La prohibición de aparcar en el carril bus de València entra en vigor el 15 de mayo

El Ayuntamiento de Valencia ha acordado este viernes que a partir del 15 de mayo de 2017 no se podrá estacionar por las noches en los carriles bus.

La medida, no exenta de polémica, afecta a las calles donde hay carril bus y pasan líneas nocturnas de autobuses de EMT València, además de otros ubicados en zonas de ocio. En total, su puesta en marcha afectará a un total de 45 calles y 2.200 plazas de aparcamiento.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha sido el encargado de anunciar la entrada en vigor de esta medida tras el acuerdo alcanzado por los tres partidos que gobiernan (Compromís, PSPV y EU) en la Junta de Gobierno municipal. Cabe recordar que inicialmente PSPV se opuso de manera contundente a la puesta en práctica de esta iniciativa porque se había decidido de manera “unilateral”.

Ribó ha especificado que para potenciar esta medida se ha decidido reforzar el servicio de EMT, en concreto el de las líneas nocturnas N1 y N6, además de las ya anunciadas tarifas planas que ofrecerán diversos aparcamientos públicos de la ciudad para aparcar por la noche, con precios máximos de hasta 6 o 7 euros.