Síguenos

Cultura

Los cines vacíos de hoy: Las cifras del hundimiento

Publicado

en

David Villafranca

Los Ángeles (EE.UU.), 23 dic (EFE).- Un huracán llamado coronavirus ha arrasado los cines en 2020. Cerrados durante meses y sin estrenos potentes de Hollywood que ofrecer, esta terrible crisis para las salas plantea además sombríos interrogantes para el futuro: ¿podrá recuperarse la gran pantalla cuando la pandemia haya pasado?

Junto a la lucha por la supervivencia que ha afrontado toda la industria del entretenimiento, a la exhibición del cine se le ha unido el dilema existencial de un modelo ya en entredicho por el «streaming».

Casi nadie duda de que, cuando el coronavirus quede en el olvido, la gente volverá a conciertos y festivales de música.

Pero, ¿regresará a los cines en masa si ya se ha acostumbrado a un modelo de estrenos en plataformas digitales y de lanzamientos pensados para la comodidad del hogar?

LAS CIFRAS DEL HUNDIMIENTO

Si hace un año alguien hubiera dicho que una película china sería la cinta más taquillera de 2020 en todo el mundo, le habrían tomado como un loco.

Pero así ha sido: «The Eight Hundred», del realizador chino Hu Guan, lidera este año la lista de éxitos (a falta de una palabra mejor) con 461 millones de dólares (377 millones de euros) de recaudación, unos ingresos con los que no habría entrado ni siquiera en el top 15 del año anterior.

Algo parecido se puede decir de Estados Unidos y Canadá, donde «Bad Boys for Life», que por fortuna se estrenó antes de que se extendiera la pandemia, es el título más taquillero de 2020 con 206 millones (168 millones de euros).

Más que odiosas, las comparaciones con 2019 son casi groseras.

«Vengadores: Endgame», que se convirtió en la cinta con más recaudación de la historia (sin contar la inflación), encabezó el año anterior la lista de taquillazos con 2.798 millones (2.293 millones de euros), (858 de ellos solo en EE.UU. y Canadá).

Ese fenómeno de Marvel recaudó por sí sola más dinero que las diez películas más taquilleras de este año juntas, en torno a 2.645 millones de dólares (2.000 millones de euros).

A falta de que cada país, con su respuesta particular a la pandemia, cierre un año para el olvido, The Hollywood Reporter estima que la taquilla en EE.UU. y Canadá -mercado «doméstico», en la jerga del sector- registrará su peor dato en cuatro décadas (y sin considerar la inflación) con unos ingresos de 2.300 millones (1.800 millones de euros).

En 2019, ese dato se situó en 11.400 millones (9.300 millones de euros).

La Asociación Nacional de Propietarios de Cines (NATO, en inglés) sostuvo en octubre que el 69 % de las empresas pequeñas y medianas de cines se verían obligadas a declararse en bancarrota o a cerrar permanentemente si no recibían ayuda federal.

Esta semana se supo que el Gobierno estadounidense destinará un fondo de 15.000 millones de dólares(12.200 millones de euros) de ayudas para cines, salas de conciertos, teatros y otros recintos.

SEQUÍA EN HOLLYWOOD

Pasadas las primeras semanas de confinamiento y de cierre obligado, las salas se encontraron con un problemón: Hollywood les había cortado el grifo de las superproducciones.

Uno tras otro, todos los estudios atrasaron sus lanzamientos más importantes (James Bond, «Fast & Furious», «Black Widow»…) en busca de un panorama sin coronavirus, sin salas a medio gas y sin espectadores con miedo.

Pero los retrasos iniciales de semanas o pocos meses acabaron convirtiéndose en aplazamientos a 2021 (o más allá) que dejaron este año como un auténtico erial de reclamos para el gran público.

La lógica de los estudios era esta: ¿puede rentabilizarse un «blockbuster» sin cines repletos, con aforos limitados y con el recelo de parte del público a acudir a lugares con más gente?

Y el lamento desde las salas era este: sin estrenos de relumbrón y solo con propuestas «indies» o reposiciones a mano, no quedarán cines en 2021 para cuando quieran aterrizar todos los peliculones.

Más allá de soluciones tibias, como la nostálgica pero insuficiente resurrección de los autocines, la industria no dio con la tecla para responder a los desafíos del coronavirus y entró en una especie de coma.

Tampoco ayudó el órdago fallido de «Tenet».

