Amancio Ortega, su hija Sandra y Juan Roig son tan ricos como 14,2 millones de españoles juntos

Las desigualdades sociales crecen en España, que se ha convertido en el segundo país de la UE, por detrás de Chipre, donde más se agranda la brecha y donde la fortuna de tan sólo tres personas ha crecido hasta ser equitativa a la riqueza sumada por 14,2 millones de españoles, o lo que es lo mismo, por el 30 % de la población más pobre del país, según Oxfam Intermón.

Así se refleja en un informe Oxfam Intermón bajo el título “Una economía para el 99 %”, que este lunes han presentado en Barcelona el director general de Oxfam Intermón, José María Vera, y el coautor del mismo, Íñigo Macías.

El informe señala que el 30 % de la población española más pobre redujo en 2016 su riqueza en una tercera parte (-33,4 %), mientras que la de las tres personas más ricas de España, que son Amancio Ortega (Inditex), su hija Sandra y Juan Roig (Mercadona), aumentaba un 3 %.

Íñigo Macías ha explicado que “España sigue siendo el segundo país de la Unión Europea donde más ha crecido la desigualdad desde que estalló la crisis” y ha resaltado que “el 10 % de los españoles más ricos concentraron más riqueza, un 56,2 %, que el resto de la población”.

La ONG ha destacado que la situación española sigue una tendencia global que ha provocado que 8 personas posean la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad, de la cual forman parte 3.600 millones de personas, y ha recordado que desde 2015 el 1 % más rico concentra en sus manos más riqueza que el resto del planeta.

Los salarios más bajos han descendido un 28%

Macías ha destacado que en España “el crecimiento del PIB no está favoreciendo a quienes menos tienen” y que se está creando una sociedad “más desigual y desfavorecida” que antes de la crisis, ya que “uno de cada cuatro trabajadores están en riesgo de exclusión”.

El coautor del estudio ha subrayado que durante la crisis los salarios más bajos han descendido un 28 %, mientras que los más altos “apenas se han visto afectados”, y ha manifestado que es “insostenible” que un directivo del IBEX cobre de media 96 veces más que un trabajador base.

El informe de Oxfam destaca que en España las familias soportan la mayor parte del peso tributario, ya que “aportan un 84 % de la recaudación frente al 13 % de las empresas”, y denuncia que el impuesto de sociedades es “el gran agujero recaudatorio”.

“Quien más tiene más acumula”

La ONG ha denunciado que España aporta el doble de dinero a los paraísos fiscales que toda América Latina o 43 veces más que China.

Vera ha denunciado que vivimos un “capitalismo clientelar” en el que “el propio sistema hace que quien más tiene siga acumulando más”.

El informe señala que una tercera parte de los millonarios lo son gracias a las herencias recibidas y que “las mujeres sufren de forma especial la pobreza extrema”.

El director general de la ONG ha asegurado que reducir las desigualdades es “uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo” y que se puede resolver fácilmente, a través de “una economía más humana y de más colaboración entre gobiernos”, pero que no se actúa porque “las soluciones tienen costes para quienes más tienen”.

Medidas contra la desigualdad

A nivel español, Vera ha pedido que aumente el salario mínimo interprofesional hasta los 1.000 euros, que los directivos cobren como máximo 10 veces más que sus trabajadores y que se apruebe una ley “dura” contra la evasión fiscal “para que las empresas del IBEX paguen un tipo efectivo del 15 %, en vez del actual 5 %”.

Vera ha remarcado que “se necesitan cambios estructurales, no parches” y ha alertado sobre el auge de la extrema derecha que es quien “ha conectado mejor con el descontento de la sociedad” a partir de “un discurso falso de pobres contra pobres”.

Macías, por su parte, ha manifestado que “no nos preocupan esas ocho personas más ricas del mundo, sino un modelo económico que beneficia a las grandes fortunas”.

Oxfam ha aportado ejemplos concretos de las desigualdades del planeta, como que el hombre más rico del Vietnam “gana en un día más que la persona más pobre en diez años” o que “durante los próximos 20 años, 500 personas legarán una suma que supera el PIB de la India, un país con una población de 1.300 millones de personas”.