Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Nobel de Medicina para Katalin Karikó y Drew Weissman por conseguir la vacuna de ARNm contra la COVID-19

Publicado

en

Nobel de Medicina 2023 vacuna COVID
La bioquímica Katalin Karikó y el inmunólogo Drew Weissman han sido los galardonados con el Nobel de Medicina 2023. / Alex Gardner/ UPenn

El Nobel de Medicina 2023 es para Katalin Karikó y Drew Weissman por sus contribuciones a las vacunas ARNm contra la covid-19. La Asamblea Nobel del Instituto Karolinska ha concedido el Premio Nobel de Medicina a la bioquímica de origen húngaro y al inmunólogo estadounidense, por sus descubrimientos sobre las modificaciones de las bases de nucleósidos, que hicieron posible el desarrollo rápido de las vacunas ARNm contra el coronavirus.

El jurado de los Nobel de este año ha considerado que los descubrimientos de los dos premiados con el Nobel de Fisiología o Medicina 2023 “han sido fundamentales para desarrollar vacunas eficaces de ARNm contra la covid-19 durante la pandemia que comenzó a principios de 2020”.

“Los revolucionarios descubrimientos de la bioquímica Katalin Karikó (Szolnok, Hungría 1955) y el inmunólogo Drew Weissman (Lexington, EE UU, 1959) han cambiado radicalmente nuestra comprensión del modo en que el ARNm interactúa con nuestro sistema inmunitario”, señala el comunicado de los Premios Nobel.

“Los galardonados contribuyeron al ritmo sin precedentes de desarrollo de vacunas durante una de las mayores amenazas para la salud humana de los tiempos modernos”, según el jurado

Los galardonados, ambos investigadores de la Universidad de Pensilvania (EE UU),“contribuyeron al ritmo sin precedentes de desarrollo de vacunas durante una de las mayores amenazas para la salud humana de los tiempos modernos”, añaden estas fuentes.

Karikó y Weissman ya fueron ganadores del Premio Princesa de Asturias de Investigación (2021) y del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Biología y Biomedicina (2022), donde también se reconoció su aportación al desarrollo de vacunas contra el coronavirus

Vacunas antes de la pandemia

La vacunación estimula la formación de una respuesta inmunitaria frente a un agente patógeno concreto. Esto da al cuerpo una ventaja en la lucha contra la enfermedad en caso de una exposición posterior. Desde hace tiempo existen vacunas basadas en virus muertos o debilitados, como las de la poliomielitis, el sarampión y la fiebre amarilla. En 1951, Max Theiler recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por desarrollar la vacuna contra la fiebre amarilla.

Gracias a los avances de la biología molecular en las últimas décadas, se han desarrollado vacunas basadas en componentes virales individuales, en lugar de virus enteros. Partes del código genético viral, que suelen codificar proteínas que se encuentran en la superficie del virus, se utilizan para fabricar proteínas que estimulan la formación de anticuerpos bloqueadores del virus.

Ejemplos de ello son las vacunas contra el virus de la hepatitis B y el virus del papiloma humano. Otra posibilidad es trasladar partes del código genético viral a un virus portador inofensivo, un ‘vector’. Este método se utiliza en las vacunas contra el virus del Ébola. Cuando se inyectan vacunas vectoriales, la proteína vírica seleccionada se produce en nuestras células, estimulando una respuesta inmunitaria contra el virus objetivo.

Métodos de producción de vacunas antes de la pandemia de la covid-19. / © The Nobel Committee for Physiology or Medicin. / Mattias Karlén

ARNm: una idea prometedora

En nuestras células, la información genética codificada en el ADN se transfiere al ARN mensajero (ARNm), que se utiliza como molde para la producción de proteínas. En la década de 1980 se introdujeron métodos eficaces de producción de ARNm sin cultivo celular, denominados transcripción in vitro.

Este paso decisivo aceleró el desarrollo de las aplicaciones de la biología molecular en varios campos. También despegaron las ideas de utilizar las tecnologías de ARNm para vacunas y fines terapéuticos, pero aún quedaban obstáculos por superar.

El ARNm transcrito in vitro se consideraba inestable y difícil de administrar, lo que exigía el desarrollo de sofisticados sistemas lipídicos portadores para encapsular el ARNm. Además, provocaba reacciones inflamatorias. Por tanto, el entusiasmo por desarrollar la tecnología del ARNm con fines clínicos fue inicialmente limitado.

El gran avance de la vacuna ARNm contra la COVID

Karikó y Weissman observaron que las células dendríticas reconocen el ARNm transcrito in vitro como una sustancia extraña, lo que provoca su activación y la liberación de moléculas de señalización inflamatoria.

Se preguntaron por qué este ARNm era reconocido como extraño mientras que el procedente de células de mamífero no daba lugar a la misma reacción. Ambos investigadores se dieron cuenta de que algunas propiedades críticas debían distinguir los distintos tipos de ARN mensajero.

El ARN contiene cuatro bases, abreviadas A, U, G y C, que corresponden a A, T, G y C en el ADN, las letras del código genético. Karikó y Weissman sabían que las bases del ARN de células de mamíferos suelen estar químicamente modificadas, mientras que el ARNm transcrito in vitro no lo está.

Entonces, se cuestionaron si la ausencia de bases alteradas en el ARN transcrito in vitro podría explicar la reacción inflamatoria no deseada. Para investigarlo, produjeron diferentes variantes de ARNm, cada una con alteraciones químicas únicas en sus bases, que administraron a células dendríticas.

Resultados sorprendentes de la vacuna

Los resultados fueron sorprendentes: la respuesta inflamatoria casi desaparecía cuando se incluían modificaciones en las bases del ARNm. Esto supuso un cambio de paradigma en nuestra comprensión de cómo las células reconocen y responden a diferentes formas de ARNm.

Karikó y Weissman comprendieron de inmediato que su descubrimiento tenía un profundo significado para el uso del ARNm como terapia. Estos resultados fundamentales se publicaron en 2005, quince años antes de la pandemia del coronavirus.

En estudios posteriores publicados en 2008 y 2010, los dos investigadores demostraron que la administración de ARNm generado con modificaciones de bases aumentaba notablemente la producción de proteínas en comparación con el ARNm no modificado. El efecto se debía a la menor activación de una enzima que regula la producción de proteínas. Gracias a sus descubrimientos de que las modificaciones de las bases reducían las respuestas inflamatorias y aumentaban la producción de proteínas, Karikó y Weissman habían eliminado obstáculos críticos en el camino hacia las aplicaciones clínicas del ARNm.

El ARNm contiene cuatro bases diferentes abreviadas: A, U, G y C. Los galardonados descubrieron que el ARNm con bases modificadas puede utilizarse para bloquear la activación de reacciones inflamatorias (secreción de moléculas señalizadoras) y aumentar la producción de proteínas cuando el ARNm se administra a las células. / © Comité Nobel de Fisiología o Medicina. / Mattias Karlén

El verdadero potencial de las vacunas ARNm

El interés por la tecnología del ARNm empezó a repuntar y, en 2010, varias empresas trabajaban en el desarrollo del método. Se buscaban vacunas contra el virus del Zika y el MERS-CoV; este último está estrechamente relacionado con el SARS-CoV-2.

Tras el brote de la covid-19, se desarrollaron en tiempo récord dos vacunas de ARNm modificado con bases que codificaban la proteína de superficie del SARS-CoV-2. Se notificaron efectos protectores de cerca del 95 %

Tras el brote de la pandemia de covid-19, se desarrollaron a una velocidad récord dos vacunas de ARNm modificado con bases que codificaban la proteína de superficie del SARS-CoV-2. Se notificaron efectos protectores de alrededor del 95 %, y ambas vacunas fueron aprobadas ya en diciembre de 2020.

La impresionante flexibilidad y rapidez con que pueden desarrollarse las vacunas de ARNm allanan el camino para utilizar la nueva plataforma también para vacunas contra otras enfermedades infecciosas. En el futuro, la tecnología también podrá utilizarse para administrar proteínas terapéuticas y tratar algunos tipos de cáncer.

Fuente: Nobel Prize
Derechos: Creative Commons.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

Llega a España Mounjaro, un fármaco para la obesidad con mejores resultados que Ozempic

Publicado

en

Mounjaro obesidad

A partir del próximo 1 de julio, las farmacias españolas contarán con un nuevo medicamento para la diabetes tipo 2 y la obesidad: Mounjaro. Este fármaco, cuyo principio activo es la tirzepatida, ha sido presentado por la compañía Lilly y se destaca por mejorar los resultados de otros medicamentos similares en el mercado, como Ozempic.

Características del Mounjaro

Mounjaro será administrado de manera subcutánea semanalmente en dosis de 5 mg, 10 mg y 15 mg. Sin embargo, inicialmente solo estarán disponibles en España las dosis de 5 mg y 10 mg, las más utilizadas.

Este medicamento ha sido bien recibido por la comunidad médica, destacándose por su capacidad para «potenciar» los resultados de la semaglutida, el componente activo de medicamentos como Ozempic y Wegovy.

Diferencias y Ventajas

La tirzepatida, a diferencia de la semaglutida, estimula dos hormonas en lugar de una. Además del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1), activa el péptido insulinotrópico dependiente de la glucosa (GIP), lo cual incrementa significativamente su efectividad en el control de los niveles de azúcar en sangre y en la reducción del apetito.

Javier Escalada, presidente de la Fundación de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (FSEEN), señala que esta doble acción hormonal es lo que diferencia a Mounjaro y le permite mejorar los resultados de la semaglutida.

Indicaciones y Resultados

Mounjaro ha sido aprobado para dos indicaciones principales: el tratamiento de la diabetes tipo 2 y el control del peso en personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 27, con al menos una complicación derivada del exceso de peso, o con obesidad (IMC superior a 30).

Pérdida de peso

En ensayos clínicos, más del 90 % de los pacientes con diabetes tipo 2 lograron el control glucémico, y más de la mitad alcanzaron la normalización de sus niveles de azúcar en sangre. En términos de pérdida de peso, los pacientes experimentaron una reducción promedio de hasta 12,4 kg, el doble de lo que se logra con la semaglutida (6,2 kg).

Para personas con sobrepeso y obesidad sin diabetes, la tirzepatida ha demostrado ser muy efectiva, logrando reducir en promedio hasta el 22,5 % del peso a la semana, con un 40 % de los pacientes alcanzando una pérdida igual o superior al 25 %. Estos resultados son comparables a los de la cirugía bariátrica.

Impacto en la Salud Cardiometabólica

El uso de Mounjaro también ha mostrado beneficios significativos en parámetros cardiometabólicos clave, como la reducción de triglicéridos, la disminución de la tensión arterial y mejoras en los niveles de colesterol.

Financiación y Precio

Actualmente, Mounjaro no está financiado por el sistema público de salud en España, aunque Lilly está en negociaciones con el Ministerio de Sanidad para su inclusión. Sin financiación pública, el precio del tratamiento mensual de 5 mg es de 271 euros, y de 10 mg es de 358 euros.

Advertencias y Efectos Secundarios

Mar Malagón, presidenta de la Sociedad Española de Obesidad (Seedo), advierte que Mounjaro no es un medicamento para pérdidas de peso ocasionales, sino para personas con enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad. Los efectos secundarios incluyen la pérdida de masa muscular, que puede mitigarse con ejercicio, así como síntomas leves similares a los de la semaglutida, como náuseas y vómitos. La terzapatida está contraindicada en personas con antecedentes de pancreatitis y mujeres embarazadas, debido a la falta de estudios de seguridad en estos grupos.

Nueva esperanza de tratamiento

En resumen, Mounjaro representa una nueva esperanza para el tratamiento de la diabetes tipo 2 y la obesidad, con resultados prometedores que superan a los tratamientos actuales. La clave de su éxito radica en su innovador mecanismo de acción y en los beneficios adicionales para la salud cardiometabólica de los pacientes.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo