Adiós al aparcamiento nocturno en el carril bus en Valencia tras 18 años

Valencia se queda, 18 años después, sin el aparcamiento nocturno en el carril bus, que ha causado una gran controversia, no sólo entre los ciudadanos, sino también entre los grupos políticos, incluso entre los que sostienen el gobierno municipal. Hoy concluye este ‘debate’, con la oposición de los grupos de Ciudadanos y Partido Popular, y el acuerdo final entre Compromís, Podemos y el PSPV-PSOE, que había mostrado ciertas reticencias en la forma como el concejal de Movilidad Sostenible, Giusseppe Grezzi había gestionado la medida.

Las discrepancias entre las competencias de cada una de las partes implicadas, Movilidad, Policía Local y Junta de Gobierno, habían provocado alguna que otra desavenencia en el que equipo de gobierno. Al final, acuerdo final entre los tres grupos del gobierno, que hará que hoy finalice esta medida. Se ha anunciado que ya desaparecerán las señales acreditativas en las calles donde estaba permitido aparcar hasta esta misma noche.

La alternativa a la prohibición, como es sabido, se desarrollará en dos frentes. Por un lado, el gobierno municipal ha anunciado que se van a ofrecer más plazas de aparcamiento con “tarifa plana” en establecimientos públicos y, por otra parte, se potenciará el ‘servicio nocturno’ de autobús durante los fines de semana, concretamente en las líneas 1 y 6, y de otras líneas a medida que se observen las necesidades reales y la disponibilidad económica de la misma. En el primero de los casos, los responsables municipales destacan que algunos de los responsables de estos parkings ya están ofreciendo estas ofertas en diferentes zonas de la ciudad en donde va a afectar la medida. En el segundo, de los casos, la frecuencia de autobuses nocturnos también será una realidad, reduciendo el tiempo de paso a casi la mitad que hasta ahora.