Fallas

Amparo Fabra ante la crisis en la indumentaria valenciana: «Si esto continua así, se cierra»

Referentes del sector como Art Antic y Santos Textil detallan la grave situación que se vive desde hace meses

La crisis sociosanitaria generada por el COVID-19 que llevó, entre otras, a suspender la fiesta más representativa de Valencia y de la que se subsisten un gran número de profesionales formados por artistas falleros, músicos, cinceladores, indumentaristas, pirotécnicos, floristas,… está sumiendo al sector en una ‘gran depresión económica’.

A la suspensión de las fallas, se suma la incertidumbre de si se podrán celebrar en 2021, y en el caso de poder desarrollarse alguno de sus actos más representativos, en qué condiciones y circunstancias sería. Todo una incógnita a poco menos de seis meses para la que sería la semana ‘grande’ de la fiesta.

El pasado mes de julio, representantes del Gremio de Sastres y Modistas de la Comunitat Valenciana, con Fran Tochena como Maestro Mayor y la reconocida indumentarista, Amparo Fabra, como Vicepresidenta del Gremio, se reunían en el Ayuntamiento de València con Pilar Bernabé y el Presidente de Junta Central Fallera, y edil de Cultura Festiva, Carlos Galiana, para transmitirles la «extrema situación» por la que atraviesa el sector. Además de sentirse «entendidos y escuchados», lograron arrancar el compromiso de unas ayudas económicas que irían destinadas a indumentaristas y cinceladores de la ciudad de València, pero que pese a estar aprobada, todavía no se han hecho públicas las bases.

Con el paso de los meses y el desconcierto que genera la situación, la Asociación de Comercios de Indumentaristas de Valenciana han convocado una manifestación para este martes 6 de octubre a las 11 horas ante la necesidad de reivindicar ayudas a la administración pública de forma que ayuden a paliar las cuantiosas pérdidas que está teniendo el sector.

Official Press ha querido testar en primera persona el drama profesional y humano que atraviesan los numerosos negocios que ‘viven’, en gran medida, de las fallas.

Amparo Fabra, una de los referentes en la indumentaria tradicional de valenciana, se muestra tajante. «Si esto continua así se cierra. Esto no es un juego. Si llegamos a diciembre con esta incertidumbre, la situación será insostenible. Es lamentable».

Fabra, que en la reunión ante los representantes del Ayuntamiento de València les trasladó la necesidad de establecer un programa de fallas «con las medidas de prevención y seguridad estrictas y necesarias, aunque para ello sea necesario por ejemplo ampliar los días y los horarios de ofrenda».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#NOSOTROS CREEMOS EN LAS FALLAS 2021 #gremiosastresymodistascv https://www.instagram.com/p/CF1aP7gqyzE/?igshid=1np68jdsissud

Una publicación compartida de Amparo Fabra (@amparofabraindumentaria) el

En su caso, la indumentarista argumenta. «Un acto como la ofrenda es el que reúne más falleros y falleras, por tanto, es para lo que se realizan más encargos y trabajos. En mi caso, desde septiembre a marzo nuestros probadores acogían pruebas desde las 10 a las 20 horas, y en la actualidad, los probadores están vacíos y el taller cerrado. De un equipo formado por 12 personas, tan sólo hay tres activas», detalla con tristeza e impotencia. Y es que aunque Fabra también realiza trajes regionales para toda la Comunitat Valenciana, la confección también se vio afectada por la suspensión de todas las fiestas de la región.

Fabra señala que el hecho de que no se sepa con seguridad si se podrán celebrar las fallas en 2021 y, de hacerse, el modo en que se harán ya que se ‘rumorea’ multitud de variantes. «Viendo esta situación, nadie opta por hacerse nada de valenciana», a lo que añade: «Los últimos actos organizados por JCF como la entrega de premios hizo que algunas falleras nos trajeran el traje para modificar corchetes e incluso plancharlos, o venderles alguna mascarilla, algo que para nosotros ya fue una inmensa alegría, pero no es suficiente para salir adelante porque con esto no se mantiene un comercio ni un taller».

Amparo Fabra advierte, con cierta lógica, que «el perjuicio no es solo para el sector de la indumentaria donde hasta los telares están parados, sino también las propias fallas ven peligrar su futuro porque sin agenda de actos son muchos los integrantes que optan por darse de baja de las comisiones».

Al igual que otros comercios, para incentivar la compra, Amparo Fabra mantiene activos importantes descuentos en tejidos y manteletas, «los propios que se suelen dar tras la semana de fallas», y además han inaugurado su tienda online para facilitar las compras.

Joyeros, orfebres y cinceladores, ante la crisis «más grave»

Jose Alabadí, de Art Antic Joyería, remarca que para los orfebres ‘está siendo una crisis más agravada ya que al no haber cambio de representantes los talleres están totalmente parados’. Para la empresa entre el 85 y el 90 por ciento de su facturación son falleras mayores, y al no haber sucesión de representantes en 2021 ‘se ha generado una gravísimo problema para la orfebrería, solo con que el cambio se hubiera realizado la situación ya sería muy diferente para el sector de la indumentaria valenciana’.

‘Ya han habido orfebres que han tenido que cerrar sus talleres definitivamente y de aquí a final de año seguro que habrán más que no puedan aguantar la situación’ lamenta Alabadí al tiempo que destaca que ‘nosotros somos una empresa familiar y gracias a eso podemos tener un poco más de margen. Continuamos en el taller pero trabajo en sí no hay, estamos realizando pequeños encargos y diseños nuevos de cara a trabajar para las fallas 2022’.

Desde hace hace 20 años Jose Alabadí es indumentarista oficial, Art Antic son los creadores y encargados del mantenimiento de los aderezos que lucen las Falleras Mayores de Valencia y sus Cortes de Honor, y con indumentarista oficial ha estado presente en la reunión que tuvieron todos ellos con el concejal de Fiestas y presidente de Junta Central Fallera, Carlos Galiana, ‘donde nos transmitieron la necesidad de generar confianza en la gente, las fallas 2021 han de celebrarse con las normas que vamos a tener que modificar’ lo cual para el orfebre es muy importante ya que ‘hemos de cerrar el ejercicio fallero y que la indumentaria se vuelva a reactivar y recuperar.

Para Alabadí la orfebrería ‘es una más perjudicadas, se pueden hacer arreglos, nuevos trajes, composturas, pero lo nuestro no es así, si se hacen un traje nuevo ya aprovechan el aderezo que tenían. Son las falleras mayores principalmente quienes lucen aderezos nuevos durante su año de reinado’ y por lo que asume que ‘nosotros hasta que no estén bien pasadas las fallas del año que viene no empezaremos a mover, estamos teniendo un año sabático a la fuerza’.

‘Quedan meses por delante que no les vemos perspectiva de mejorar pero tanto por mi parte como por la de mis compañeros nos estamos moviendo mucho para que se nos escuche y se puedan llegar a realizar acciones que den un espaldarazo al sector de la indumentaria valenciana’ de la que destaca que ‘es una parte fundamental de fiesta, fiesta declarada de Patromonio Inmaterial de la Humanidad también por la riqueza de su indumentaria.’

José Alabadí reclama que ‘se motive a los falleros, hay que realizar un cambio de mentalidad positivo’ por lo que lamenta las últimas declaraciones de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quién ‘nos hunde nuevamente, estamos intentando inyectar positivismo y caminar hacia las fallas 2021 y ahora estas declaraciones nos hacen un flaco favor’. ‘Es momento de generar confianza e ilusión, nosotros creemos en las Fallas 2021’.

«Año congelado»

‘Este año está congelado’, así de tajante se muestra Mirian Santos de Santos Textil, proveedores oficiales de las puntillas de las Falleras Mayores de Valencia y sus Cortes de Honor. ‘Los fabricantes sin poder  sacar muestrario de nueva colección, las tiendas sin poder confeccionar ante la incertidumbre de si se van a celebrar las fallas, los falleros sin intención de comprar ya que no saben cuando podrán volver a vestirse. Las tiendas no han podido realizar sus rebajas después de fallas, con lo que afrontan el resto del año. Un situación muy dura que nos afecta a todos, desde telares, puntillas, cancanes, orfebres…’

Santis se muestra optimista en cuanto a la celebración de las Fallas 2021 ‘si que se pueden celebrar, no al uso como estamos acostumbrados a vivirlas pero si con medidas de seguridad’ por lo que la artesana plantea la posibilidad de ‘una ofrenda con medidas especiales, que dure más días, y que sea retransmitida por televisión, sin asistencia de público. Seguro que saber que las falleras podrán vestirse para la ofrenda dará un fuerte respaldarazo al sector ya que seguro que ir a la Virgen en 2021 con toda esta situación que nos está tocando vivir será muy especial para todos y cada uno de los falleros, hay mucho por lo que pedir y también agradecer a nuestra Mare de Deu’.

Para Santos es muy importante los actos que se están celebrando en las últimas semanas ya que ‘están consiguiendo reactivar la ilusión en los falleros, por lo que hay que mover la agenda y que veamos a nuestras falleras y falleros vestidos por la calle’.

‘Nuestras puntillas no solo visten falleras sino también novias, vestidos de eventos, comuniones, y con todo paralizado poco estamos pudiendo trabajar’ por lo que está siendo ‘un año muy duro que esperamos aguantar y que pase cuanto antes, volviendo a recuperar la ilusión’.

Con toda la producción ‘congelada’ Santos Textil cuenta con poder reactivar sus muestrarios en 2021 y entregarlos para las fallas 2022 que espera se puedan ya celebrar con total normalidad ‘disfrutando de la riqueza de nuestra indumentaria por las calles de la ciudad’

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: