Síguenos

Deportes

David Villa: «Un club como el Valencia no puede pelear por el descenso»

Publicado

en

david villa valencia
David Villa vistió durante su trayectoria profesional las camisetas del Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid. EFE/ David Ramiro
Madrid, 7 jun (OFFICIAL PRESS- EFE).- David Villa vistió durante su trayectoria profesional las camisetas del Real Zaragoza, Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid, entre otros equipos, reconoció que, de todos los clubes en los que ha militado, es el valencianista, junto al Sporting de Gijón, el más sentimental para él, que también marcó una época en la selección española.

En el combinado nacional debutó con Luis Aragonés, el entrenador que «más influyó» en su carrera, porque «siempre iba más allá y cambió la mentalidad de un equipo» que hasta entonces «no creía» en sus posibilidades.

David Villa y su Valencia

Villa (Tuilla, Asturias; 1981) llegó como juvenil al Real Sporting de Gijón procedente del Langreo y, tras un fugaz paso por el filial, ascendió al primer equipo y marcó cuarenta goles en dos temporadas en Segunda. Zaragoza, Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid fueron sus siguientes destinos, antes de vivir tres experiencias en el extranjero en Australia, Estados Unidos y Japón.

El exfutbolista asturiano repasa algunos de los mejores momentos de su carrera en ‘OR7GEN’, una nueva serie documental de cuatro capítulos de DAZN que supone un viaje único por algunas de las canteras en las que se forja el mejor talento futbolístico español y que conoce de primera mano.

P: El Atlético de Madrid fue su último equipo. Solo jugó una temporada pero ganó la Liga. ¿Qué significa el equipo rojiblanco?

R: Vivo en Madrid, ahora tengo más contacto con los aficionados del Atlético que de otro club y guardo buenos recuerdos. Fue un año muy intenso, con mucho éxito y mucho cariño.

P: En el Atlético tuvo a Diego Simeone de entrenador. ¿Qué recuerdo tiene?

R: Muy bueno. Es un gran entrenador, una gran persona y nos ayudó mucho en esa temporada para tener una mentalidad ganadora. Lo suelo ver muchas veces por Madrid. Ha sido uno de los mejores entrenadores que he tenido.

P: De Luis Aragonés dice que es el que más le ha influido

R: Sí, sobre todo a nivel mental, fuera del campo. Al final pensamos muchas veces que el entrenador solo nos puede dar herramientas para usar cuando pita el árbitro, en los noventa minutos, y Luis iba mucho más allá. Te daba herramientas de vida, de meterte una mentalidad ganadora y es el que más me ha influido fuera del campo.

P: ¿Fue Luis Aragonés el entrenador que hizo que hubiera un antes y un después en la selección?

R: Sin ninguna duda. Se le tiene que recordar, ya no solo como el mejor entrenador, porque para gustos los colores, pero sí como el que cambió la mentalidad del fútbol de la selección. En clubes habíamos sido dominadores pero en selecciones no.

Hubo un momento en que nadie creía, ni nosotros. Le llamaban el viejo loco porque en su mensaje hablaba de ganar y realmente creía que íbamos a ganar, cuando nosotros mismos no creíamos que sus palabras fueran verdad. Nos hizo ver que los locos éramos todos los demás porque nos llevó al triunfo.

P: ¿Era Luis Aragonés muy distinto a Vicente Del Bosque?

R: Eran distintos en personalidad pero en cuanto al orden de la selección o rigor táctico no lo eran tanto. Los dos han sido los mejores entrenadores de este país pero lo mejor que se hizo en ese caso fue que no se hiciera un cambio de timón muy grande, muy agresivo. Se hizo muy bien y por eso conseguimos seguir ganando.

P: En su época de futbolista en la selección se hablaba de Fernando Torres o Villa. Parecía que había que elegir a uno de los dos. ¿Ha sido el delantero con el que mejor se entendió en el campo?

R: Sí, eso es algo que vio Luis Aragonés. Decía que él tenía unas condiciones, yo tenía otras, y las íbamos a potenciar jugando juntos, que ya se buscaría él la vida para que saliera bien. Decía que juntos éramos mejores. La conexión era fantástica y nos llevamos muy bien. Ahora nos vemos en el día a día porque tenemos a los niños en el mismo colegio y vivimos en la misma urbanización. Lo considero un compañero de vestuario, un compañero de fatigas y un amigo.

P: ¿Se puede ser amigo de un compañero que igual te quita el puesto?

R: Por supuesto. Siempre que la competencia es sana en beneficio del equipo es muy positivo. Nosotros teníamos una competencia sana de la que se beneficiaba la selección.

P: De esa selección se sabía la gente de memoria el nombre de quince o dieciséis jugadores. Ahora no parece que sea así. ¿Se ha desenganchado la gente de la selección?

R: La gente viene de ganar y eso nos desvirtúa porque ganar es muy complicado en cualquier ámbito. Solo puede ganar uno de todos los que lo intentan y no es fácil. Creemos que podemos tener talento y opciones de ganar en un futuro, así que vamos a apoyarles, pero obviamente cuando ganas hay mucha más afición a todo.

COLECCIÓN DE TÍTULOS EN BARCELONA

P: En el Barcelona estuvo tres temporadas y ganó muchos títulos. ¿Qué significa como club en su vida?

R: Del Barcelona tengo muchos buenos momentos y le tengo mucho cariño. Ocho títulos en tres temporadas es una barbaridad. En aquel momento no éramos conscientes de ello pero lo analizas con datos y es tremendo. Viví momentos fantásticos pero también el momento más duro de mi carrera, la lesión larga de tibia. Incluso esos meses recuerdo que me ayudaron para el futuro en cosas importantes. Tengo un recuerdo muy bueno de esos años.

P: Como espectador, ¿cómo ve este Barcelona de Xavi Hernández?

R: Xavi es un amigo más que un compañero. Me alegro muchísimo porque sé lo que siente, lo culé que es, y que la gente vea que el Barcelona está volviendo a ser lo que era es bonito. Han hecho una gran Liga, en las otras competiciones, sobre todo en la Liga de Campeones y la Liga Europa pasaron momentos duros, pero hay que ser consciente el tiempo que era. Si hubiera tenido toda la plantilla en esos enfrentamientos hablaríamos de otra cosa. En la Liga, que es un torneo más regular, dónde las bajas dependen de menos, ha estado bien. Lo que se viene es positivo desde mi perspectiva.

P: Esta temporada se fue Gerard Piqué y ahora Jordi Alba y Sergio Busquets. ¿Es el fin de una generación irrepetible?

R: Los jugadores van y vienen. Cuando llegó Busquets se fue Yaya Touré y parecía el fin. No hay ningún problema. Lo que prevalece es el club. Obviamente permanece el cariño de los jugadores que han estado mucho tiempo y la nostalgia pero vendrá uno nuevo, no igual que Busquets, pero lo hará bien.

P: ¿Jugar con Leo Messi fue jugar con el mejor jugador del mundo?

R: Sí. Incluso no jugar con él. Yo siempre lo he dicho. Es el mejor jugador que he visto. Va a ser complicado ver otro igual y tenerlo de compañero todos los días lo único que me hizo es refrendar esa idea y disfrutarlo. Es una pasada jugar con él. Dentro del campo no es solo el mejor para sí mismo sino con los demás. Solo hay que ver sus estadísticas de asistencia.

SENTIMIENTO POR EL VALENCIA

P: En el Valencia jugó cinco temporadas, el club profesional en el que más tiempo estuvo

R: El Valencia es el club más sentimental, es dónde más tiempo he pasado y dónde han nacido mis dos hijas. Nuestra oficina (DV7 Group) está allí y voy mucho. Es junto con el Sporting de Gijón el más sentimental porque incluyo lo personal y lo familiar.

