Síguenos

Valencia

Se cumple una semana del trágico incendio de València que ha conmocionado a toda España

Publicado

en

Incendio edificio Valencia

Este jueves se cumple una semana del trágico incendio de un edificio de dos bloques en el barrio valenciano de Campanar, que se saldó con diez fallecidos, 15 heridos y dejó a unas 400 personas sin casa, que ahora inician una nueva vida en viviendas facilitadas por el Ayuntamiento.

El pavoroso incendio empezó poco después de las cinco y media de una tarde con fuertes rachas de viento en una vivienda de la octava planta del bloque de catorce alturas y rápidamente se propagó al bloque de diez alturas, hasta el punto de que en apenas media hora las llamas habían afectado a las 138 viviendas del edificio.

Un cortocircuito en el mecanismo del toldo del apartamento 86 del bloque más alto pudo ser la causa de este incendio que ha conmocionado a toda España y cuyas causas se siguen investigando, mientras que ya se ha autorizado la entrega a las familias de los cuerpos de los fallecidos para poder celebrar los funerales.

El material empleado en la fachada ventilada de este complejo residencial, construido en la época del boom inmobiliario en un barrio periférico de la ciudad y que se publicitaba hace 17 años como un edificio «vanguardista» con materiales de la «máxima calidad», pudo influir también en la rápida propagación de las llamas.

Esqueleto del edificio de Campanar tras el fuego. EFE/Manuel Bruque/Archivo

Desde esa misma noche se puso a disposición de las familias, muchas de las cuales salieron de casa con lo puesto, plazas hoteleras, y desde el lunes se están instalando en el edificio de 131 viviendas de nueva construcción del barrio de Safranar habilitado por el Consistorio, que ha destinado a más de 650 profesionales -entre ellos 300 bomberos, 255 policías locales, 42 funcionarios y 16 psicólogos- a atender todas las necesidades.

Todos los heridos están ya en sus casas y el Gobierno valenciano ha aprobado ayudas económicas, fiscales y sociales, a la que ha destinado 4 millones de euros, que se suman a las del Ayuntamiento de València y se centralizan en una ventanilla única para facilitar los trámites.

La Policía Nacional ha agradecido a Julián García, el portero del edificio que avisó a vecinos del incendio y les ayudó a salir de sus casas, «su valentía y servicio a la ciudadanía», y lo ha propuesto para el premio ‘Valores Humanos’ del cuerpo.

La tragedia ha pospuesto una semana el inicio oficial de las fallas -la Crida se celebrará finalmente este domingo-, unas fiestas que se vivirán de manera especial en la ciudad y sobre todo en Campanar, barrio con varias agrupaciones falleras y a las que pertenecen algunos damnificados.

Las familias afectadas por el que según los bomberos ha sido «el mayor incendio estructural en la historia de la Comunitat Valenciana» intentan retomar sus vidas arropadas por el apoyo de las instituciones y la solidaridad de los valencianos, pero con una petición: que conforme pase el tiempo no se les olvide.

 

Las ayudas y la solidaridad se abren camino en el drama del incendio de Campanar

Las ayudas oficiales y las continuas muestras de solidaridad que han empezado a recibir los más de 400 damnificados por el incendio de un bloque de viviendas en el barrio de Campanar de València se abren camino entre el drama que supuso la pérdida de 10 vidas y el borrado completo de cientos de historias familiares cuando se cumple una semana de la tragedia.

El acompañamiento del Ayuntamiento de València ha sido constante para los afectados por el incendio, que han pasado de los nervios y la desorientación de los primeros instantes a disponer de viviendas cedidas por el Consistorio y una asistencia y atención multidisciplinar para cualquier necesidad.

Revonar el DNI, nuevas tarjetas sanitarias, un duplicado de la llave del coche, ropa y kits de higiene, bonos de transportes, contacto con las embajadas, certificados del padrón, las hipotecas, gestionar las ayudas de la Generalitat o los seguros, las dudas jurídicas y tributarias, atención psicológica o conseguir juguetes para los niños.

De todo ello, y de cualquier necesidad que haya surgido en estos siete días, se ha encargado el Ayuntamiento de València, con el apoyo del resto de administraciones, en la ventanilla única que al día siguiente del incendio se instaló en el edificio municipal de Tabacalera y hablando con la entidad que fuera necesario -concesionarios, bancos o compañías de seguros- para facilitar cualquier necesidad.

El objetivo era que evitar que los afectados fueran «dando tumbos» y que tuvieran «atención personalizada en todo lo necesario desde diferentes perspectivas».

Así lo explican a EFE las concejalas Julia Climent, encargada de coordinar el operativo municipal, que ha movilizado a más de 650 personas de sus servicios, y Paula Llobet, que ha vivido en primera persona las necesidades de los afectados por el incendio que fueron realojados en un hotel de la ciudad.

 

El incendio de Valencia, del que hoy se cumple una semana, ha sido el mayor de la historia de la Comunidad, en palabras de los bomberos. Muchos de ellos están en tratamiento psicológico. “Necesitamos sacarlo”.

