Síguenos

Salud y Bienestar

Un estudio científico demuestra que la pasión por el fútbol empieza antes de nacer

Publicado

en

Un estudio científico demuestra que la pasión por el fútbol empieza antes de nacer

El 85% de los fetos se activan al escuchar un himno futbolístico: se despiertan, mueven la boca y sacan la lengua cuando oyen esta música en el interior del vientre materno. Todos los futuros bebés reaccionan de forma parecida independientemente del himno que estén escuchando. Cada vez más mujeres eligen el himno de su equipo preferido para estimular al feto durante su embarazo. Cada vez más embarazadas se comunican con su bebé en gestación a través del altavoz vaginal Babypod.

Ante esta tendencia, Institut Marquès ha investigado las reacciones de los fetos a los diferentes tipos de voces y de música para descubrir cuáles consiguen una mayor estimulación. Muchas de las mujeres que participan en estos estudios a través de una ecografía musical 4D, junto con sus parejas, pedían saber la respuesta al himno futbolístico del club de sus amores.

Este aluvión de solicitudes llevó a Institut Marquès a realizar un estudio científico para saber cómo responden los futuros bebés cuando oyen un himno de fútbol en el interior del vientre de su madre, que actualmente continúa en marcha para ampliar los primeros resultados obtenidos. A través de la web www.madresfutboleras.es se apuntaron y colaboran cientos de mujeres de entre 20 y 30 semanas de gestación. Resultados del estudio Los especialistas han observado que el 85% de los fetos se activan; el 60% realizan movimientos de la boca y de la lengua y el 8% reaccionan con una protrusión de la lengua (este movimiento de sacar la lengua es el signo de la máxima respuesta conocida).

La conclusión más clara, según el estudio de Institut Marquès, es que los himnos futbolísticos, en comparación con otros estilos musicales, estimulan la comunicación en el feto, pero en menor grado que la música clásica y la tradicional. Responden de similar manera que con la audición de música moderna. Si se comparan los resultados con la tabla de reacción fetal a la música elaborada por Institut Marquès en su estudio Expresión facial fetal en respuesta a la emisión intravaginal, se ve que los índices de respuesta de los himnos futbolísticos son similares a los obtenidos por piezas célebres de pop-rock (“Pedacitos de ti”, de Antonio Orozco, “Mna Na hEireann”, de Sharon Corr, o “Too much heaven”, de los Bee Gees).

En cambio, a modo de ejemplo, la respuesta a la Serenata 525 de Mozart induce movimientos boca-lengua en el 91% de los bebés en gestación, y en el 73% provoca movimientos característicos de protrusión de la lengua. Los bebés responden igual a todos los himnos No se hallaron diferencias estadísticamente significativas entre los 15 himnos estudiados. Es decir, las reacciones son prácticamente iguales cuando los futuros bebés oyen el himno del Barça o el del Real Madrid, por ejemplo. Las voluntarias que colaboraron en el estudio eligieron el himno que le querían poner a su hijo.

Así pues, entre los equipos nacionales, se han estudiado las ecografías hechas con el himno del FC Barcelona, Español, Real Madrid, Atlético de Madrid, Girona, Valencia, Atlético de Bilbao, Betis, Granada y Sevilla. También se han probado las reacciones de los fetos con el himno del Bayer de Munich, Liverpool, Roma, Milán y el París Sant Germain. En este LINK se pueden apreciar las reacciones de los fetos a cada himno.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

¿Corren peligro las comidas y cenas de Navidad?

Publicado

en

Por segundo año consecutivo, el covid nos puede amargar las fiestas. Cuando la vacunación y los datos de contagios parecían presagiar una navidades ‘tranquilas’ o por lo menos más normales, llegó noviembre con unas cifras que han vuelto a hacer saltar las alarmas y con la variante ómicron como nueva amenaza.

Y claro, con este panorama muchos se plantean qué hacer en Navidad, si mantener o no tanto las cenas y comidas de empresa, como las cenas familiares. ¿Qué debemos hacer? Esa es la gran pregunta que se están planteando muchos ante estos encuentros multitudinarias, de no convivientes, y el consejo de los epidemiólogos en este sentido es clarísimo: ni se nos ocurra. Los expertos lo tienen claro: durante estas fechas previas a las navidades es más que recomendable reducir bastante los contactos y desaconsejan celebrar estos eventos en espacios cerrados y limitarse este tipo de encuentros a lo estrictamente necesario.

Los que finalmente realicen estas cenas deben recordar que en la Comunitat está limitado a grupos de diez personas y que deberán llevar el pasaporte COVID-19. Los expertos recomiendan, además del uso de las mascarillas, otras herramientas que pueden ayudar como hacernos un test de antígenos el mismo día. Una herramienta objetiva que disminuye el riesgo e incrementa los niveles de seguridad, aunque no es una solución al 100% eficaz.

El Ministerio de Sanidad ya recomendó este martes la puesta en marcha de medidas para evitar el aumento de contagios y en concreto, pidió «establecer límites en el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas», aunque sin dar todavía cifras concretas sobre cuáles deben ser esos «límites».

El Consell descarta por el momento volver a las restricciones de cara a las Navidades y confía en la efectividad que pueda aportar el pasaporte Covid, según fuentes del Gobierno valenciano. Ximo Puig considera que la situación actualmente no es tan grave para adoptar restricciones como los cierres perimetrales, restricción del número de comensales por casa en Nochebuena o la Navidad, toque de queda para toda la población como sucedió el pasado año ya que en aquella ocasión las cifras eran mucho peores con 800 personas por Covid ingresadas en la UCI en la Comunitat y cerca de 10.000 casos diarios.

De todas formas deberemos esperar a ver cómo evolucionan las cosas durante los próximos días y las posibles nuevas medidas que se puedan dar. ¿Habrá comidas y cenas de empresa? ¿Podremos reunirnos con la familia estas Navidades? ¿Será necesario con el pasaporte Covid.19?  Por ahora todo puede pasar. Hasta que veamos la evolución de los datos y las cifras deberemos usar el sentido común.

 

Continuar leyendo