Síguenos

Sucesos

Marta Calvo: 22 meses de búsqueda infructuosa y angustia

Publicado

en

(EFE).- La búsqueda del cuerpo de Marta Calvo, la joven valenciana supuestamente asesinada por un hombre al que se le atribuyen al menos otras dos muertes violentas y otros cinco intentos, se prolonga ya durante 22 meses en los que se han sucedido diversos operativos multitudinarios, todos ellos infructuosos hasta el momento, envueltos en la intensa angustia que sufre la familia.

Desde su desaparición en una vivienda de la localidad valenciana de Manuel, donde se citó con Jorge Ignacio P.J., su supuesto asesino, el grupo de especialistas de la Guardia Civil ha barajado diversas hipótesis, para cuya comprobación se han empleado ingentes cantidades de medios materiales y humanos.

El detenido, que se entregó el 4 de diciembre en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent, sostiene que la muerte de la joven fue «un accidente» tras haber mantenido una relación sexual con consumo de cocaína, y que procedió a desmembrar el cuerpo, cuyas partes distribuyó en varios contenedores.

Pero tras ocho meses de búsqueda y miles de toneladas de basura revisadas, la Guardia Civil -y el personal contratado para ello- no halló ningún resto humano en el vertedero de Dos Aguas ni tampoco evidencia alguna de la macabra confesión del sospechoso.

En las últimas semanas, el análisis minucioso de los diversos teléfonos móviles del acusado ha permitido acotar zonas concretas del termino municipal de Manuel y otros limítrofes, donde al parecer estuvo el acusado sin que se refiriese a ello en sus declaraciones, y por ello se ha desplegado desde el miércoles un nuevo operativo multitudinario.

En concreto, se ha formado un grupo de unas 40 personas entre los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO), la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) y el grupo de Homicidios, así como brigadas forestales y la unidad canina.

En los primeros días de trabajo de este operativo se ha procedido al desbroce de una amplia zona de vegetación y a la retirada de sedimentos, con la complicación añadida de las consecuencias de las últimas lluvias que han afectado a la mayor parte de la Comunidad Valenciana, según ha explicado a Efe personal conocedor del operativo.

La búsqueda se retomará el lunes, han confirmado fuentes de la Guardia Civil.

Según ha señalado a EFE el portavoz de la familia materna, Mariano Navarro, el hecho de que se haya reactivado la «búsqueda física, porque la investigación es indudable que nunca se ha abandonado», está suponiendo, «como resulta lógico», una «gran tensión para la madre», quien «lleva dos años ya sin su hija».

«Lo vive con angustia, desconcierto y dudas, al tiempo que sentimientos encontrados de esperanza y a la vez conciencia de que, si la encuentran, toda esa esperanza se acaba», ha indicado Navarro.

El autor confeso de la desaparición de Marta Calvo es también el principal sospechoso del asesinato de otras dos jóvenes y del ataque a otras cinco, y tanto la Fiscalía como las acusaciones han reclamado que Jorge Ignacio P.J. sea procesado por asesinato, agresión sexual, omisión del deber de socorro y delito contra la integridad moral de las víctimas.

El detenido, de origen colombiano, está investigado por el fallecimiento de Marta Calvo y otras dos mujeres (Arlene y Lady Marcela, ambas en la ciudad de València), además de otros cinco homicidios en grado de tentativa.

Su entrega y posterior detención, el 4 de diciembre de 2019 en el cuartel de Carcaixent (Valencia), se produjo 28 días después de que se perdiese la pista a Marta Calvo, una joven de 25 años de Estivella (Valencia) que se citó con el sospechoso a través de internet.

Sucesos

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días a la semana por 150 euros

Publicado

en

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días/semana por 150 euros

Alcoy (Alicante), 30 nov (EFE).- Un empresario de 43 años de una mercantil de Alcoy ha sido detenido por, supuestamente, explotar laboralmente a sus trabajadores, a uno de los cuales con jornadas de siete días a la semana en horario de mañana y tarde a cambio de un salario de 150 euros.

Según la Policía Nacional, el empresario arrestado es de nacionalidad marroquí, se dedicaba al reciclado de ropa y tenía a la víctima en condiciones de semi-esclavitud y con la promesa de un contrato laboral.

El trabajador que ha denunciado esta situación, que carece de documentación legal en España, ha manifestado a los agentes que pernoctaba en un colchón en el suelo de la nave de un polígono industrial alcoyano junto a los sacos de ropa y comía lo que le traía otra empleada, que se hallaba en una situación laboral similar.

Tenía orden de no abrir a nadie bajo ninguna circunstancia y avisar al empresario si detectaban cualquier movimiento extraño de vehículos que pudiera suponer la presencia de la policía o de la inspección de trabajo.

Una vez que huyó y abandonó la nave, la víctima fue amenazada por el empresario, que estaba en posesión de su pasaporte, y quien le dijo que mandaría esta documentación a Marruecos y que sufriría las consecuencias.

El día que se inspeccionó la nave se localizó en el interior a dos trabajadores escondidos, un hombre de 28 años y una mujer de 42, ambos marroquíes y también en situación irregular.

Éstos realizaban una labor de selección y corte del textil reciclado sin ninguna medida de seguridad, carecían de ventilación ni medios de protección y cobraban sueldos mínimos sin contrato ni seguro alguno.

Se trata del segundo detenido por un delito contra los derechos de los trabajadores y trata de seres humanos en menos de dos meses en la localidad de Alcoy.

Continuar leyendo