En el incendio de Campanar murieron diez personas y otras estuvieron a punto de hacerlo. Entre ellos, algunos efectivos de bomberos que llegaron a pedirle a sus compañeros en el centro de mando que se despidieran de sus familias.

Los bomberos de Valencia han explicado que siempre actuaron siguiendo el protocolo y que la voracidad de esas llamas ha sorprendido al más experimentado de ellos. Hoy muchos están recibiendo atención psicológica.

 “Estamos bien, pero necesitamos hablar de esto. Necesitamos sacarlo” ha explicado una de ellos en declaraciones a Las Provincias. El Ayuntamiento de Valencia ha dispuesto un equipo de psicólogos que recorrerá los parques de bomberos municipales para asistir a estos profesionales.

Las declaraciones de algunos bomberos, recogidas por el citado diario, son espeluznantes: “Es que ha sido muy duro. Decir a la gente que vas a subir a por ellos, que pongan toallas en las puertas y que esperen y luego ver que el edificio está así…”;  “Por mucho que te entrenes, nunca estás preparado para algo así”; “Tenían que decirles que se calmaran mientras de fondo oían gritos o a niños llorar. Fue durísimo”.

La Policía científica finaliza su trabajo en el edificio calcinado en València

Unos bomberos trabajan en el saneamiento de la fachada del edificio siniestrado en el barrio valenciano de Campanar. EFE/Manuel Bruque

“Te vienen imágenes días después, es una cosa a la que estamos acostumbrados que nunca había sido algo tan ‘heavy’”, siguen comentando. “Vemos el edificio en todas partes y te cuesta desconectar cuando llegas a casa”, dice otro.

Saben que salvaron a mucha gente, pero “no a todos” y eso les rompe. El Ayuntamiento de Valencia les ha ofrecido atención psicológica individualizada a aquellos que lo soliciten.

El hotel se vacía y mañana deja de alojar a las víctimas

La concejala de Innovación y Tecnología, Paula Llobet, explica a EFE que tras declarase el incendio, la prioridad era buscar un hotel en la ciudad que pudiera alojar a un centenar de personas y para disponer en un único punto de toda la asistencia psicológica, médica y farmacéutica de las primeras horas.

Y consiguieron uno que «además estaba muy cerca de Tabacalera y los afectados podían ir andando para resolver cualquier cuestión administrativa en apenas 7 minutos», valora.

Llobet acompañaba a los afectados en el desayuno y luego volvía a estar con ellos durante la cena y durante todo el día disponían de un equipo de psicólogos de los servicios sociales para lo que pudieran necesitar. «Me tenían a mano y me preguntaban directamente y me pedían lo que querían», explica.

En el hotel se habilitó una sala con prendas, zapatos, ropa interior y productos de higiene, y un salón independiente para desayunos, comidas y cenas, que les evitaba «coincidir con otros clientes».

El hecho de estar todos juntos podía provocar que los niños presenciaran «situaciones dramáticas» y por eso s facilitó que los menores se fueran durante el día con familiares y amigos a «otros entornos», cuenta la edil, quien detalla además que había quince menores, desde un bebé de meses hasta una niña de 14 años o unos mellizos de 13.

También ha sido difícil atender a los extranjeros, un 30 % de los realojados en el hotel, según Llobet, que explica que había un japonés, personas de Bielorrusia y de Perú y un grupo más numeroso de ucranianos, que no sabía inglés y que requirió la presencia del cónsul.

La tercera teniente de alcalde, Julia Climent, concreta que había personas de Brasil, Rusia, Ucrania, Perú, Portugal, Chile, Polonia y Rumanía. A algunos se les ha gestionado el viaje en tren a su embajada para solucionar algunos trámites.

Tras el realojo de las familias en las viviendas del edificio municipal de Safranar, quedan en el hotel dos casos de personas que tenían otro alquiler a partir del 1 de marzo, explica Paula Llobet.

Punto único de atención para meses

La concejala Climent asegura que no se ha marcado un plazo concreto de funcionamiento del punto único de atención del edificio de Tabacalera y estará «abierto hasta que la gente lo deje de necesitar. Por lo menos, todo marzo. No con este volumen de personal atendiendo, pero estará semanas o incluso meses», asegura.

Para Climent, fue «especialmente complicado» el fin de semana porque «había que coordinar a gente de diferentes servicios y competencias» en el punto único.

Una de las cosas que más dificultad ha conllevado ha sido hacer un registro de afectados. «Ha sido un trabajo de trastienda, toda la información se tenía que procesar para que el censo fuera lo más preciso posible y que nada se solapara. Cuántas personas había en cada vivienda, cuántos eran niños, cuántas personas mayores… Es importante porque en base a ese censo se darán las ayudas».

«Al principio fue complicado porque las personas estaban en ‘shock’, venían llorosos, nerviosos y desorientados pero eso se ha ido calmando con la ayuda de los servicios sociales. Ahora una vez solucionado el tema de la vivienda, vendrán las cuestiones económicas y técnicas», afirma.

