Síguenos

Sucesos

El Supremo confirma 15 años de cárcel para el entrenador que abusó de tres niñas gimnastas en Castellón

Publicado

en

El Supremo confirma 15 años de cárcel para el entrenador que abusó de tres niñas gimnastas en Castellón

Madrid, 19 oct (EFE).- La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 15 años de cárcel para un exentrenador y exconserje del polideportivo de Betxí (Castellón) por distintos abusos sexuales a tres gimnastas menores de edad entre 2000 y 2017.

El Supremo desestima así el recurso del acusado contra la sentencia del Tribual Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana, que ratificó a su vez la dictada por la Audiencia Provincial de Castellón.

El alto tribunal destaca que existió prueba de cargo «relevante, bien expuesta y valorada» por el tribunal valenciano, así como un «acertado» proceso de análisis del TSJ, que tuvo en cuenta los «creíbles» testimonios de las menores «sin motivos espurios» en relación al tipo de tocamientos realizados por el acusado.

Según los hechos probados, el hombre dirigió al menos desde el año 2000 los entrenamientos de las gimnastas menores de edad en un club de Betxí, entre ellas las víctimas, «de forma dura y exigente, llevando a las menores al límite«.

El encausado, indica la resolución, llegó a llamar a las menores «subnormales», «niñatas de mierda» o «inútiles», y las obligó a repetir ejercicios físicos severos.

También las castigó «tirando objetos al suelo o pegando puñetazos contra la pared cuando alguna de las gimnastas no entrenaba correctamente, no obtenía resultados positivos o no desarrollaba bien los ejercicios o los elementos».

Asimismo, «valiéndose de su prestigio profesional como entrenador titulado con unos buenos resultados y de la condición de conserje de las citadas instalaciones deportivas municipales que le daba acceso a todas las dependencias», sometió a las gimnastas menores de edad que entrenaba a un tipo de masajes y otros tocamientos mediante los que satisfacía su deseo sexual.

La Sala detalla que la sentencia recurrida ha valorado «con acierto» como elementos clave que se trataron de contactos corporales «inconsentidos» a menores de unos 13 años, lo que supuso un ataque sexual a las víctimas agravado por la relación de superioridad derivada de su condición de entrenador de las gimnastas y de su gran diferencia de edad con las menores -más de 40 años-.

La resolución del alto tribunal pone de relieve el elevado número de testigos que coinciden en la descripción de los masajes de índole sexual que llevaba a cabo el condenado, «lo que refuerza el valor de las exploraciones de las víctimas denunciantes».

«Los testimonios evidencian, sin género de duda, una reiteración de los masajes de contenido sexual realizados por el acusado, unas veces por tener dolor o lesiones las menores y otras veces sin motivo justificado, tanto en el gimnasio como en el cuarto de la lámpara e impide que se trate de hechos accidentales y fortuitos», señala el Supremo en su sentencia.

La resolución confirma también la decisión de la Audiencia castellonense y del TSJ valenciano de absolver al acusado de abusos a dos menores al tratarse de hechos prescritos debido al tiempo transcurrido, al haberse cometido en la década de los 90.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días a la semana por 150 euros

Publicado

en

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días/semana por 150 euros

Alcoy (Alicante), 30 nov (EFE).- Un empresario de 43 años de una mercantil de Alcoy ha sido detenido por, supuestamente, explotar laboralmente a sus trabajadores, a uno de los cuales con jornadas de siete días a la semana en horario de mañana y tarde a cambio de un salario de 150 euros.

Según la Policía Nacional, el empresario arrestado es de nacionalidad marroquí, se dedicaba al reciclado de ropa y tenía a la víctima en condiciones de semi-esclavitud y con la promesa de un contrato laboral.

El trabajador que ha denunciado esta situación, que carece de documentación legal en España, ha manifestado a los agentes que pernoctaba en un colchón en el suelo de la nave de un polígono industrial alcoyano junto a los sacos de ropa y comía lo que le traía otra empleada, que se hallaba en una situación laboral similar.

Tenía orden de no abrir a nadie bajo ninguna circunstancia y avisar al empresario si detectaban cualquier movimiento extraño de vehículos que pudiera suponer la presencia de la policía o de la inspección de trabajo.

Una vez que huyó y abandonó la nave, la víctima fue amenazada por el empresario, que estaba en posesión de su pasaporte, y quien le dijo que mandaría esta documentación a Marruecos y que sufriría las consecuencias.

El día que se inspeccionó la nave se localizó en el interior a dos trabajadores escondidos, un hombre de 28 años y una mujer de 42, ambos marroquíes y también en situación irregular.

Éstos realizaban una labor de selección y corte del textil reciclado sin ninguna medida de seguridad, carecían de ventilación ni medios de protección y cobraban sueldos mínimos sin contrato ni seguro alguno.

Se trata del segundo detenido por un delito contra los derechos de los trabajadores y trata de seres humanos en menos de dos meses en la localidad de Alcoy.

Continuar leyendo