Sucesos

Detienen a un hombre por falisifcar su pensión de incapacidad y pedir créditos a nombre de otro

ALICANTE, 30 Abr. (EUROPA PRESS) – La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Aspe a un hombre de 51 años como presunto autor de un delito de falsedad documental, un delito de usurpación de estado civil y cuatro delitos de estafa bancaria por haber supuestamente dispuesto de créditos por valor de 10.150 euros, mediante la falsificación de su propio documento de incapacidad permanente, que aportaba como aval para solicitar créditos con los datos de otra persona.

Según ha informado la Comandancia en un comunicado, un vecino de Aspe y un hombre de 52 años, residente en Novelda, se vieron implicados, sin saberlo, en una serie de estafas cometidas por un tercero. El vecino de Aspe, comenzó a recibir decenas de cartas en su domicilio, a nombre de otra persona que él no conocía de nada, relacionadas con entidades de crédito. Por su parte, el vecino de Novelda, también fue sorprendido por cartas de entidades bancarias, que le reclamaban el pago de varias deudas que no había contraído.

Cada uno acudió a denunciar a la Guardia Civil de su localidad, y tras comenzar a analizar el caso, los agentes hallaron la conexión que existía entre ambos. Se trataba de una persona que había convivido temporalmente con cada uno de ellos.

El más perjudicado resultó ser el vecino de Novelda, pues, según apuntan las investigaciones, el presunto estafador, mientras residió en su vivienda, tomó una fotografía de su DNI, para utilizarla posteriormente en los contratos bancarios. El ahora detenido, trabajador de banca durante 20 años y, por lo tanto, buen conocedor de la documentación necesaria para la concesión de créditos, sabía que además del DNI, necesitaría justificar unos ingresos fijos.

Estos ingresos, los justificó creando una falsificación de su propia pensión de incapacidad permanente reconocida, en la que cambió los datos suyos por los del DNI usurpado, y así, los bancos le concedieron créditos, que nunca devolvería, a nombre del noveldense.

Para que éste último tardara en conocer sobre el fraude hecho a su nombre, aportó como domicilio la dirección de Aspe, donde llegaron infinidad de cartas con requerimiento de pago, para sorpresa del actual inquilino.

La Guardia Civil de Aspe, que fue quien llevó a cabo toda la investigación, ha detenido a este hombre de 51 años, como presunto autor de un delito de falsedad documental, un delito de usurpación de estado civil y cuatro delitos de estafa, que tras pasar a disposición judicial, ha quedado en libertad con cargos.

La víctima, que ha recibido por ahora hasta cuatro denuncias de diferentes entidades, por un valor total de 10.150 euros, no descarta que aumente la cantidad reclamada, aunque ya con la tranquilidad de que la denuncia y la investigación haya quedado en manos de la Guardia Civil.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close