Paso al frente del Consell para iniciar las obras de rehabilitación del Cabanyal

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, María José Salvador, ha anunciado que 2017 “será el año del nuevo Cabanyal-Canyamelar, ya que “será el punto de partida del inicio de las obras de rehabilitación y regeneración urbana previstas en este barrio de Valencia, que por primera vez está recibiendo la atención que se merece de las administraciones”.

En este sentido, ha explicado que “coincidiendo con la celebración de los 120 años de la anexión del Poble Nou de la Mar al Ayuntamiento de Valencia, las actuaciones que está gestionando la Generalitat empezarán a materializarse, mostrando el cambio y la nueva etapa que se ha iniciado en el barrio con una inversión global que asciende a 36,4 millones de euros, que supondrá la rehabilitación de más de 130 edificios privados y 600 viviendas que beneficiarán a las familias que podrán mejorar sus casa, la reurbanización de 22 calles o la construcción de nuevos equipamientos para el barrio”.

La consellera Salvador ha comparecido junto al secretario autonómico de Vivienda, Josep Vicent Boira, que es también vicepresidente del Plan Cabanyal-Canyamelar, para informar sobre las iniciativas que se están llevando a cabo en este barrio, que representan “las actuaciones del Gobierno valenciano en una zona tan emblemática,” y ha explicado que la Generalitat y el Ayuntamiento “se están volcando en su rehabilitación y regeneración, con la urbanización de calles, plazas, dotación de equipamientos públicos, viviendas y edificios”.

Según ha indicado Salvador, “tanto el Ayuntamiento de Valencia como la Generalitat, hemos hecho una tarea muy intensa para revertir los planes que tenía las anteriores administraciones públicas; concretamente, hubo que paralizar un PEPRI que pretendía derruir 1.650 viviendas en la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez. De hecho, todas las inversiones municipales y autonómicas previstas estaban dirigidas a ese objetivo de derruir unas 676 viviendas y 85 edificios”. Además, ha añadido, “en el PIP planteado para la abertura del bulevar de San Pedro, querían derruir 136 viviendas”.

Revertir la situación y recuperar el Cabanyal-Canyamelar

“Ante esta realidad -ha continuado- y en coordinación con el Ayuntamiento de Valencia, se ha hecho un gran esfuerzo para revertir y recuperar la situación del Cabanyal-Canyamelar dentro de los objetivos de esta conselleria de regeneración urbana y rehabilitación de viviendas. En cambio ahora se van a rehabilitar 600 viviendas, lo que supone un claro ejemplo de la voluntad de las administraciones y de los vecinos por rehabilitar su barrio”.

A la rehabilitación de viviendas se une la dotación de nuevos equipamientos públicos, la rehabilitación de edificios para vivienda social pública municipal, así como la reurbanización de aceras, calles y espacios públicos, en más de 100.000 metros cuadrados en 22 calles, y edificios singulares de carácter patrimonial como la Llotja de Pescadores, que recibirá inversiones. A esta actuaciones se suman las previstas en el Grao de Valencia, como el proyecto del nuevo mercado o la devolución de tinglados para lo que la conselleria tiene la intención de licitar en este primer trimestre su reversión y desmontaje.

Asimismo, la consellera ha destacado la apuesta firme de la Generalitat por el Cabanyal, “como demuestran los 500.000 euros que hay consignados en el presupuesto para el Plan Cabanyal-Canyamelar, que es la entidad que gestiona todas las actuaciones en el barrio y que la Generalitat comparte al 50% con el ayuntamiento”.

Inversiones detalladas

Por su parte, el secretario autonómico ha afirmado que la Generalitat gestiona una inversión global que asciende a 36,4 millones de euros, de los cuales, más de 22 millones corresponden al Plan de Inversiones Públicas (PIP) que son fondos exclusivamente del Gobierno valenciano que tramita el Ayuntamiento de Valencia, para obras públicas destinadas a las calles, equipamientos y rehabilitación de edificios.

La cantidad restante, que supera los 14,2 millones de euros, son inversiones para el Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana (ARRU) en el barrio para la rehabilitación de edificios privados y donde se beneficiarán más de 600 familias. Este programa, cofinanciado por el Ministerio de Fomento, la Conselleria de Vivienda, el Ayuntamiento y los vecinos, ha sido promovido y gestionado por la actual Administración autonómica, ya que, estos planes estaban completamente paralizados cuando entró el nuevo equipo de la conselleria.

Asimismo Boira ha destacado que se trata de devolver al Cabanyal-Canyamelar la “dignidad pública”, ya que “el esfuerzo de sus vecinos, al mantener la identidad como barrio, sus tradiciones y fiestas, ha hecho que se conservara la dignidad privada a pesar del abandono de las instituciones”.

También ha explicado más detalladamente las ayudas, ya que, por ejemplo, en materia de reurbanización se invertirán 15,4 millones de euros; en rehabilitación de viviendas 10,9; en regeneración urbana y nuevos equipamientos 3,5 o en el impulso al Museu del Mar, la Llotja de Pescadors o el Archivo histórico 2,8 millones de euros. Para Boira, “la inversión en el barrio no solo evidencia la prioridad de la Generalitat por las actuaciones de regeneración y rehabilitación sino que, además, creará nuevos puestos de trabajo directo y reactivará la economía, se calculan que se podrán crear más de 500 trabajos nuevos”.