DeportesFútbol PressLevanteUD PressValencia CF Press

El derbi vuelve año y medio después presidido por la igualdad y la ‘normalidad’ institucional

El derbi Levante-Valencia de este próximo sábado en Orriols regresa, tras una temporada de ausencia en la que el Levante UD jugó en Segunda División, concretamente año y medio después. El último duelo se jugó también en Orriols el 13 de marzo de 2016, y acabó con victoria local (1-0) con gol de Giusseppe Rossi. El atractivo de este duelo, que todavía debe coger vuelo en forma de rivalidad, competitividad y seguimiento, está en dos circunstancias que lo hacen atractivo: la igualdad —los dos equipos están empatados a puntos y a diferencia de goles— y la normalidad institucional, marcada por el acuerdo de los clubes tanto en fijar un precio único de 15 euros para los aficionados de uno y otro equipo, para los dos campos, tanto el partido de ida como el de vuelta, y la rueda de prensa conjunta de los dos entrenadores (fijada para el jueves, 14 de septiembre, a las 13:15 horas en Orriols), Marcelino García Toral Juan Ramón López Muñiz, curiosamente los dos asturianos.

Pero, además, el partido llega presidido por dos trayectorias idénticas, milimétricas, con partidos disputados similares, y un mismo escenario que ha retratado el buen inicio liguero de ambos: el Santiago Bernabéu, en donde los dos han sorprendido al actual campeón de liga, el Real Madrid, empatando en ambos casos de forma muy solvente, y haciendo que el cuadro blanco se haya dejado cuatro puntos en tres jornadas en la liga, cuando la pasada campaña se dejó tan sólo 15 puntos en toda la competición.

El Valencia CF empató (2-2) en la segunda jornada de liga; y el Levante UD hizo lo mismo (1-1), el sábado pasado. Ambos equipos, además, llegan al partido invictos e igualados a puntos en la clasificación (5  puntos). Los dos equipos tienen una filosofía similar a la hora de afrontar un partido. Tanto Muñiz como Marcelino han construido sus equipos en base a un estilo en el que predomina el orden y el rigor táctico, los hombres por encima de los nombres, el trabajo colectivo, construyendo el equipo de atrás hacia adelante, es decir, a partir de la defensa.

Cambio de tendencia en Mestalla

El Valencia CF, que el año pasado encajó 65 goles, ha frenado esa sangría en portería propia. Y no sólo porque haya cambiado de portero (Neto por Alves), sino porque su entrenador lo lleva en su adn, algo que dejó muy claro desde su  presentación. Marcelino ya anunció que su primer objetivo era reducir considerablemente la cifra de goles recibido porque así era imposible mejorar la clasificación. . Para ello, ha llevado a cabo una amplia reestructuración de la plantilla, que ha conllevado la desaparición casi absoluta del equipo que construyó el portugués Nuno y que llevó al club de Mestalla a deambular con mediocridad por la competición, para desesperación de una hinchada que ahora vuelve a creer en un equipo joven y combativo. En tres jornadas, si bien recibió dos goles en el Bernabéu, ha visto como en los otros dos partidos, disputados en Mestalla ante la UD Las Pamas (1-0) y Atlético de Madrid (0-0), la portería la ha mantenido a cero. “A partir de ahí, creceremos”, ha dicho siempre que se le ha preguntado.

Inercia ganadora del Levante UD

La racionalidad es la clave del proyecto de Juan Ramón López Muñiz  en el Levante UD. La base del equipo de segunda está ofreciendo una estupenda imagen en la Liga Santander, con la aportación puntual de algunos actores llegados ahora, como el macedonio Enis Bardhi, o el exjugador del Sevilla Ivi, máximo goleador del equipo con dos goles, y autor del gol que el cuadro granota marcó en el Santiago Bernabéu.  Cinco puntos, gracias a una victoria (contra el Villarreal) y dos empates (Deportivo Real Madrid), en partido muy diferentes y en los que el Levante UD mostró una imagen de superioridad (en los dos jugados en Orriols)con un gran espíritu colectivo y un juego ambicioso que tuvo su máxima expresión ante el Real Madrid ante quien en ningún momento se encerró. La continuidad y la ‘justicia’ de Muñiz para conducir el vestuario, otra de la marcas. Ante el Real Madrid, sólo Ivi Álex Alegría eran de la nómina de los nuevos jugadores.

Más masa social del Levante UD

El Levante UD ha superado los 20.000 abonados, que ha permitido cambiar la imagen un tanto desangelada de Orriols, sólo rota con la llegada de los grandes y el Valencia CF. Ahora, el campo presenta una imagen cercana a los tres cuartos de entrada cada partido. Además, el acuerdo institucional entre las dos entidades permite que el aspecto del campo se aproxime al lleno este sábado, a partir de que la hora del partido (13 horas, sábado) no invite a ello. En el club de Mestalla, tras dos temporadas de desilusión, que desinfló un poco el interés de la afición, siempre fiel a su equipo, la grada se ha vuelto a ilusionar, y sus registros de abonados son los habituales. Los valencianistas, además, suelen acudir a Orriols a ver a su equipo, con lo que a buen seguro que, además de por el acuerdo del precio para los dos partidos, se pueda llegar a llenar el formaget donde el Levant UD coloca a las aficiones visitantes, en el córner de las gradas Gol Alboraia y la Grada de Preferencia.

En definitiva, se aproxima un derbi igualado, con dos equipos fuertes, dos entrenadores asturianos, dos aficiones muy identificadas con sus equipos y dos trayectorias milimétricas, en juego y números. Valencia empieza a vibrar ya con su derbi.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close