 

VÍDEO| Estas son las historias de los supervivientes del incendio del edificio de Campanar

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Estos son los cambios para el próximo curso escolar en Valencia

Publicado

en

Estos son los cambios para el curso escolar en Valencia

El pleno del Consell ha aprobado este martes el decreto de libertad de elección del centro educativo, conocido como distrito único, que da más puntos a las familias con rentas bajas, a las numerosas, las monoparentales, a las beneficiarias de la Renta Valenciana de Inclusión y a quienes trabajen en un centro educativo.

El nuevo decreto primará como criterios básicos la existencia de hermanos en el centro, la proximidad al mismo y la renta de las familias, e incorpora como novedad la baremación en cuanto a la simultaneidad con enseñanzas profesionales de música o de danza y el deporte de élite.

Según ha informado el conseller de Educación, José Antonio Rovira, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, con este nuevo decreto «se superan las limitaciones impuestas por un modelo de obligatoria parcelación» del anterior gobierno del Botànic y se pasa a un modelo de «libertad» en el que «escogen las familias».

Con ello, ha añadido, se da continuidad al «concepto de libertad como con la proposición de ley de Libertad Educativa, que sustituye a la de plurilingüismo».

Así, ha detallado que el nuevo decreto regula el proceso de admisión en los centros docentes públicos y privados concertados que imparten enseñanzas de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato y en los centros de Educación Especial en la Comunitat Valenciana.

Mayor «libertad» a la familias

La principal novedad del proceso de admisión del próximo curso es la incorporación del distrito único, que dará libertad a los padres y madres para elegir el centro educativo que consideren más adecuado para sus hijos e hijas.

El conseller ha señalado que el nuevo decreto «supera las limitaciones impuestas por un modelo de obligatoria parcelación y se pasa a un modelo en el que, manteniendo la proximidad del domicilio como criterio, las familias de una localidad tendrán la opción de elegir libremente el centro» que se ajuste a sus intereses y convicciones.

Este nuevo marco también va asociado a la necesidad de replantear las prioridades, prelación y ponderación de las puntuaciones que van asociadas a los diferentes criterios de baremación.

Destacan en este sentido novedades como el incremento de puntos en la renta per cápita de la unidad familiar (sin ser persona beneficiaria de la Renta Valenciana de Inclusión), de acuerdo con el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), correspondiente a 14 pagas, en relación con el ejercicio fiscal anterior en dos años al año natural en que se solicita plaza.

En el caso de las rentas más bajas se pasará de los 3,5 puntos actuales a 7 puntos, informa la Generalitat.

También se produce un aumento en la valoración de las personas destinatarias de la Renta Valenciana de Inclusión, ya que se pasa de 4 a 7 puntos; y la puntuación cuando los padres, madres o tutores o tutoras legales sean personal de plantilla en activo del centro educativo aumenta de 5 a 7 puntos.

Por otro lado, se valora la condición legal de familia numerosa especial con 7 puntos (frente a los 5 actuales) y general (con 5 puntos frente a los 3 de ahora). Además, el alumnado nacido en parto múltiple contará 1 punto por cada hermano o hermana nacido en el mismo parto.

También se incrementa el peso de las familias monoparentales de régimen especial (7 puntos frente a los 5 de ahora) y general (5 puntos frente a los 3 actuales).

Música, danza y deporte de élite

Otra de las novedades del proceso de admisión radica en la solicitud de plaza en la Comunitat Valenciana por primera vez o por cambio de localidad de residencia. Así, se puntuará con 15 puntos por cada uno de los hermanos o hermanas, u otros niños, niñas o adolescentes integrantes de la familia de acogida o guardadora con fines de adopción.

Además, se introduce una novedad en la baremación en cuanto a la simultaneidad con enseñanzas profesionales de música o de danza. De esta forma, el alumnado que curse a la vez enseñanzas regladas de música o de danza y enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria o Bachillerato, y que no solicite, o bien no le corresponda, la admisión atendiendo al criterio de prioridad, tendrá 2 puntos.

Los mismos puntos se aplicarán en la baremación del alumnado que acredite la condición de deportista de élite, de alto nivel o de alto rendimiento, así como de personal técnico, entrenador, arbitral y juez de élite de la Comunitat Valenciana, y que no solicite, o bien no le corresponda, la admisión atendiendo al criterio de prioridad.

Por último, los centros podrán valorar con un punto extra las circunstancias específicas, que el conseller ha calificado de «simbólico», y que los que los criterios básicos que prevalecerán serán «la existencia de hermanos en el centro, proximidad al mismo y la renta» y ha asegurado que el cobro de cuotas en centros concertados está prohibida y es solo voluntaria.

Rovira ha informado asimismo de que, tras la aprobación hoy de este decreto por el pleno del Consell, «en breve» se abrirá el proceso de admisión en los centros.

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo