Síguenos

Valencia

La Fiscalía pide 5 años de cárcel para Miguel Ricart por vender droga en un narcopiso de Barcelona

Publicado

en

Miguel Ricart, durante un momento del juicio por el crimen de Alcàsser. EFE/Archivo

La Fiscalía pide cinco años de prisión para Miguel Ricart, el único condenado por el triple crimen de Alcàsser (Valencia), por vender supuestamente droga en un narcopiso que regentaba en el barrio barcelonés del Raval, desde noviembre del año 2022.

En su escrito, al que ha tenido acceso EFE, el ministerio público acusa de un delito contra la salud pública a Ricart y a otro presunto responsable del narcopiso, quienes fueron detenidos en diciembre del año pasado en una operación conjunta llevada a cabo por los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana.

Ricart, de 54 años, fue condenado en 1997 tras haber sido declarado culpable del crimen de Alcàsser, ocurrido en 1992 y en el que tres adolescentes de 14 y 15 años de este municipio fueron torturadas, violadas y asesinadas.

Aunque su condena sumaba 170 años de prisión, en 2013 salió en libertad, al ver reducida su sentencia a 21 años por la suspensión de la denominada doctrina Parot, tras lo que fue sometido a una vigilancia «no invasiva» por parte de la policía para impedir que reincidiera.

Tras su detención por su supuesta relación con el narcopiso, el 21 de diciembre del año pasado, el juzgado de guardia dejó en libertad a Miguel Ricart y al otro detenido con la obligación de comparecer cada quince días ante la justicia hasta la celebración del juicio, para el que todavía no hay fecha.

El ministerio público sostiene en su escrito que, desde noviembre de 2022, Ricart y el otro acusado venían dedicándose «a la distribución a pequeña escala de sustancias estupefacientes que causan grave daño para la salud, concretamente cocaína y heroína».

Según la Fiscalía, los detenidos habían hecho del tráfico de drogas «su medio de vida» y vendían los estupefacientes en un inmueble situado en el barrio barcelonés del Raval, donde almacenaban las sustancias y las vendían a los consumidores que allí acudían.

Las vigilancias policiales a que fueron sometidos los procesados pusieron de relieve que varios consumidores habían acudido al narcopiso regentado por Miguel Ricart para comprar pequeñas cantidades de heroína y cocaína, lo que motivó que el juzgado dictara una orden de entrada y registro del inmueble.

En el registro, la policía halló dinero en efectivo, una cámara de vigilancia conectada con un teléfono móvil y una pistola de plástico, mientras los detenidos fueron sorprendidos lanzando por la ventana una funda de gafas que contenía tres bolsas con cocaína, droga que la Fiscalía cree pretendían destinar a la venta ilícita.

 

Barcelona, 22 dic (OFFICIAL PRESS- EFE).- Una jueza de guardia de Barcelona ha acordado este jueves dejar en libertad al único condenado por el crimen de Alcàsser, Miguel Ricart, que fue detenido el pasado martes por los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de la capital catalana como supuesto responsable de un narcopiso en el barrio del Raval.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la titular del Juzgado de instrucción número 18 de Barcelona ha dejado en libertad con cargos a Ricart y al otro detenido, ambos por un delito contra la salud pública, ya que la Fiscalía no ha pedido ninguna otra medida y los dos han designado domicilio y no tienen antecedentes que cuenten para esta causa.

Como medida cautelar, la juez ha impuesto a ambos la obligación de comparecer en el juzgado cada quince días, según ha detallado el TSJC.

Ricart, de 53 años de edad, fue detenido el pasado martes en un narcopiso de la calle Aurora del barrio del Raval de Barcelona, donde los agentes intervinieron 26 gramos de cocaína, 7 gramos de heroína y pequeñas cantidades de hachís.

Según el TSJC, tanto Ricart como el otro detenido se han acogido a su derecho a no declarar en su comparecencia judicial de este jueves.

La causa, abierta por un delito contra la salud pública, se ha remitido ahora al juzgado de instrucción 26 de Barcelona, que tiene abierto el procedimiento, para que continúe con la investigación.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, dos testigos han explicado a los investigadores que las drogas se las daba otra persona y no Ricart.

De hecho, la pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes intervenidas fueron localizadas en el narcopiso, sin que se haya aclarado quién las suministró, según las fuentes.

En el narcopiso, los agentes localizaron poca droga, como es habitual en este tipo de locales que se dedican a la venta para toxicómanos, ya que tienen monodosis y no acostumbran a almacenar grandes cantidades para evitar riesgos.

Los agentes también hallaron en el piso herramientas para la manipulación de drogas.

La investigación sobre este narcopiso se inició hace semanas, a raíz de las quejas vecinales por molestias, por lo que los Mossos y la Urbana crearon un equipo conjunto que el pasado martes procedió a la entrada y registro del local, con autorización judicial, y a la detención de dos de los supuestos responsables, entre ellos Ricart.

Miguel Ricart, de 53 años, fue condenado en 1997 por haber sido considerado culpable del crimen de Alcàsser, en el que fueron torturadas, violadas y asesinadas tres adolescentes de 14 y 15 años de este municipio.

Ricart fue condenado a penas que sumaban 170 años prisión, pero desde 2013 está en libertad, ya que salió del centro penitenciario de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) en noviembre de ese año, tras ver reducida su sentencia a 21 años por la suspensión de la denominada doctrina Parot.

Hace aproximadamente un mes, el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, que dirige la investigación de la pieza separada del caso Alcàsser que permanece abierta, ordenó y autorizó varias pruebas de restos hallados en la fosa donde fueron enterradas las tres menores tras ser asesinadas.

