Síguenos

Otros Temas

Los riesgos de las pestañas magnéticas

Publicado

en

Los riesgos de las pestañas magnéticas
PIXABAY

Las pestañas magnéticas están empezando a desplazar a las tradicionales pestañas postizas. Básicamente, porque no precisan de un pegamento que ralentiza y complica su colocación. No obstante, es recomendable ser precavidos, tanto en su uso como en su conservación, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Las hay de dos clases: las de tipo sándwich, que se intercalan entre cada línea de pestañas, y las que se colocan sobre un delineador magnético con óxido de hierro que va a permitir que se adhieran los imanes. Los dos tipos llevan una pequeñas barras magnéticas a lo largo de la línea de las pestañas. Y aunque en ambas la ausencia de pegamentos y la comodidad son puntos a su favor, no están exentas de riesgos: irritaciones, reacciones alérgicas, infecciones, caída de las pestañas naturales por tracción, orzuelos, etc.

Por ello, antes de usarlas, OCU recomienda lavarse bien las manos. Y, una vez puestas, estar atento a cualquier irritación o reacción alérgica, en cuyo caso habría que retirarlas inmediatamente. A la hora de quitarlas, si son de tipo sándwich, conviene separarlas suavemente para no arrancar sin querer las pestañas naturales; si van con delineador magnético, hay que usar un desmaquillador de ojos y dejar que se desprendan de forma natural.

Se trata, en ambos casos, de pestañas reutilizables, por lo que deben lavarse con jabón suave después de cada uso (y no deben compartirse). Recuerde que el delineador magnético, una vez abierto, tiene fecha de caducidad, que suele ser de seis meses. En cualquier caso, no deben usarse a diario, hay que dejar descansar a las pestañas naturales. Y obviamente, si el ojo ya está irritado, no deben usarse; pero tampoco un delineador de ojos o una máscara de pestañas.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

El peligro de las regletas de luz

Publicado

en

El peligro de las regletas de luz

El desgraciado incendio sucedido en la residencia de ancianos en Moncada, en la que fallecieron 8 personas y varias continúan ingresadas, provocado por anomalía eléctrica, causada por una regleta, en la habitación donde se originó el fuego,  ha hecho saltar la voz de alarma sobre este dispositivo eléctrico que forma parte indispensable de nuestros hogares y lugares de trabajo.

¿Son seguras las regletas de luz? ¿Corremos peligro utilizándolas? ¿Cómo podemos darle un buen uso y prevenir esta clase de desgracias?

«Las regletas peligrosas no son. Lo que pasa es que si sobrecarga o la gente compra regletas muy malas con un cable muy fino y le meten cosas potentes, entonces sí son peligrosas porque se pueden quemar»,  nos comenta Sergio electricista de la tienda Galdós de València.

Lo importante para evitar futuros problemas es escoger bien el aparato a la hora de realizar la compra. Existe la creencia popular de que las regletas con interruptor de encendido son más fiables que las que carecen de él. Para los expertos existen otras cualidades en las que debemos fijarnos para que nuestra compra sea segura.

«Que tengan interruptor o no eso da igual porque lo único que hace es conectar o desconectar los electrodomésticos que tú conectes, pero no es importante para que se quemen o no se quemen. Lo importante es la calidad donde estén fabricados, el tipo de plástico, si llevan porcelana o no llevan y el tipo de grosor de cable», señala Sergio. «Si va reforzada de porcelana no prende y cuando va reforzada toda de plástico cuando hay un cierre prende ese fuego.»

¿En qué debemos fijarnos cuando compramos una regleta? El experto consultado lo tiene claro, hay que fijarse bien en las características, en la etiqueta y en el lugar de procedencia.  «Que sea nacional lo primero, si puede ser, las de producto nacional son mucho mejores. Lo segundo que debemos fijarnos es la sección del cable que sea mínimo de 3×1´5 de grosor.»

No vale comprarlo en cualquier sitio ya que puede suponer un peligro añadido debido a la falta de controles de seguridad de algunas tiendas no especializadas. «Normalmente la gente compra las regletas en los bazares de barrio o grandes superficies que viene todo sin control, vienen con el cable muy finito y conectan una lavadora, un microondas, un secador de pelo que hoy en día son muy potentes. Enchufan tres o cuatro cosas en la misma y se quema.»

Para saber si es de producción nacional «debemos fijarnos en el código de barras, que hoy en día es obligatorio que ponga dónde está fabricado. Por eso debemos leerlo bien y fijarnos si pone ‘made in spain’, ‘made in València, Barcelona,… donde sea que esté fabricado aquí. Lo que pasa es que quedan muy poquitos eso sí que es verdad.»

Son muchas las personas que deciden apagar el interruptor de las regletas como medida preventiva y de ahorro. ¿Es importante apagar el interruptor de la regleta? «Si tú te vas a dormir y lo apagas es mucho menos riesgo que si lo tienes encendido toda la noche. Lo que pasa es que si el electrodoméstico está apagado lo único que tienes enchufado es el piloto, esa lucecita que ni gasta potencia. El peligro no es que esté o no encendido. El piloto lo que hace es avisarte que ahí está pasando corriente, pero si el electrodoméstico está apagado está apagado. Problema pues que las regletas que son con interruptor a mucha gente se les olvida apagar la estufa y está la regleta encendida pues obviamente está consumiendo.»

 

 

 

Continuar leyendo