Síguenos

Firmas

El contenido erótico una de las cinco categorías más consumidas en el mundo cultural digital

Publicado

en

Las personas que viven en pareja son más felices que las solteras

La plataforma de streaming de podcasting Podimo, ha querido reunir los 7 podcasts y audiolibros perfectos sobre sexo y relaciones abiertas, donde poder explorar y conocer mejor la sexualidad, desmitificando así las relaciones sexuales y las pasiones más ocultas.

La sexualidad sigue siendo a día de hoy un tema estigmatizado lleno de prejuicios y tabúes. Sin embargo, durante el confinamiento y según un reciente estudio realizado por la compañía Lovehoney, más de la mitad de las parejas vieron la cuarentena como una oportunidad para mejorar la calidad y cantidad de sus relaciones íntimas. Así, la pandemia ha supuesto un punto de inflexión en la vida de todos, también en el ámbito sexual, consiguiendo que cada vez más personas se interesen en buscar información de expertos además de convertirse poco a poco en un tema a tratar en las reuniones con amigos o con la propia pareja.

De igual manera, el sexo y las relaciones abiertas se han convertido en un tema cada vez más recurrente en la literatura, las series y películas, y los podcasts y audiolibros, una situación que ha ayudado a que el sexo deje de verse como algo tabú. De hecho, el contenido erótico se ha convertido en una de las cinco categorías más consumidas en el mundo del e-book y los audiolibros, con un perfil predominantemente femenino, donde el 80% de los consumidores de este tipo de contenido son mujeres. De igual manera, cada vez más hombres se decantan por este tipo de podcasts y audiolibros, a medida que crece la oferta de contenido relacionado con el lifestyle masculino y el entorno LGTBIQ. Además, estas obras y producciones han gozado de gran popularidad en los últimos años entre el público, convirtiéndose en nuevos espacios donde tratar el tema de la sexualidad de forma clara, abierta y real, desmitificando y rompiendo tabúes alrededor de ello.

“Hay un espacio de consumo muy interesante en la categoría erótica entre la literatura y las producciones audiovisuales y ahí el audio ofrece muchas posibilidades. La palabra clave en este entorno es ‘explorar’ y el podcast es un espacio que facilita la intimidad y el descubrimiento”, afirma Idoia Cantolla, Head of Content de Podimo en España.

Por todo ello, la plataforma de streaming de podcasting Podimo, ha querido reunir los 7 podcasts y audiolibros perfectos sobre sexo y relaciones abiertas, donde poder explorar y conocer mejor la sexualidad, desmitificando así las relaciones sexuales y las pasiones más ocultas. Y es que la variedad de podcasts relacionados con el sexo y el mundo erótico es tan variado como la propia sexualidad.

  • Open Mandarina: hasta hace muy poco el amor solo era comprendido en la monogamia, sin embargo, este va más allá de tener sentimientos y apetito sexual con una única persona. Las conocidas como relaciones abiertas ofrecen un sinfín de debates sobre lo que es normal y lo que no y rompen con el molde del amor romántico de golpe, planteándose nuevas preguntas como: ¿Qué es la fidelidad? ¿Los celos son naturales y justificables? ¿Se puede amar a más de una persona a la vez sin hacer daño a nadie? ¿Cómo trabajo mi autoestima para lidiar con las inseguridades que surgen? En Open Mandarina se tratan todas estas cuestiones, ofreciendo recursos y acompañando a las personas que están en este camino, convirtiéndose en el espacio perfecto donde hablar empoderamiento, autoestima y conexión para crear relaciones honestas y auténticas. En la plataforma ya se encuentran los 4 primeros capítulos en exclusiva y cada martes, se irán lanzando nuevos episodios en Podimo.
  • Filosofía en el tocador: Este audiolibro del autor El Marqués de Sade se escribió en 1795, transgrediendo por completo el género ligero y alegre de la “novela libertina” de la época, penetrando en las profundidades del deseo sexual, dejándolo fluir sin reparos y sucumbiendo a él. En este audiolibro se relata las peripecias de Eugenia, una adolescente iniciada en los rituales del sexo por tres preceptores que desconocen los límites entre el bien y el mal. Esta obra literaria se encuentra en formato audiolibro en exclusiva en la app de Podimo.
  • Con todos dentro: la conocida periodista, escritora y locutora de radio Celia Blanco se adentra en el mundo de la sexualidad en este podcast que se plantea como un medio de divulgación sobre salud sexual donde poder hablar de sexo, orientaciones diversas y sexualidad no convencional. En él, la periodista tratará de resolver dudas, miedos y esperanzas de los oyentes, buscando explicaciones que ayuden al oyente a entenderlo. Blanco charlará además con los mejores profesionales sobre sexología, psicología y medicina para tratar de despejar todas las dudas que puedan surgir entorno al sexo. Puedes encontrar la segunda temporada del podcast en exclusiva en Podimo.
  • Oda a la comida (audiolibro): este audiolibro es un recopilatorio de relatos eróticos donde se ponen a prueba los sentidos. En él no solo se habla de relaciones íntimas, sino que también recuerda canciones especiales, comenta recetas a tener en cuenta o vinos para esas ocasiones más especiales. Puedes encontrar este podcast disponible en exclusiva en Podimo.
  • Mejor que el sexo: este podcast trata el tema de la sexualidad desde dos puntos de vista: tanto dentro como fuera de la cama. En él se abordan diferentes temas como el poliamor, ligar online, el feminismo o la inteligencia erótica, entre otras.
  • El club de las vaginas: este club ha abierto sus puertas a los oyentes para tratar el tema de la salud femenina más íntima. Inaugurado por Laura Pastor y Estefanía García, fisioterapeutas dedicadas a la salud integral femenina, ambas tratan en este espacio diferentes temas relacionados con la salud íntima femenina, destapando mitos y tabúes en torno a ello.
  • Solo sexo: un espacio dedicado a conversar sobre sexo LGTB que cuenta en cada programa con invitados especiales que ayudarán a disipar todas las dudas que le puedan surgir a los oyentes sobre temas sexuales.