Las peticiones han partido de la Asociación Laxshmi para la lucha contra el crimen -que ejerce la acción popular-, que ha solicitado al juzgado que dé un impulso procesal al caso.

Ricart fue el único procesado, mientras que Antonio Anglés todavía es buscado por los asesinatos de Toñi, Miriam y Desirée, cuyos cuerpos fueron hallados semienterrados en enero de 1993 -hace ahora 29 años- en un paraje montañoso de la localidad de Tous.

Así fue su detención

Los Mossos d’Esquadra detenían en un narcopsiso del barrio del Raval de Barcelona a Miguel Ricart, de 53 años, que fue condenado por su participación en el llamado crimen de Alcàsser.

Miguel Ricart en un narcopiso

En el narcopiso, situado en la calle Aurora del barrio del Raval, los agentes también localizaron herramientas para la manipulación de drogas.

Una vez llevado a cabo el dispositivo policial de ayer, los Mossos y la Urbana han devuelto la vivienda a su propietario.

El objetivo de esta actuación era detener al responsable de este narcopiso, que resultó ser Miguel Ricart, de 53 años, condenado en 1997 por haber sido considerado culpable del crimen de Alcàsser, en el que fueron torturadas, violadas y asesinadas tres adolescentes de 14 y 15 años de este municipio valenciano.

La investigación sobre este narcopiso se inició hace meses, ante lo que se creó un equipo conjunto entre los Mossos y la Guardia Urbana, con agentes de la unidad de investigación y de la unidad territorial de Ciutat Vella de la policía local barcelonesa.

Las condenas de Miguel Ricart

Ricart fue condenado a penas que sumaban 170 años prisión, pero desde 2013 está en libertad. Salió del centro penitenciario de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) en noviembre de ese año, tras ver reducida su sentencia a 21 años por la suspensión de la denominada doctrina Parot.

Su detención se produce un mes después de que el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira (Valencia), que dirige la investigación de la pieza separada del caso Alcàsser que permanece abierta, haya ordenado o autorizado varias pruebas de restos hallados en la fosa donde fueron enterradas las tres menores tras ser asesinadas.

Las peticiones han partido de la Asociación Laxshmi para la lucha contra el crimen -que ejerce la acción popular- que ha solicitado al juzgado que dé un impulso procesal al caso.

Ricart fue el único procesado, mientras que Antonio Anglés todavía es buscado por los asesinatos de Toñi, Miriam y Desirée, cuyos cuerpos fueron hallados semienterrados en enero de 1993 -hace ahora 29 años- en un paraje montañoso de la localidad valenciana de Tous.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Aparece el cadáver de Félix Esquerdo, desaparecido en 2020 en El Campello, en un saco de dormir

Publicado

en

Aparece cadáver El Campello
Aparece el cadáver de Félix Esquerdo, desaparecido en 2020 en El Campello, en un saco de dormir

El cadáver de un hombre ha sido hallado este sábado en la localidad alicantina de El Campello, durante un dispositivo de búsqueda que se había organizado para intentar encontrar a un hombre que desapareció en 2020, según han informado a EFE fuentes de la Guardia Civil.

Las mismas fuentes han precisado que el cuerpo sin vida que se ha encontrado está en un avanzado estado de descomposición y todavía no ha sido identificado, aunque se están haciendo las gestiones para poder determinar a quién corresponde.

La Guardia Civil ha comunicado a la Policía Nacional este hallazgo por si correspondiera a la persona que desapareció hace cuatro años, según han explicado las mismas fuentes.

Félix Esquerdo

Los restos de Félix Esquerdo, el hombre de 34 años que desapareció en la localidad alicantina de El Campello en 2020, han sido hallados en una zona montañosa junto a la carretera N-332, en el término del mismo municipio. Según ha informado en exclusiva ‘Levante-EMV‘, los restos del hombre desaparecido se encontraban en avanzado estado de descomposición dentro de un saco de dormir.

«Los restos del joven se encontraban dentro de un saco de dormir y el cadáver mostraba señales de descomposición debido a los cuatro años que han pasado desde el incidente, puesto que su desaparición se notificó el 3 de octubre de 2020, cuando contaba 34 años», apuntaban desde el medio de comunicación levantino.

El hallazgo del cuerpo sin vida

En la búsqueda de este motorista desaparecido han participado Jorge Granada y José Cabrera, presidentes de la Plataforma Adonay y la Asociación Guardias Civiles Solidarios.

Tras encontrar los restos sin vida del desaparecido, Granada y Cabrera han pedido cautela y han apuntado que habrá que esperar a que las pruebas de ADN confirmen que se trata de Félix Esquerdo. No obstante, ellos mismos han confesado que todo apunta a que se trataría de Félix Esquerdo

«Su moto apareció en la zona de El Pueblo Acantilado (El Campello, Alicante)», destacaba José Cabrera a ‘CASO ABIERTO’, portal de sucesos e investigación de Prensa Ibérica.

Además, en sus declaraciones avanzaba que «tras la revisión de toda la documentación, tenemos indicios para pensar que ahí ocurrió algo”.

Por su parte, Jorge Granada ha añadido al medio de comunicación anteriormente citado que junto al saco de dormir y los restos mortales también se han encontrado los objetos personales del motorista.

“Junto a los restos hemos hallado todas sus pertenencias, ropa… su casco, la verdad es que hay poca duda de que no sea él», comentaba Jorge Granada a ‘Levante-EMV’.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo