Saber esperar, por @aguedabayarri

Águeda Bayarri

 Dicen que la paciencia es una virtud, que la paciencia es la madre de la ciencia y también que quien espera desespera. Conclusión, que cada cual se tome las cosas como quiera o como pueda, pero sabiendo que al final todo llega…o no.

Nos pasamos mucho tiempo esperando, esperando que llegue el fin de semana, una fecha señalada, las vacaciones, esperando encontrar trabajo, el inicio de curso, un número de teléfono que hemos pedido o la fecha de un concierto al que nos apetece ir. Pero, ¿ qué pasa mientras todo lo que estamos esperando no llega?, mi idea es la de disfrutar de la espera, tomar conciencia o intentar encontrar un atajo, pero no perderme en malos pensamientos o en un estado de ánimo pesimista. Cada cosa lleva su tiempo y a veces este no corre a nuestro favor o simplemente es todo más fácil, solo hay que dejarse llevar y saber esperar.

Poniéndonos nerviosos o ansiosos, muchas veces no conseguimos que aquello que esperamos llegue antes, porque lo que no depende de uno mismo no se puede controlar. Eso lo he aprendido con el tiempo y con los años, a saber relativizar y esperar… y ahora viene la contradicción. Como sabéis los que me seguís, soy periodista, y las noticias no pueden esperar, suceden “ya” y hay que contarlas “ya”. Antes existía la inmediatez de la radio, después con internet y ahora con las nuevas tecnologías adaptadas a la televisión la inmediatez consiste en que prácticamente todo se cuenta en tiempo real, a medida que sucede. Y ahí si que soy muy impaciente, no hay tregua, tiene que ser de ya para ya. Es un “defecto profesional ” que tengo para trabajar pero que a veces, muchas veces, inconscientemente aparece en mi vida personal. Yo intento cambiar ese ” defecto” en virtud, buscando soluciones, siendo resolutiva.

Esta semana se ha hablado mucho del papel de la mujer en la sociedad. Es un debate que está abierto y que cada cierto tiempo cobra actualidad. No es la primera vez que trato este tema aquí, me siento parte del debate. Está bien, muy bien, que las cosas se hablen y se teorice sobre los temas, pero hay que actuar sobre el problema. A día de hoy me parece inconcebible que una mujer cobre menos por hacer el mismo trabajo que un hombre. Creo en el trabajo bien hecho y en la profesionalidad de las personas cualquiera que sea su género. Y creo en la igualdad y en los derechos humanos.

También creo que hay que ser consecuente. Y ahora me paso al cine español. Este sábado fue su fiesta. En España tenemos de todo y mucho bueno. Por eso también tenemos buen cine. Entiendo muchas de las reivindicaciones de este sector profesional. El cine es cultura y la cultura también es moda. Mi aplauso a todos los que desfilaron por la alfombra roja con diseños y joyas de modistos y diseñadores españoles.

banner ivi