Christopher Nolan forzó la máquina para estrenar esta esperadísima película en la gran pantalla, pero logró unos pobres resultados (362 millones de dólares en total con solo 58 millones en EE.UU. y Canadá) que confirmaron las tesis más conservadoras de un Hollywood egoísta que renunció a 2020 y que dejó vendidas a las salas.

VENTANAS HECHAS AÑICOS

Otro aspecto que apunta a una revolución en el modo de disfrutar del cine se refiere a las anteriormente intocables ventanas de distribución, que es el plazo que va de la exhibición en salas a la llegada de las cintas a los hogares.

Antes respetadas como si fueran los diez mandamientos, el coronavirus hizo que estas ventanas saltaran por los aires.

«Trolls World Tour» fue la primera que acudió directamente al mercado digital, un camino que luego siguieron muchos títulos como «Mulan» (estreno de pago en la red), «Soul» (lanzamiento integrado en una plataforma como Disney+) o «Wonder Woman 1984» (presentación híbrida y simultánea en cines y HBO Max).

Por el camino, Universal y AMC, que es la cadena de salas más grande de EE.UU., firmaron un acuerdo en julio para reducir de 90 a 17 días la exclusividad de la gran pantalla.

Aunque el golpe más contundente llegó con el anuncio de Warner Bros. de que todas sus películas de 2021 -incluyendo «Dune» o la cuarta de «Matrix»- se verán a la vez en cines y HBO Max.

En los últimos años se había consolidado una exhibición basada en descomunales películas-evento y en títulos «delicatessen» y minoritarios, que había empujado a las cintas de tamaño medio a las plataformas digitales.

Ahora queda por ver si los cambios coyunturales de 2020 en el cine se convierten en estructurales, un asunto en el que todas las miradas apuntan en la misma dirección: a Disney y a lo que el gigante de Mickey Mouse decida hacer con su «streaming» en Disney+.

Cultura

Las salas de teatro públicas y privadas acuerdan mantener su actividad pese a las nuevas medidas de la Generalitat

Publicado

en

foto publico Teatro

Las salas de teatro públicas y privadas han acordado mantener su actividad pese a las nuevas medidas de la Generalitat. Así lo han anunciado en un comunicado conjunto tras reunirse de manera urgente para hacer frente a este nuevo mazazo para el sector cultural.

Las nuevas medidas fijadas por la Generalitat Valenciana para tratar de frenar el aumento de casos de COVID-19 motivó una reunión celebrada ayer tarde (19 de enero) entre el colectivo de teatros privados de la Comunidad Valenciana y los responsables de las salas municipales, TEM y La Mutant, con la concejala de Acción Cultural, Maite Ibáñez a la cabeza, para acordar una postura conjunta que coincide con la anunciada hoy por la Consellería de Cultura y el Institut Valencià de Cultura.

 

Teatros públicos y salas privadas de la Comunitat Valenciana acuerdan una postura conjunta

Este encuentro supone un hito y un camino a seguir en la colaboración público – privada y en el entendimiento con sectores económicos a la hora de generar un consenso para la toma de medidas y acciones que afectan no sólo a la ciudadanía, como usuaria y beneficiaria de la programación cultural de los espacios escénicos concernidos, también a la masa de trabajadores de distintos ámbitos, directa e indirectamente relacionados con la escena valenciana.
El primer punto acordado es informar de que la normativa sanitaria mantiene la actividad de los teatros públicos dependientes del Ajuntament de València y de los privados de la Comunidad Valenciana.
Este sostenimiento de la actividad se entiende como una responsabilidad a la que se hace frente de manera conjunta y manteniendo las medidas anti-COVID implementadas en espacios públicos y privados que hacen de la cultura un espacio seguro.
Cabe resaltar que, por el momento y según datos oficiales, no se han manifestado brotes en teatros dada la especificidad de su actividad. Contribuyen a este hecho la imposición del uso de mascarilla en todo momento, que no se favorece la interacción entre los asistentes y se higieniza de manera constante tanto del patio de butacas como de las zonas comunes, antes y después de cada uso.

Los teatros públicos de València, así como los dependientes de la Generalitat en todo el territorio y las salas privadas autonómicas siguen abiertos para ofrecer una opción de enriquecimiento cultural y personal en momentos complicados, cuando los ciudadanos pueden necesitar ciertos márgenes de evasión, ilusión y emoción.
Este compromiso con mantener la actividad escénica mientras no se dicte lo contrario en las normativas locales, autonómicas o estatales que luchan contra la pandemia, es también una apuesta por los profesionales de un sector gravemente afectado por las consecuencias de la crisis sanitaria.