 

Firmas

Miguel Ángel Blanco: La crónica del horror

Publicado

en

Miguel Ángel Blanco
Miguel Ángel Blanco
fortea

José Luis Fortea

 

 

 

 

 

El jueves 10 de julio de 1997, un día como hoy de hace venticinco años, Miguel Ángel Blanco Garrido, un joven de 29 años, cumplidos desde el pasado día 13 del mes de mayo, se dirigía, metódicamente, como todas las mañanas, desde su casa en la calle Iparraguirre de la localidad vizcaína de Ermua hasta la ciudad de Eibar, a escasos cinco minutos en tren, perteneciente esta ya a la provincia de Guipúzcoa, donde desde hace seis meses había encontrado trabajo de lo suyo, en el departamento de contabilidad de la empresa “Eman Consulting”, ubicada en la calle de Julián Etxeberria de la localidad armera, sintiéndose más realizado que ayudando a su padre en aquellos duros quehaceres de albañilería.

Miguel Ángel Blanco

El día había salido nublado, con sus habituales cambios climáticos típicos de este mes de julio en aquel valle a orillas del río Ego, con esos frescos 17 ºC por la mañana en los que tan pronto amenaza lluvia como que rápidamente sale un sol abrasador, de los llamados de justicia. Se siente feliz, durante la tarde del día de ayer, en la asesoría le habían dado permiso para tomarse la tarde libre y así poder acudir a un concesionario y hacer entrega de una señal para comprarse un coche nuevo, pudiendo “jubilar” el viejo Kadett.

Aquel  jueves, después de la jornada laboral matutina regresa a Ermua, de nuevo en tren, ordenando sus pensamientos, en aquellos escasos cinco minutos de trayecto, de la línea de cercanías “1T”, acercándose, antes de ir a casa, directamente desde la estación al ayuntamiento, en un tramo de apenas 170 metros, lugar donde trabaja como concejal por el Partido Popular, desde las elecciones municipales celebradas el 28 de mayo de hace ya dos años, en las que aquellos 1839 votos obtenidos por su partido le habían permitido adquirir su acta de edil, justo el mismo año que se había afiliado, con el número 3.322 (que, fatalidad del destino, sumaban 10).

Del ayuntamiento, por la calle Izelaieta, a casa, a comer con sus padres, Miguel y Chelo, y de allí, sin apenas casi tiempo, a la Avenida de Guipúzcoa nº 2, al andén de la terminal de trenes para coger el tranvía, tan puntual como siempre, a la misma hora, a las 15.25 y de nuevo a la consultoría, en el que sin ser consciente de ello, sería el último viaje que haría.