P: Y por ese sentimiento, ¿cómo ha vivido el sufrimiento de esta temporada?

R: Obviamente con tristeza. Un club como el Valencia no puede pelear por el descenso aunque yo lo viví también. En 2008 estuvimos muy cerca de irnos a Segunda, igual que este año. Como aficionado espero que se aprendan de los errores de esta temporada y no se vuelvan a repetir para no hacer sufrir a los aficionados.

P: Su carrera la terminó en Australia y Estados Unidos. ¿Cómo fueron esos años?

R: Estoy muy contento de esos años y es algo que recomendaría. No sería la persona que soy ni el futbolista que fui si esos cinco años que estuve fuera hubiera jugado en España. Hubiera tenido una carrera aquí pero no hubiera visto otras Ligas, otras culturas, otras formas de ver el fútbol. Ha sido enriquecedor.

David Ramiro

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Parejo, de penalti discutido, agua la fiesta del Athletic en el minuto 94 (1-1)

Publicado

en

Última hora del Villarreal CF
El centrocampista del Villarreal, Dani Parejo,marca de penalti durante el encuentro correspondiente a la jornada 31 de primera división que Athletic Club y Villarreal disputan hoy domingo en el estadio de San Mamés, en Bilbao. EFE / Miguel Toña.

Sigue desde Official Press Deportes la última hora del Villarreal CF:

Última hora del Villarreal CF:

14 abr (OFFICIAL PRESS-EFE).- Dani Parejo, al transformar un penalti muy discutido por mano de Yuri Berchiche, aguó la fiesta del Athletic Club en el minuto 94 de un partido ante el Villarreal en el que el equipo bilbaíno se veía con los tres puntos y siguiendo a la estela de los puestos de liga de Campeones.

El tanto de Parejo, muy bien ejecutado y con su equipo en inferioridad numérica toda la segunda mitad, igualó el de Oihan Sancet pasada la hora de partido. Un buena combinación iniciada por Ander Herrera y continuada por Gora Guruzeta, que dejó el balón de cabeza a su compañero.

El de Parejo fue el segundo penalti pitado a favor del Villarreal, para el que Gerard Moreno mandó al palo el primero en el minuto 10.

También vio sendos penaltis la grada de San Mamés en dos agarrones en el área a Sancet y Nico Williams, el primero muy protestado por el centrocampista internacional y el segundo por toda la grada como pocas veces se ve en ‘La Catedral’.

Los dos puntos que se le volatilizaron en el añadido dejan al Athletic más lejos de las plazas ‘Champions’, en las que el Atlético de Madrid, cuarto, le aventaja en cuatro.

Con el punto sumado, el Villarreal mantiene las esperanzas de llegar a una posición europea que tiene a un mínimo de cinco puntos.

De salida, Valverde jugó con todo. El equipo titular, incluido Yuri Berchiche, que había tenido que ser relevado en la prórroga de la final de Copa por unas molestias musculares. Y también Vesga, que salió en la segunda mitad de la final y llegaba algo tocado al encuentro de este domingo.

Marcelino recuperó el 4-4-2 y el equipo con el que había enganchado nueve partidos sin perder antes de caer en la jornada anterior con el Atlético de Madrid en La Cerámica.

Arrancó el Athletic con ánimo de llevar el dominio del juego y lo consiguió en los primeros minutos, en los que Yuri probó a Jorgensen con un tiro lejano que el meta danés despejó como pudo.

Pero el Villarreal no quería estar solo de invitado en la fiesta local y se animó a responder con una larga jugada de ataque que terminó con un disparo desviado de Gerard.

Aunque Alex Baena se quejó de un pisotón que sí se vio en el VAR, que pidió a Cuadra Fernández que revisase la jugada en el monitor. El pisotón de Prados era muy claro, por ende el penalti también, y Gerard mandó el lanzamiento desde los 11 metros a un palo. Cogió el internacional su propio rechace y lo embocó entre los tres palos. Lo que invalidó el tanto.

