Síguenos

Fallas

Ribó confirma que las Fallas 2021 no se celebrarán en marzo

Publicado

en

En declaraciones a la Cadena Ser, el alcalde de València, Joan Ribó, ha confirmado lo que durante toda la mañana ha recorrido los círculos falleros: las Fallas del 2021 no se podrán celebrar en marzo. Ribó ha dejado claro que «depende únicamente de la decisión de las autoridades sanitarias» y se ha mostrado muy positivo con respecto al plan de vacunación que ha marcado la Unión Europea, ya que abre una puerta a «la posibilidad de celebrar las Fallas en 2021», por lo que no descarta que las Fallas se pospongan hasta un poco antes del verano.

En unas semanas arranca el plan de vacunación en València y, según el alcalde, esto «abre un un nuevo escenario», aunque dependerá «de la velocidad en la que se desarrolle ese proceso para que en unos meses se pueda contemplar otra perspectiva».

Ribó espera que «si la vacuna contra el coronavirus se administra al ritmo de la de la gripe, en tres o cuatro meses podríamos alcanzar la deseada inmunidad de rebaño».

Sobre las últimas restricciones anunciadas este jueves por el president Ximo Puig en la Comunitat Valenciana, Ribó ha manifestado que «nos afectan a muchos que teníamos medio programadas unas fiestas sobre la base de diez personas, que ahora hay que reducir a seis. Es complicado y doloroso», aunque reconoce que «esta semana los niveles de contagio son muy elevados y hay que dar una respuesta rápida».

Fallas

La hostelería valenciana dejará de facturar 541 millones sin las Fallas

Publicado

en

Falla municipal de València 2020. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

València, 15 ene (EFE).- La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (Hostelería València) ha destacado que el sector ha perdido casi un 15 % del empleo a fecha de diciembre de 2020 y ha estimado que la no celebración de las Fallas en marzo les llevará a perder 541 millones de euros en facturación.

Así lo han indicado fuentes de la Federación a Efe que han explicado que este dato se basa en el último informe de impacto económico de las Fallas realizado por la Interagrupación y han apuntado que para muchos de los locales las fiestas de València suponen el 30 % de la facturación.

No obstante, han agregado que teniendo en cuenta la situación del sector, ya llevan «un año de pérdidas porque en marzo se cumplirá un año de la declaración del estado de alarma» y ha recordado que el 60 % de los establecimientos reforzó su plantilla en 2019.

Además, en estos momentos y según datos del Ministerio de Trabajo, la hostelería de la Comunitat Valenciana ya ha perdido este último año 20.024 trabajadores afiliados a la Seguridad Social.

«Eso es un dato actualizado de la destrucción de empleo en el sector, y en ERTE se encuentran en estos momentos aproximadamente 22.400 trabajadores en la Comunitat Valenciana», han apostillado.

A fecha de diciembre de 2020, la hostelería en la Comunitat Valenciana tiene un total de 115.275 trabajadores, lo que supone una caída del empleo del 14,8 %.

Continuar leyendo

Fallas

La covid, como la Guerra Civil, deja València sin Fallas en años consecutivos

Publicado

en

Una indumentarista tras la primera suspensión de las Fallas, el pasado año. EFE/Kai Försterling/

València, 14 ene (EFE).- La pandemia del coronavirus volverá a dejar en 2021 a València sin las Fallas por segundo año consecutivo, una situación similar a la que ocurrió en la Guerra Civil Española, aunque entonces las emblemáticas fiestas valencianas se cancelaron tres años seguidos, de 1937 a 1939.

Marzo de 2021 será la séptima vez en la historia en la que las calles de la ciudad no se decoren con los cientos de monumentos que cada año se «plantan» a la espera el fuego purificador del día de San José, el 19 de marzo, para quemar el arte efímero en forma de sátira e ironía que decora la ciudad durante cinco días.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha admitido este jueves, a falta de dos meses de la celebración de la fiesta fallera, que las Fallas no se podrán celebrar este mes de marzo, y que habrá que esperar a «una situación más conveniente».

En 2020, el primer estado de alarma por la pandemia se decretó en marzo, el mes fallero por excelencia, justo cuando se tenía que iniciar la semana grande (del 15 al 19 de marzo) de unas fiestas declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, sobre las que los días previos se cernía la sombra de una suspensión que llegó en el último minuto, la noche del 10 de marzo.

Con muchos monumentos a medio montar, sobre todo los de las Fallas de la sección de Especial y la de la plaza del Ayuntamiento, los monumentos se guardaron en los talleres o en las instalaciones de Feria Valencia y La Marina a la espera de poder quemarse en julio, mes al que inicialmente se pospuso la fiesta, aunque la evolución de la pandemia lo impidió también.

En este inicio de año, con las cifras de contagios, muertes e incidencia del coronavirus disparadas, el prácticamente inevitable anuncio de que en 2021 también se aplazan las Fallas de marzo ha llegado un par de meses antes, aunque igualmente deja desolado a los sectores implicados en la fiesta, ya en modo agonizante.

La imposibilidad de celebrar actos multitudinarios debido a la situación de transmisión comunitaria generalizada y sostenida del virus ha llevado al alcalde de València a confirmar ya lo que era una secreto a voces, aunque hay quienes todavía querían mantener las esperanzas.

