Síguenos

Deportes

El Valencia se carga a Javi Gracia

Publicado

en

El Valencia destituyó este lunes a Javi Gracia como entrenador del primer equipo y Salvador González ‘Voro’ se hará cargo del equipo hasta final de la temporada, según confirmaron a Efe fuentes del club.

A falta de cuatro partidos para que acabe la Liga y doce puntos por disputarse, el equipo tiene 36 puntos, seis más que el antepenúltimo y el penúltimo, que son el Huesca y el Elche respectivamente, ambos con 30 puntos.

En la entidad preocupaba la tendencia del conjunto que dirigía Javi Gracia, que sólo ha ganado tres de los últimos dieciocho puntos a los que ha optado y que el próximo fin de semana afronta un duelo directo ante el Valladolid, que es cuarto por la cola.

Exjugador, exdelegado y actual ‘manager’ del primer equipo, Voro se volverá a hacer cargo del equipo como ya ha hecho en numerosas ocasiones en situaciones de dificultad y como ya hizo en el tramo final de la pasada campaña tras la destitución de Albert Celades.

Este es el comunicado oficial del Valencia:

El Valencia CF ha comunicado este lunes a Javi Gracia su destitución como entrenador del primer equipo.

El Club quiere agradecerle públicamente su trabajo y dedicación durante estos meses al frente del banquillo y le desea los mejores éxitos de cara al futuro.

Salvador González ‘Voro’ pasará a dirigir el primer equipo de modo provisional.

Final fallido para el «Proyecto Gracia»

Un total de ocho victorias en Liga, estar más cerca del descenso que de Europa y un paso anodino por la Copa del Rey han provocado un final fallido y anticipado para el proyecto como entrenador del Valencia de Javi Gracia, quien ha salido del club por la puerta de atrás al producirse este lunes su destitución, lo que repite la situación vivida la pasada temporada con Albert Celades.

Hasta la llamada a Salvador González “Voro” para asumir el cargo a partir de ahora mimetiza la situación de hace un año, aunque ahora por la circunstancia de que el descenso no está matemáticamente descartado y por la imagen mostrada a lo largo de la temporada.

Gracia llegó el pasado verano, se vio obligado a trabajar sin ningún fichaje para esta campaña, a punto estuvo de dejar la entidad en octubre y ha avanzado a lo largo de estos meses sin apenas interactuar con la cúpula de un club, que no se ha caracterizado por las muestras de confianza hacia el entrenador navarro.

La destitución de Gracia se ha producido, paradójicamente, después de un encuentro perdido ante el Barcelona (2-3) que, sin ser brillante, tampoco se puede incluir entre los más desastrosos de la temporada.

Lo que sí que ha quedado muy lejos de la brillantez ha sido la trayectoria del equipo a lo largo del campeonato, tanto por los resultados como por el juego ofrecidos.

En el capítulo de resultados, las ocho victorias, menos de la cuarta parte del total de partidos disputados, junto a los doce empates y las catorce derrotas, reflejan que el Valencia ha estado muy lejos de mostrarse como un equipo competitivo, a pesar de que en la pretemporada se escucharon voces de que la Liga de Campeones era el objetivo.

Con el paso de las jornadas, el discurso se rebajó a la Liga Europa, pasó a ser el de quedar a mitad de la tabla y finalizó con la esperanza de no descender, riesgo que podría ser real si el Valencia no saca adelante el encuentro del domingo ante el Valladolid en Mestalla.

Al margen de los datos, en lo futbolístico, el Valencia se ha mostrado como un equipo pobre a lo largo del campeonato, incapaz de llevar la iniciativa en la mayoría de los encuentros disputados, y con pocos argumentos a colocar en la parte positiva de la balanza.

Entre ellos se encuentra la innegable honestidad y el compromiso de la plantilla, que se ha entregado al cien por cien en todo momento y la que solo la falta de calidad se le puede reprochar, ya que ha sido los suficientemente intensa como para rescatar en el último suspiro de más de un partido puntos que estaban prácticamente perdidos.

Ese fue el caso de las visitas a Mestalla del Getafe, Villarreal, Celta o Alavés en una campaña en la que el equipo solo ha ganado dos partidos como visitante.

La falta de gol, sobre todo en el caso del uruguayo Maxi Gómez, la de consistencia en el centro del campo y algunos errores defensivos también han lastrado al equipo, que en la Copa del Rey superó, no siempre con facilidadl, al Terrassa, Yeclano y Alcorcón y cayó sin paliativos ante el Sevilla, su primer rival de entidad.

En lo anecdótico, Gracia se va sin haber dirigido un solo partido con público; en lo estadístico lo hace con 38 partidos, 34 de Liga y cuatro de Copa, con once victorias, doce empates y quince derrotas, 53 goles a favor y 57 en contra.

Alfonso Gil

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

El Valencia necesita los seis puntos para evitar su peor puntuación del siglo

Publicado

en

València, 14 may (EFE).- El Valencia, que en la actualidad cuenta con 39 puntos, necesita ganar los dos encuentros de Liga que le restan para sumar seis puntos y no cerrar su peor puntuación en el siglo XXI.

Si el Valencia llega a los 45 puntos gracias a dos victorias, superará en uno los 44 de la Liga 2015-16 cuando fue duodécimo tras haber contado con cuatro entrenadores a lo largo del campeonato: Nuno Espirito Santo, Salvador González “Voro”, Gary Neville y Pako Ayestarán, en la campaña con peores cifras de su historia reciente.

El conjunto valenciano, que este año ha sido entrenador Javi Gracia y por Voro en los dos últimos partidos y en los dos que restan, no puede igualar los 44 puntos de entonces, pero sí superarlos con dos victorias.

Desde antes del cambio de siglo, el Valencia no ha estado en estas circunstancias, pues la posibilidad de completar su peor registro se amplía al periodo iniciado en la Liga 97-98, desde la que se juega ininterrumpidamente con veinte clubes y tres puntos por victoria.

Tras los 44 puntos de la Liga 2015-16, la peor temporada del Valencia fue la siguiente, la 2016-17, pero entonces sumó 46 puntos, cifra ya inalcanzable en esta campaña.

Ahora si el Valencia gana un partido y empata otro, llegara a los 43 puntos y certificará sus peores números de esta época.

Estas cifras contrastan con los 77 puntos de la campaña 2003-2004.casi el doble de los que tiene actualmente, que suponen la cifra más elevada del Valencia en este periodo y que le llevaron al título liguero

Continuar leyendo