es una vergüenza», porque desconoce los trámites seguidos y porque «València, aunque tarde, ha cumplido con los requisitos antes del 31 de julio».

«Es una vergüenza lo de la RFEF. Ni tan siquiera se ha consultado a la Junta Directiva la decisión», afirmó Gomar consultado por EFE, en unas declaraciones en las que señaló que «nadie se acordará en 2030 si se presentó la documentación en marzo o en julio».

Así, denunció que con esta decisión «se queda fuera la tercera capital de España, que tiene todas las infraestructuras que pide la FIFA», y lamentó que, antes de la fecha límite para presentar el libro de candidatura a la FIFA, València «ha cumplido con los requisitos».

Gomar realizó estas declaraciones horas después de que la Federación Española de Fútbol (RFEF) hiciera público este viernes los once estadios que serán candidatos a albergar los encuentros en España del Mundial 2030, entre los que no figura València, así como las subsedes, tras los trabajos de estudio de los dos últimos años del ejecutivo para España de la candidatura conjunta con Marruecos y Portugal.

Los estadios que formarán parte del libro de candidatura son Anoeta (San Sebastián), Camp Nou (Barcelona), Gran Canaria (Las Palmas de Gran Canaria), La Cartuja (Sevilla), La Rosaleda (Málaga), Metropolitano (Madrid), Nueva Romareda (Zaragoza), RCDE Stadium (Barcelona Cornellá-El Prat), Riazor (La Coruña), San Mamés (Bilbao) y Santiago Bernabéu (Madrid).

«Para definir las sedes, se han analizado todas las posibilidades, también la de ampliar hasta 13, una opción que debe tomarse por unanimidad de las tres federaciones y que fue planteada el pasado mes de junio por el CSD, tras casi dos años de trabajo desarrollado en conjunto», explica la RFEF.

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo