Síguenos

Rosarosae

El exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega se suicida a los 47 años

Publicado

en

València, 26 dic. – Ari Behn, exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega, se ha suicidado a los 47 años, según ha informado su familia en un comunicado.

«Con gran dolor en el corazón, los familiares más cercanos de Ari Behn informamos hoy de que se ha quitado la vida. Pedimos respeto a nuestra vida privada de ahora en adelante», informó su representante Geir Håkonsund en un breve escrito enviado a medios noruegos.

Los reyes Harald V y Sonia expresaron en otro comunicado su «gran pena» por la muerte del escritor noruego, una parte «importante» de la familia real durante muchos años y del que conservan «buenos recuerdos», a la vez que lamentaron que sus nietas hayan perdido a «un gran padre».

«Para nosotros Ari era un buen amigo, un familiar querido y un tío fantástico con el que compartimos grandes y pequeños momentos en la vida», lamentaron el príncipe heredero Haakon y su esposa, la princesa Mette-Marit.

Marta Luisa, primogénita de los reyes noruegos, y el escritor y pintor Ari Behn contrajeron matrimonio en 2002, se separaron en 2016 y formalizaron su divorcio, el primero en la Casa Real noruega en dos siglos, al año siguiente. Juntos tuvieron tres hijas: Maud Angelica, de 16 años; Leah Isadora, de 14; y Emma Tallulah, de 11.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Rosarosae

La dura confesión de Jorge Javier Vázquez: «Mila me ha reconciliado con la vida. Ahora tengo ganas de vivir»

Publicado

en

MEDIASET

Este miércoles fallecía la periodista Mila Ximénez a los 69 años a consecuencia del cáncer de pulmón que sufría y desde Telecinco, cadena de la periodista, los programas dedicados a Mila están ocupando parte de la programación, especialmente Sálvame, en el que trabajaba la colaboradora. Su presentador Jorge Javier Vázquez, íntimo amigo de Mila, ha bordado el programa intentando mantener en pie a todos los compañeros, destrozados por la pérdida de Mila.

Unas declaraciones que han surgido a raiz de que Kiko Hernández le diera las gracias a Jorge Javier por sacarles una sonrisa en un momento tan difícil como este, pero es que el presentador lleva meses haciendo este duelo: “Cuando me despedí de ella, me di cuenta de lo mal que había estado”.

Estos últimos meses han sido muy duros para él y es que a la enfermedad de Mila se ha sumado su situación personal: “En esta ocasión ha sido la vez que más cerca he estado de dejarlo, me ha faltado muy poco, empecé a hacerme a la idea de que en julio desaparecía una temporada larga. Es que no veía la salida, llevaba unos meses que no veía ningún tipo de salida, me veía incapaz, había perdido la ilusión no tenía ganas de nada, no me hacía ilusión nada, había perdido la curiosidad, lo achacaba a la pandemia, pero por eso digo para mí, cuando pude verla… A mí Mila me ha reconciliado con la vida. Fíjate que en un momento tan duro en el que se va, a mí me ha empujado a seguir”, insistía el presentador y es que lo que para él era “caos”, “desesperación” y “negrura”, ahora se ha convertido en “luminosidad”: “Tengo ganas de vivir, que es algo que hace tiempo que no tenía”.

“Hay que recordar y no olvidar”, concluía el presentador.

Minutos después con la llamada de Alba, la hija de Mila Ximénez, Jorge Javier rompía en directo a llorar.

Continuar leyendo