Rafa Mora pide matrimonio a su novia tras someterse a un cambio de ‘look’ en Cámbiame

Rafa Mora, quien en su día fuera tronista del programa ‘Mujeres, Hombres y Viceversa’ y desde entonces habitual de los programas y revistas del corazón, ha acudido este viernes al conocido programa de ‘Cámbiame’ junto a su novia Macarena para pedir un cambio de ‘look’ dentro de la ‘Week love’ que celebra el programa. Pelayo, uno de los tres estilistas del programa, es el encargado de realizar el doble cambio.

Durante la entrevista que el popular ‘tete’ ha realizado con el estilista, éste le ha confesado sus sentimientos hacia Macarena y cómo ella le ha ayudado a “cambiar” dejando incluso de lado la ropa tan ajustada a la que nos tenía siempre acostumbrados. Y es que según familiares y amigos de Rafa, y a su vez extronistas de MHYV, señalaban que “Macarena le aportaba la calma que Rafa necesitaba”.

Llegaba el momento del cambio, y un renovado Rafa Mora aparecía en la pasarela de Cámbiame al más puro estilo ‘Dandie’, luciendo un traje y corbata, y sacando el lado más ‘señorial’ del colaborador con el toque del bigote.

Tras él, era el momento de su pareja Macarena, quien aparecía deslumbrante con ajustado vestido blanco, de escote pronunciado que realzaba su figura. Rafa Mora, boquiabierto no podía dejar de repetir: “Qué guapa estás cariño”.

Tras los cambios, y una vez juntos en pasarela, Rafa sorprendía a su novia con una insólita declaración, dejando entrever lo que le cuesta expresar sus sentimientos en público: “Hace tiempo que me prometí que no tendría ningún problema a la hora de demostrar mis sentimientos. Una de las cosas más bonitas que le puede suceder a un ser humano es enamorarse. Y también prometí que si en algún momento me cruzaba con esa persona especial no la dejaría escapar”.

Acto seguido, y con los nervios a flor de piel, Rafa sacaba de una caja un precioso brazalete de flores que entregaba a Macarena mientras pronunciaba las esperadas palabras por los presentes y todos los espectadores: “¿Te gustaría ser mi futura esposa?”. El sí rotundo de la joven era más que evidente, mientras emocionados se fundían en un gran beso y abrazo.