Fuset presenta las bases para la elección de las Fallas municipales de 2018

El Ayuntamiento incrementará en 20.000 euros la subvención anual que otorga al Gremio de Artistas Falleros que este año llegará a los 45.000 euros. Esta partida se destinará, principalmente, a reabrir el Centro de Documentación de las Fallas, que será un elemento clave para la revitalización de la Ciutat del Artista Faller y permitirá la recopilación de material documental de la fiesta que estará al alcance de todo el mundo. Así consta en la ampliación del convenio firmado entre la concejalía de Cultura Festiva y el Gremio de Artistas Falleros, con el que también se han acordado las bases del proceso de selección de los proyectos para la realización y montaje de las Fallas Grande e Infantil del Ayuntamiento para el año 2018, “que mantienen la vía abierta el año pasado de despolitizar el Jurado”.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha presentado estas bases con las que el equipo de gobierno busca “un proyecto de falla que le dé protagonismo a la llama, y que sea integrador y le dé al público la oportunidad de relacionarse”. Además, ha añadido, “a raíz de la declaración de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, será mayor el número de las personas que se acerquen a la fiesta”. Y en este sentido, también ha destacado la importancia de impulsar el mencionado Centro de Documentación de las Fallas (CDF), “que se inauguró a finales de 2005 por la Corporación anterior y cesó sus actividades en marzo del año 2011 por recortes presupuestarios”.

“Ahora, gracias a la ampliación del convenio con el Gremio de Artistas Falleros, el CDF pasará a ser un espacio dentro de la sede del Gremio, con unas instalaciones mejor condicionadas que las anteriores y que permitirán la atención al público en un futuro, y será un elemento más que contribuirá a la dinamización de la Ciutat del Artista Faller, que es uno de los objetivos del Ayuntamiento”, ha explicado Fuset.

Sobre las fallas municipales, Pere Fuset ha destacado “que tienen que ser un monumento singular, una carta de presentación al mundo que tiene que visualizar la diversidad creativa de los artistas falleros, y seran elegidas por un comité técnico, sin políticos, integrado por representantes propuestos directamente por asociaciones y entidades vinculadas a las Fallas, la creación y el arte”.

Pere Fuset ha explicado que el objetivo de estas bases, que recogen la voluntad de los artistas falleros, es evitar los concursos de esbozos para valorar trayectorias y propuestas”. El importe de la Falla Grande ascenderá a los 170.000 euros y el de la Falla Infantil será de 25.000 euros. En cuanto al monumento, se estimará, entre otros aspectos, el carácter satírico de la obra en conjunto, su integración en el espacio público en que tiene que instalarse (la plaza del Ayuntamiento), la facilidad de recorrido, accesibilidad y relación visual desde el exterior, y la adecuación de los materiales con que se construya en beneficio de una cremà más limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Consulta aquí las bases que se hacen eco de toda la documentación que los interesados tendrán que presentar, del 3 al 19 de abril, a las dependencias del Servicio de Cultura Festiva.

banner-alargado-espolin