El año pasado, València abrió en paréntesis tras un periodo de 81 años ininterrumpidos de fiesta de las Fallas, aunque durante estas más de ocho décadas sí se habían suspendido actos concretos, normalmente por adversidades meteorológicas o sucesos como los atentados del 11-M de 2004 en Madrid.

Junto a la pandemia y la Guerra Civil, otras circunstancias dejaron anteriormente a la ciudad sin sus fiestas patronales, como una tasa que los vecinos se negaron a pagar por considerar abusiva en 1886, y la declaración de guerra de Cuba (1896).

De hecho, esta última fue la primera suspensión oficial de la fiesta josefina: en 1896, el gobernador civil de València declaró el estado de guerra por el enfrentamiento bélico de España con los Estados Unidos en la conocida como guerra de Cuba, y se decidió suspender las Fallas a dos días de su inicio.

También se suspendieron las fiestas durante los años 1937, 1938 y 1939 con motivo de la Guerra Civil española, mientras que las de 1936 se celebraron sin ningún problema en marzo, ya que el alzamiento se produjo el 17 de julio.

Como la Guerra Civil acabó el 1 de abril de 1939, tampoco ese año, por quinta vez en la historia -la cuarta provocada por una suspensión propiamente dicha- se plantaron monumentos falleros por las calles de València.

No obstante, la primera referencia de que los monumentos falleros no se plantaron en las calles se remonta a 1886, aunque en esa ocasión fue una decisión individual de los propios falleros, que se negaron a pagar la tasa de 60 pesetas que se cobraba como canon desde 1851 por plantar los catafalcos en la vía pública.

Pese a todo, según cuentan los documentalistas, hay constancia de que ese año se plantaron dos fallas de manera privada en patios interiores y que nadie visitó, pero ninguna por las calles de la ciudad.

Mónica Collado

Continuar leyendo

Fallas

Ribó: «Las Fallas no se podrán celebrar el próximo marzo, habrá que esperar»

Publicado

en

EFE/Ana Escobar/Archivo

València, 14 ene OFFICIAL PRESS/ EFE.- El alcalde de València ha informado este jueves de que las próximas fiestas de Fallas no se podrán celebrar en el mes de marzo y que habrá que esperar a «una situación más conveniente».

Preguntado por esta circunstancia, Joan Ribó ha asegurado que al Ayuntamiento «le importa mucho que el mundo fallero siga con su actividad y por eso le quiere ayudar, porque es imprescindible para la continuidad de estas fiestas tan importantes para València y su área metropolitana».

Al respecto, ha explicado que el pasado martes se acordó la constitución de un fondo participado al 50 % por la Generalitat, al 30 % por las diputaciones provinciales y al 20 % por los ayuntamientos para apoyar al sector de la fiesta.

Este fondo, según ha explicado a la SER, estaría destinado, entre otros, a compensar al sector de la hostelería, hospedaje, agencias de viaje, espectáculos, artistas falleros, carroceros, flores, indumentaristas u orfebres.

Los dirigentes de la Junta Central Fallera y miembros de las fallas del área metropolitana de València tienen previsto mantener una reunión telemática mañana viernes a las 19 horas con responsables de la Conselleria de Sanidad para analizar el posible escenario al que se enfrenta la fiesta de las Fallas.

Era un secreto a voces y una noticia que todos esperaban, aunque doliera escucharla. El mundo fallero se queda un año más sin su fiesta. Los datos de la pandemia en la Comunitat Valenciana están desbordados y a nadie se le pasa por la cabeza pensar en una celebración de este tipo. Solo hay que recordar la polémica generada por la cabalgata de Reyes en València con unas imágenes de aglomeraciones que han dado la vuelta a España.

La confirmación de la suspensión de las Fallas 2021 para el próximo mes de marzo llega un día después de que la Comunitat Valenciana sumara 4.810 contagios en las últimas 24 horas, la segunda cifra más alta de toda la pandemia por detrás de la registrada el pasado sábado, y 52 muertes más, doce de ellas de residentes.

Los hospitales valencianos tienen 2.848 personas ingresadas (109 más que ayer), lo que supone el mayor número hasta el momento, y de ellos 418 están en UCI (30 más), también el número más alto de la pandemia.

Con las 52 muertes de la última jornada, el total de defunciones desde el inicio de la pandemia en la Comunitat es de 3.465 personas.

Esta noticia afecta a muchos sectores de la fiesta, especialmente al de la indumentaria valenciana que vive un momento extremadamente difícil. En Official Press les contábamos hace unos días como los indumentaristas lanzaban un SOS al Ayuntamiento para poder recibir unas ayudas, que para muchos ya llegan tarde y tampoco les salvarán del cierre.

La fiesta de las Fallas mueve un importante sector económico de la ciudad y genera miles de puestos de trabajo: artistas falleros, músicos, cinceladores, indumentaristas, pirotécnicos, floristas… y está sumiendo al sector en una ‘gran depresión económica’.

La covid, como la Guerra Civil, deja València sin Fallas en años consecutivos

Continuar leyendo
Advertisement

Facebook

Advertisement

Trending