Williams remató de cabeza un centro de De Marcos y el conjunto amarillo insistió sobre la meta de Simón con otra gran ocasión de Baena, cuyo disparo claro de gol bloqueó Vivian entre la algarabía de la grada, que seguía con la fiesta de la semana.

Se frenó un tanto el alocado partido llegado el cuarto de hora y, aunque se sucedían las llegadas, no hubo ya muchas ocasiones al descanso. Las más importantes, una de Williams tras pase picado de Prados en la que se señaló fuera de juego pero probablemente hubiese validado el VAR de no haberse interpuesto Jorgensen.

Un disparo de Traoré bloqueado por Yuri y un remate al aire de Guruzeta, a centro raso de De Marcos que casi introduce en su propia portería Albiol en su despeje a córner, cerró lo más llamativo del primer tiempo.

Una segunda amarilla a Comesaña, por un pisotón a Prados, le puso el choque cuesta arriba al Villarreal a los 30 segundos de la continuación. Lo que derivó en pequeño asedio local en el que Sancet pidió desaforadamente un penalti por agarrón de Albiol que el árbitro no consideró suficiente para decretar el máximo castigo.

Más se enfadó San Mamés por otro agarrón, de Pedraza a Nico Williams si acaso aún más aparatoso, que Cuadra Fernández tampoco consideró suficiente.

Se tornó el duelo en un monólogo rojiblanco al principio infructuoso. Lo que llevó a Valverde a meter a Herrera en el campo. Por contra, Marcelino quitó a Gerard para fortalecer la defensa con Pedraza.

Le salió bien al ‘Txingurri’, ya que de las piernas del ex del PSG nació el primer tanto. Un balón cruzado al área que Guruzeta, de cabeza, devolvió al punto de penalti y Sancet, en su llegada al área y con un remate no sencillo, batió a Jorgenson.

Los cambios y cierto aturullamiento de los dos equipos trabaron un poco un choque en el que empezó a aparecer Simón para evitar disgustos en complicaciones que se buscaba su equipo.

Como una cesión fuerte de Yuri o un balón largo a Ilias en el que estuvo muy atento, o a un disparo de Ilias ya en el minuto 90.

Con lo que no pudo el meta titular de la selección española fue con el penalti de Parejo, muy bien ejecutado.

– Ficha técnica:

1 – Athletic Club: Unai Simón; De Marcos, Vivian, Paredes, Yuri; Prados (Dani García, m.70), Vesga (Herrera, m.55); Iñaki Williams, Sancet (Munian, m.76), Nico Williams (Berenguer, m.70); y Guruzeta (Villalibre, m.76).

1 – Villarreal: Jorgensen; Femenía, Albiol, Yerson Mosquera, Alberto Moreno (Guedes, m.68); Traoré (Ilias, m.68), Parejo, Comesaña, Alex Baena; Gerard (Pedraza, m.55) y Sorloth.

Goles: 1-0, m.66: Sancet. 1-1, m.94: Parejo, de penalti.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (Comité Balear). Expulsó a Comesaña, en el minuto 46, por doble amonestación (m.34; m.46), y a Sergio García, hijo de Marcelino y miembro del cuerpo técnico amarillo. Además mostró tarjeta amarilla a los locales Prados (m.10), Iñaki Williams (m.31) y Yuri (m.94), y al visitante Albiol (m.34).

Estadio: Partido correspondiente a la jornada 31 de LaLiga EA Sports disputado en un San Mamés casi lleno ante 50.061 espectadores. Entre ellos unos centenares de seguidores visitantes. El Villarreal y los campeones de 1984 hicieron pasillo de honor al Athletic por su reciente título de Copa del Rey el fin de semana pasado en Sevilla.

Ramón Orosa

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo