Síguenos

Valencia

Héctor Illueca, de jefe de los inspectores laborales a número 3 del Consell

Publicado

en

València, 10 sep (EFE).- Héctor Illueca pasa desde este viernes de dirigir a sus compañeros de profesión como director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a convertirse en el representante de Podem en el Gobierno valenciano y número tres de este Ejecutivo, al frente de la vicepresidencia segunda y Conselleria de Vivienda.

La renuncia de Rubén Martínez Dalmau a esa cartera para volverse a la universidad tras sus discrepancias con la coordinadora autonómica del partido en la Comunitat Valenciana, Pilar Lima, ha ocasionado la primera crisis del Consell de la legislatura, que se ha saldado con su sustitución por este Doctor en Derecho que entró en política porque Pablo Iglesias se lo pidió.

Nacido en València hace 46 años, en el seno de una familia de izquierdas en la que se hablaba mucho de política y de lucha contra el franquismo y a la que marcó el fusilamiento de su tío abuelo, Illueca vivió sus primeros años en Murcia debido al trabajo de su padre, aunque con 14 años regresó a su ciudad natal.

Cursó la carrera de Derecho en la Universitat de València (UV) -en la que posteriormente se doctoró y de la que es profesor asociado en el departamento de Derecho del Trabajo- y fue entonces cuando se inició en la militancia política, de la mano de Izquierda Unida, aunque al finalizar la carrera la dejó aparcada.

No volvería al activismo político hasta 2011, cuando el movimiento del 15-M llevó a movilizarse en defensa de los derechos sociales a quien para entonces había ejercido durante quince años como inspector de Trabajo y Seguridad Social en Girona y en Castellón.

Se implicó activamente en el Foro Cívico Somos Mayoría, un colectivo impulsado por Julio Anguita en 2012, del que fue portavoz estatal unos meses y del que destaca que era una asociación «totalmente apartidista» y que gran parte de la base social pasó a Podemos cuando el partido se constituyó en 2014.

llueca se mantuvo en el activismo social hasta que en 2017 Pablo Iglesias, al que conocía desde 2011 cuando le invitó a dar una conferencia, le pidió que le ayudara y entrara en la política, un paso que dio «encantado» porque se identificaba con su proyecto.

En diciembre de 2018 se presentó y ganó las primarias de Podem para las candidaturas de las elecciones generales, por lo que fue el número uno al Congreso por Valencia en los comicios de abril de 2019 y también en los de noviembre de ese mismo año.

Cuando se formó el Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos en España, su nombre sonó en las quinielas para algún puesto relacionado con el Derecho, la Administración pública o la Economía -sobre los que tiene numerosos artículos y publicaciones- y finalmente en enero de 2020 fue nombrado director de la Inspección de Trabajo en el Ministerio que dirige Yolanda Díaz.

Sin peso político en las estructuras internas del partido, donde no ocupa ningún cargo orgánico, y con un perfil más técnico que político, este apasionado del Derecho laboral cuya intención era retomar la inspección y las clases en la UV en cuanto acabara la actual legislatura del Congreso desembarca ahora en el Gobierno valenciano.

Aquí será la cara visible de Podem -formación en la que Pilar Lima es la máxima representante tanto en el partido como en el Parlamento valenciano- y se sentará junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, en los plenos del Gobierno valenciano, donde también ocupa una silla Esquerra Unida dentro de la cuota de Unides Podem.

El regreso de Illueca a València se produce en un momento en el que hay mar de fondo en Podem, donde han dimitido 7 miembros del Consejo Ciudadano Valenciano tras acusar a Lima de expulsar a Martínez Dalmau de la vicepresidencia, y en el que Esquerra Unida ha reprochado a su socio de coalición que no le informara de este relevo.

Este aficionado al baloncesto -con sus 1,92 metros de altura jugó de pívot en su juventud– asumirá las riendas de una vicepresidencia segunda y Conselleria de Vivienda en la que, según su antecesor, se han impulsado unas políticas que son ya «irreversibles» y que mediada la legislatura solo queda continuar y consolidar.

Valencia

Esto es lo que cobra Joan Ribó como alcalde de València

Publicado

en

La página de Información Salarial de Puestos de la Administración (ISPA), donde se refleja lo que cobran nuestros cargos públicos, se ha actualizado hace pocas horas. En ella se pueden ver al detalle, entre cosas, los sueldos de los alcaldes de todos los municipios españoles durante el 2020. Y sorprende ver que hasta ocho primeros ediles cobran un sueldo más elevado que el del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Uno de ellos es el alcalde de València, Joan Ribó, que el año pasado cobró exactamente 86.360,54 euros. Ribó gobierna la tercera ciudad más grande de España, pero sólo es el séptimo regidor mejor pagado. Por delante de él, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que percibió 108.517,80 euros anuales; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con un sueldo de 100.000,04 euros, y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, con 97.144,08 euros anuales.

En la lista de alcaldes mejor pagados de España aparecen en cuarta y quinta posición los alcaldes de las otras dos capitales vascas, Gorka Urtaran de Vitória y Eneko Goia de San Sebastián. Sexto es el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, con 86.814,28 euros al año, y ya después aparece Joan Ribó en séptima posición.

Los alcaldes de las otras dos capitales de la Comunitat tiene sueldos más modestos. El primer edil de Alicante, Luis Barcala, recibe 73.546 euros al año, mientras que la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, cobra 78.584 euros.

Como referencia, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene una salario anual de 84.845 euros, un 27% menos de lo que cobró el alcalde de Madrid.

 

 

 

Continuar leyendo