Síguenos

Sucesos

Confirman que Esther López tuvo una muerte violenta

Publicado

en

La jueza podrían dejar sin respuesta la muerte de Esther López
Esther López de la Rosa, desaparecida en Traspinedo (Valladolid)

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell ha sido la encargada de confirmar en su cuenta personal de Twitter, la muerte violenta de Esther López, la chica de 35 años que este pasado sábado fue hallada cerca de una carretera que da acceso a Traspinedo (Valladolid), localidad donde desapareció hace 25 días.

«Confirmada la muerte violenta de la joven desaparecida en Traspinedo (Valladolid), quiero expresar mis condolencias y apoyo a su familia y personas queridas, y pedir respeto para ellas y para la investigación. Debemos evitar elucubraciones y reacciones que pueden causar más daño», ha escrito Rosell en esta red social.

Mientras tanto, la investigación sigue su curso y el Instituto Anatómico Forense de Valladolid está realizando la autopsia del cuerpo de Esther López desde primera hora del domingo.

Qué pasó la noche de la desaparición de Esther López

Esther desapareció el 12 de enero, y desde ese momento sus padres ya la buscaban hasta que presentaran la denuncia el pasado día 17, después de que no diera señales de vida tras haber estado la noche de su desaparición viendo en un bar del pueblo el partido de la Supercopa entre el Barcelona y el Real Madrid y luego continuara la fiesta con unos amigos en casa de uno de ellos y más tarde en unas bodegas.

Esta era la versión de las dos personas con las que estuvo esa fatídica noche antes de que se le perdiera el rastro. Dos vecinos de Traspinedo, Óscar y Carlos, fueron los  que viajaron con ella en el coche de regreso a casa y según relataron, con algunas contradicciones, se detuvo ante el restaurante La Maña. Muchas contradicciones de las últimas personas que vieron a Esther.

De hecho, en la versión ofrecida, Carlos se apeó del vehículo para ir a su casa y luego Óscar y Esther discutieron porque ella quería seguir de fiesta y él la dejó en las inmediaciones, sin que se volviera a saber nada más de la joven en los últimos veinticuatro días.

Las investigaciones desde entonces se centraron en estas dos personas y también en un tercer investigado, Ramón G. (El Manitas), pesquisas en las que la Guardia Civil, además de rastrear el municipio mediante batidas en las que habían participado cientos de voluntarios, había tomado muestras de la vivienda del tercero y de los vehículos de este y de Óscar, sin resultado positivo, y había centrado también su investigación en los teléfonos de todos ellos y de la víctima.

El único de los investigados que había permanecido privado de libertad es Ramón G. ‘El Manitas’, cuya detención hubo de prorrogarse durante otras 72 horas aunque finalmente la titular del Juzgado de Instrucción número 5 le dejó en libertad provisional ante la falta de pruebas que atestiguaran su implicación en los hechos.

Dolor en Traspinedo

Este domingo el dolor ha invadido Traspinedo, localidad donde cientos de personas han compartido varios minutos de silencio el domingo por la pérdida de Esther López.

La plaza del Ayuntamiento de esta localidad vallisoletana, situada a 25 kilómetros de la capital, ha acogido un minuto de silencio en el que los vecinos han podido mostrar el dolor por la confirmación del fallecimiento de la joven de 35 años y las condolencias con su familia y en el que ha participado la Corporación municipal, así como el presidente de la Diputación provincial, Conrado Íscar, el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez Villazán, y el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Augusto Cobos.

Tras la celebración de un Pleno municipal en el que se han decretado tres días de luto oficial el pueblo, varios cientos de vecinos y personas llegadas de otros puntos han mantenido unos minutos de silencio en recuerdo de la joven, a la que se había perdido la pista en la noche del 12 al 13 de enero y cuyo cadáver fue hallado este sábado por un paseante en un terreno de labor situado en las proximidades del polígono Tuduero, a unos pocos kilómetros de distancia de Traspinedo.

El alcalde del municipio, Javier Fernández, ha expresado el sentir de los vecinos por la «triste» noticia que se conoció el sábado y ha querido unir a todo el pueblo en torno al «dolor de la familia», a quienes ha recalcado su apoyo, al mismo tiempo que ha señalado el sentimiento de «tristeza» que se vive en Traspinedo.

También ha aprovechado para pedir «tranquilidad» al municipio y aboga por dejar que la que la justicia «investigue lo que ha sucedido y esclarezca los hechos. Templanza, mesura y cordura y que se deje trabajar a la Justicia sin más. Es un caso trágico, por lo que es la Justicia la que tiene que dictaminar cómo han sucedido los hechos y si hay algún culpable, pues que salga a la luz», ha reflexionado.

En cuanto a la familia de Esther López, Javier Fernández ha recordado que durante todos estos días desde la desaparición de la joven los representantes del Ayuntamiento han estado con ellos «como no puede ser de otra manera» y ha constatado que ahora la familia «está destrozada» si bien apunta que «en cierto sentido, con un alivio de que tienen el cuerpo de su hija por fin, tristemente fallecida».

La familia de Esther «quiere» que se deje investigar a la Justicia y ha garantizado el apoyo de «todo el municipio, el Ayuntamiento, pueblos del entorno, de Valladolid y de España» ya que considera que es un caso que ha alcanzado el ámbito nacional.

El municipio de algo más de 1.100 habitantes continúa el duelo por su vecina, con las banderas a media asta desde el sábado y con tres días de luto oficial por delante.

Todo ello, con la prudencia subrayada por el regidor ante la investigación sobre las circunstancias de la muerte, en un momento en el que ha subrayado que «todo es muy prematuro», pero con el convencimiento de que «si alguien tiene que pagar por ello, que lo pague claramente».

Sucesos

Condenado a 6 años de prisión por violar a su empleada de hogar

Publicado

en

Condenado a 6 años de prisión por violar a su empleada de hogar
En la imagen, la Policía Nacional en la Audiencia de Castellón. EFE/Domenech Castelló/Archivo

Castelló, 23 jun (EFE).- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a seis años de prisión por un delito de agresión sexual, para el que aprecia la agravante de reincidencia, a un hombre que violó a la mujer que acababa de contratar para que limpiara su vivienda y cuidara de sus padres.

La Sala también le condena al pago de una multa de 360 euros por un delito leve de lesiones, ya que la víctima sufrió diferentes heridas a consecuencia de los hechos, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

La sentencia, dictada después de que las partes alcanzaran un acuerdo de conformidad, establece una indemnización de 10.320 euros a favor de la víctima por los daños morales que sufrió y por los días que tardó en curar de sus lesiones.

Los hechos comenzaron sobre las 12.00 horas del 24 de septiembre de 2020, cuando el condenado coincidió con la mujer en una calle de Benicarló y, tras seguirla durante unos metros, inició una conversación con ella en la que le ofreció 300 euros por limpiar en su chalé y cuidar de sus padres.

La víctima aceptó y ambos se desplazaron en taxi hasta la vivienda del penado, situada en Vinaròs. Tras comenzar a trabajar, sobre las 16.30 horas, el hombre hizo subir a la empleada a la planta superior de la casa, se encerró con ella en una de las habitaciones y la forzó sexualmente, mientras le abofeteaba y le cogía del pelo.

La perjudicada, que consiguió finalmente escapar y llamar a Emergencias, sufrió lesiones en los hombros y las rodillas de las que tardó 8 días en curar.

Continuar leyendo