Mantener la escena valenciana abierta

A pesar de la reducción a la mitad del aforo permitido y las restricciones de movilidad, que imposibilitan la afluencia de espectadores de municipios afectados, a las que hay que añadir la pérdida de funciones dados los horarios de la restricción de movilidad nocturna, las salas privadas autonómicas y los teatros municipales van a luchar por mantener activa la escena valenciana, tratando de favorecer también a la variedad de empleos directa e indirectamente relacionados: desde actores o directores de escena hasta técnicos de sonido, escenógrafos, vestuaristas, distribuidores, iluminadores… un amplio abanico de profesionales para los que también se implementa todo un protocolo de protección anti COVID.

Todas estas medidas consensuadas por las salas privadas de la Comunidad Valenciana y la concejalía de Acción Cultural de Ajuntament de València,  coinciden con la postura del Institut Valencià de Cultura, sostienen la defensa de la cultura como un bien esencial, acorde a la declaración realizada por el Ministerio de Cultura y las Cortes Valencianas.

En el caso de que se avance finalmente el horario de la restricción de movilidad nocturna, se ajustarán nuevos horarios para las representaciones vespertinas. Unas medidas que tomará cada espacio escénico en función de su actividad específica. Pero el propósito firme y conjunto es, mientras no se contradiga ninguna norma ni recomendación de las instituciones sanitarias responsables, mantener la vida en los teatros como muestra de compromiso social y económico con el público y la escena valenciana.

Continuar leyendo

Cultura

El Test de OP a… Paco Roca

Publicado

en

Paco Roca

Esta semana hemos invitado a pasar por el Test de OP al historietista Paco Roca.

 

–Un color
Amarillo

–Un sabor
Dulce

–Una comida
Un arroz caldoso

–Una bebida
Cerveza

–Tu mayor secreto confesable es…
Hurgarme la nariz. ¡Hasta lo profundo!

–Tu libro o cómic favorito
«El Conde Belisario», de Robert Graves

–El libro que más odias
El que me regala el Ayuntamiento de turno cuando viajo y debo cargar con
él hasta casa.

–Canción que no puedes dejar de cantar
Cualquiera de «Jesucristo Superstar». Es oírla y me vengo arriba.

–Canción que odias
Cualquier canción machacona de la peli de turno de Disney. Tengo dos
niñas pequeñas.

–Hoy en día está sobrevalorado…
La sinceridad. ¡Métetela donde te quepa!

–Del 1 al 10 importancia que le das al sexo
Al sexo le doy una importancia de 7,8. A la falta de sexo una de 9,6

–Tu actor/actriz favorito es…
John Cleese

–La mejor película
«Primavera tardía», de Ozu

–La peor película
Es un puesto muy disputado por un gran puñado de películas. Alguna de
las adaptaciones de superhéroes al cómic: «Venom», por ejemplo.

–Serie a la que estás enganchado
«La divertidísima casa de la tía Donna»

–Un olor
Azahar

–Un lugar
Mi sofá

–Un nombre
Paco

–Tu mejor recuerdo
Un verano de mi infancia en el que mi padre me ensañaba a ir en bici.

–Tu peor recuerdo
Cuando ese mismo verano mi padre se vino arriba con mis progresos y
decidió apuntarme a una carrera. Como no me mantenía bien en equilibrio,
mientras los demás avanzaban velozmente, yo pedaleaba con mi padre
corriendo al lado sujetando la bici.

–En la cama eres…
Un hombre en pijama.

–Paella o fideuà
Fideuà

 

 

 

 

 

Continuar leyendo

Cultura

Sex Escape, una comedia para subir la temperatura

Publicado

en

¿Quieres disfrutar de una noche de pasión, desenfreno, lujuria  y sobre todo mucho, mucho…humor? Entonces no puedes perderte Sex Escape, ¡Escapa como puedas! (Teatro Flumen, 16 de enero a las 19:30 horas)

Diviértete en pareja o con amigos de una experiencia diferente que hará subir la temperatura y las carcajadas. Dos parejas de amigos han quedado para jugar juntos una partida en el Escape Room más famoso de la ciudad, SEX ESCAPE.
Entrar será fácil, salir… ¡ya lo veremos! No te pierdas esta comedia trepidante y alocada llena de dobles sentidos donde quedará claro que «cuando todo se complica, aún se puede complicar más.»
Durante los 69 segundos que dura la función olvídate de tabúes y déjate llevar por el placer de la risa.

Continuar leyendo
Advertisement

Facebook

Advertisement

Trending