El secuestro de Miguel Ángel Blanco

A las 15.30 horas en el apeadero de la estación de Ardanza de Eibar le aborda Irantzu Gallastegui Sodupe, “Amaia”, quien de alguna forma logra convencerlo, posiblemente amenazándolo a punta de pistola, para que la acompañe hasta un vehículo de color oscuro, estacionado en la misma calle de la estación, a pocos metros de allí, donde les aguardan José Luis Geresta Mujika, “Oker”, y Francisco Javier García Gaztelu, alias “Txapote”, todos ellos miembros integrantes del “comando Donosti” perteneciente a la banda terrorista ETA, llevándoselo de allí.

El secuestro, según avancen las investigaciones, se sabrá que había sido preparado para la tarde del día anterior, del miércoles 9 de julio, precisamente la que Miguel Ángel se había tomado libre. En llamada telefónica de los secuestradores a la emisora Egin Irratia, sobre las seis y media de la tarde, exigirán del gobierno de José María Aznar López la reorganización y aproximación de todos los presos de la citada organización terrorista a las cárceles vascas en un plazo máximo de 48 horas, para proceder de esta forma a la liberación del concejal, bajo amenaza de acabar con su vida en caso de no satisfacer dicha demanda.

Ortega Lara

Apenas diez días antes, durante la noche del 30 de junio y la madrugada del día 1 de julio de 1997, tras permanecer 532 días secuestrado era liberado por la Guardia Civil de su cautiverio, en un zulo de apenas tres metros de largo, por dos y medio de ancho y un escaso metro y ochenta centímetros de alto, ubicado en el interior de una nave industrial de la cooperativa Jalgi, en la localidad Guipuzcuana de Mondragón, el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, de treinta y siete años, en una imagen, al momento de ser rescatado, de un hombre depauperado y demacrado, con veintitrés kilos menos y una barba de diecisiete meses, propia más de quien ha sufrido un naufragio, que llegaría incluso a rogar, a aquellos agentes de la Benemérita y al juez Baltasar Garzón Real, titular del juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, encargado del asunto, que lo matasen, no siendo consciente en aquel instante que lo estaban liberando de un cautiverio infernal que todavía permanecía grabado en la retina, no sólo de la sociedad española, sino de toda la comunidad internacional.

Desde el momento en darse a conocer a la opinión pública el secuestro de Miguel Ángel Blanco, las muestras de apoyo y manifestaciones fueron constantes. El alcalde de Ermua, el socialista Carlos Totorika Izagirre, moviliza a sus vecinos, en una especie de asamblea popular, en la misma plaza del ayuntamiento, con una respuesta como nunca se había visto antes.

Desde Madrid, sin pretender aparentar ser desafiantes, se deja claro que el gobierno presidido por Aznar, en boca de su ministro del interior Jaime Mayor Oreja, no va a proceder a negociar ni ceder ante lo que consideran el chantaje de la citada banda terrorista, con el argumento de que “con ETA no se negocia”.

El asesinato de ETA

Dos días después, el sábado 12 de julio llevado en el maletero de un coche a la localidad de Lasarte, en aquel campo de Azokaba, maniatado y de rodillas recibe dos disparos por detrás, por la nuca, de su ejecutor, García Gaztelu, Txapote, dejándolo allí, abandonado, creyéndolo muerto. Posteriormente, dos hombres que paseaban por aquellos parajes lo encontrarán, aún con vida, dando el aviso, siendo trasladado a la Residencia Sanitaria de Nuestra Señora de Aranzazu en San Sebastián, sin poder hacer nada por su salvar su vida, falleciendo a las cinco de la tarde del día 13 de julio de 1997.

El espíritu de Ermua

Conocido el fatal desenlace la repulsa fue [E]nérgica, [R]esolutiva, [M]ayoritaria, [U]nánime y [A]plastante, dando lugar a lo que se vino a denominar como “el Espíritu de Ermua”, que al fin y a la postre es lo que configuran las letras que encabezan estos calificativos y que bien podrían servir para nombrar a esta valiente localidad vizcaína, de [E] [R] [M] [U] [A].

Hoy más que nunca sirva este nuestro recuerdo por Miguel Ángel Blanco Garrido y todas aquellas víctimas que sufrieron igual destino, por su memoria, por sus vidas, por los proyectos e ilusiones que no pudieron cumplir, por las vidas rotas de quienes les quisieron, amaron y conocieron, por sus familiares y amigos, por todos ellos y por todos y cada uno de nosotros.

En el siguiente enlace, en 0:58, imágenes de lo entonces sucedido https://youtu.be/FXA7ysASUnA.

Continuar leyendo