Síguenos

Deportes

El Valencia se carga a Javi Gracia

Publicado

en

El Valencia destituyó este lunes a Javi Gracia como entrenador del primer equipo y Salvador González ‘Voro’ se hará cargo del equipo hasta final de la temporada, según confirmaron a Efe fuentes del club.

A falta de cuatro partidos para que acabe la Liga y doce puntos por disputarse, el equipo tiene 36 puntos, seis más que el antepenúltimo y el penúltimo, que son el Huesca y el Elche respectivamente, ambos con 30 puntos.

En la entidad preocupaba la tendencia del conjunto que dirigía Javi Gracia, que sólo ha ganado tres de los últimos dieciocho puntos a los que ha optado y que el próximo fin de semana afronta un duelo directo ante el Valladolid, que es cuarto por la cola.

Exjugador, exdelegado y actual ‘manager’ del primer equipo, Voro se volverá a hacer cargo del equipo como ya ha hecho en numerosas ocasiones en situaciones de dificultad y como ya hizo en el tramo final de la pasada campaña tras la destitución de Albert Celades.

Este es el comunicado oficial del Valencia:

El Valencia CF ha comunicado este lunes a Javi Gracia su destitución como entrenador del primer equipo.

El Club quiere agradecerle públicamente su trabajo y dedicación durante estos meses al frente del banquillo y le desea los mejores éxitos de cara al futuro.

Salvador González ‘Voro’ pasará a dirigir el primer equipo de modo provisional.

Final fallido para el «Proyecto Gracia»

Un total de ocho victorias en Liga, estar más cerca del descenso que de Europa y un paso anodino por la Copa del Rey han provocado un final fallido y anticipado para el proyecto como entrenador del Valencia de Javi Gracia, quien ha salido del club por la puerta de atrás al producirse este lunes su destitución, lo que repite la situación vivida la pasada temporada con Albert Celades.

Hasta la llamada a Salvador González “Voro” para asumir el cargo a partir de ahora mimetiza la situación de hace un año, aunque ahora por la circunstancia de que el descenso no está matemáticamente descartado y por la imagen mostrada a lo largo de la temporada.

Gracia llegó el pasado verano, se vio obligado a trabajar sin ningún fichaje para esta campaña, a punto estuvo de dejar la entidad en octubre y ha avanzado a lo largo de estos meses sin apenas interactuar con la cúpula de un club, que no se ha caracterizado por las muestras de confianza hacia el entrenador navarro.

La destitución de Gracia se ha producido, paradójicamente, después de un encuentro perdido ante el Barcelona (2-3) que, sin ser brillante, tampoco se puede incluir entre los más desastrosos de la temporada.

Lo que sí que ha quedado muy lejos de la brillantez ha sido la trayectoria del equipo a lo largo del campeonato, tanto por los resultados como por el juego ofrecidos.

En el capítulo de resultados, las ocho victorias, menos de la cuarta parte del total de partidos disputados, junto a los doce empates y las catorce derrotas, reflejan que el Valencia ha estado muy lejos de mostrarse como un equipo competitivo, a pesar de que en la pretemporada se escucharon voces de que la Liga de Campeones era el objetivo.

Con el paso de las jornadas, el discurso se rebajó a la Liga Europa, pasó a ser el de quedar a mitad de la tabla y finalizó con la esperanza de no descender, riesgo que podría ser real si el Valencia no saca adelante el encuentro del domingo ante el Valladolid en Mestalla.

Al margen de los datos, en lo futbolístico, el Valencia se ha mostrado como un equipo pobre a lo largo del campeonato, incapaz de llevar la iniciativa en la mayoría de los encuentros disputados, y con pocos argumentos a colocar en la parte positiva de la balanza.

Entre ellos se encuentra la innegable honestidad y el compromiso de la plantilla, que se ha entregado al cien por cien en todo momento y la que solo la falta de calidad se le puede reprochar, ya que ha sido los suficientemente intensa como para rescatar en el último suspiro de más de un partido puntos que estaban prácticamente perdidos.

Ese fue el caso de las visitas a Mestalla del Getafe, Villarreal, Celta o Alavés en una campaña en la que el equipo solo ha ganado dos partidos como visitante.

La falta de gol, sobre todo en el caso del uruguayo Maxi Gómez, la de consistencia en el centro del campo y algunos errores defensivos también han lastrado al equipo, que en la Copa del Rey superó, no siempre con facilidadl, al Terrassa, Yeclano y Alcorcón y cayó sin paliativos ante el Sevilla, su primer rival de entidad.

En lo anecdótico, Gracia se va sin haber dirigido un solo partido con público; en lo estadístico lo hace con 38 partidos, 34 de Liga y cuatro de Copa, con once victorias, doce empates y quince derrotas, 53 goles a favor y 57 en contra.

Alfonso Gil

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Más de cinco mil valencianistas piden a Peter Lim que se vaya

Publicado

en

Más de cinco mil personas se han manifestado este sábado por las calles de València con una pancarta en la que aseguraba que “el futur és nostre” -el futuro es nuestro- y han llenado la Avenida de Suecia, frente a Mestalla, para mostrar su desencanto y oposición a la gestión del máximo accionista, Peter Lim.

La desafección del club hacia sus aficionados, la marcha del equipo, que pelea por mantener la categoría, el rumbo del filial, que ha descendido a la quinta categoría del fútbol español, o la incierta situación del futuro estadio, cuyas obras no se han reanudado desde que Meriton es el máximo accionista pese a haberse comprometido a ello, han sido las causas principales de la concentración, convocada por Libertad VCF y la Curva Nord.

Los aledaños de Mestalla fue el punto final de la manifestación y donde se congregaron algo más de cinco mil aficionados que, ataviados de camisetas y bufandas, cantaron “Peter, vete ya”, “Libertad” o que el club no era un negocio.

“Lim, your horror show is over. Take your puppets and go far away” (Lim, tu show del horror está acabado. Coge tus mascotas y vete muy lejos), era una de las pancartas que algunos simpatizantes del club portaban, complementadas por otras como “a football club is not a business” (un club de fútbol no es un negocio).

Por su parte, el colectivo de Últimes Vesprades a Mestalla recordó al expresidente del club Arturo Tuzón con una pancarta en la que se podía leer que el València debía ser “lo que los valencianos quieran que sea” tras las declaraciones de Peter Lim este viernes en el Financial Times.

Lim aseguró en dicha entrevista tener “algo de compasión» por los aficionados, así como que “las cosas más pequeñas son las que dan los dolores de cabeza más grandes», unas declaraciones que por primera vez han encontrado respuesta en la figura del expresidente del club Amadeo Salvo, quien contribuyó de manera decisiva a la llegada del magnate asiático al club, y que acusó a Lim de haberles engañado, de menospreciar al club y su afición, así como de una nefasta gestión.

Tras pasear desde la plaza Zaragoza hasta Mestalla, unos pocos pretendieron invadir el estadio, tal y como hicieron hace una semana aficionados del Manchester United, aunque tanto miembros de Libertad VCF como de la Curva Nord impidieron que se llevara a cabo.

La concentración, apoyada por multitud de colectivos representativos del Valencia CF, como Desde Torino a Mestalla, la Agrupación de Peñas o Ciberche, es la segunda de estas marchas, que ya tuvieron un inicio durante el verano, cuando más de un millar de personas se agolparon frente a Mestalla y simularon un velatorio por el club tras la salida de jugadores importantes del club.

Continuar leyendo