Fallas

Galiana pide que los casales no se conviertan en «bares alternativos»

El presidente de la Junta Central Fallera (JCF) de València, Carlos Galiana, ha mandado este jueves un mensaje al mundo fallero parta que sean precavidos en los casales para que no se conviertan en un «bar alternativo» ni lugares de comida o cena, pero sí que ha defendido que en los casales se permitan las reuniones internas guardando todas las medidas sanitarias. Este tema se abordará el próximo miércoles, 23 de septiembre, en una reunión entre la Interagrupación de Fallas y la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, tal y como ha adelantado el también concejal de Cultura Festiva en el acto de presentación de la nueva plaza del Doctor Collado, que desde hoy ha pasado a ser la Plaza del Coronavirus de València.

Ante las dudas de los falleros, Galiana ha recordado que no hay un apartado específico en las resoluciones de la Generalitat sobre las sedes de las fiestas, tanto de las Fallas como del resto de festejos de la Comunitat. «Las ordenanzas para mí son bastante claras, pero a veces generan confusión», ha reconocido. Pero ha querido lanzar un mensaje de apoyo al sector: «Parece que los casales son el único sitio donde va a haber rebrotes, cuando vamos en un avión o en el metro y hay 70 personas apiñadas que no conocemos de nada».

Galiana ha rechazado así que «en un casal no se puedan reunir diez personas para simplemente para tener una reunión ejecutiva con todas las distancias y medidas», entre las que ha destacado el uso de mascarilla, el control de acceso o la toma de temperatura.

Pero, el concejal, sí que ve posible que las comisiones puedan celebrar alguna asamblea de menos de 50 personas «si el casal lo permite». «Evidentemente, las fallas tienen que pagar recibos, el alquiler, la luz y el agua, las cuotas… tiene que haber un mínimo movimiento», ha defendido.

Se ha mostrado preocupado por el riesgo de que baje el censo en 2021 por la pandemia y esto genere un «grave problema» en las fiestas josefinas, ante el motor que supone para la hostelería y el comercio de València. Para evitarlo, JCF trata de poner en marcha «todo tipo de actividades con toda la prudencia posible para que el fallero no se desanime ni se borre» y así evitar «un drama bastante grande». «Algunos somos falleros por religión, por actividades como el teatro o el ‘playback’ y otros por solo por la semana fallera que el año que viene no se apuntarán».

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: