Síguenos

Fallas

«Alargar la agonía», la reacción al nuevo aplazamiento de las Fallas

Publicado

en

Este viernes 15 de enero, la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, conformó al sector fallero que «marzo queda descartado para la celebración de las Fallas» y que ya trabajan en buscar eventos culturales falleros que se puedan celebrar en el segundo semestre del año. Era la primera declaración tras la reunión con el Ayuntamiento de València y representantes del mundo fallero, a los que ha asegurado que no se ha concretado qué celebraciones podrían ser pero que igual que hay citas culturales con control de aforo, mascarillas y distancia de seguridad, se buscará «eventos culturales falleros para celebrarlos en el segundo semestre».

La suspensión de las Fallas en marzo era un secreto a voces, la pandemia vive sus peores momentos en La Comunitat Valenciana y todo el mundo es consciente que marzo está a la vuelta de la esquina y el ritmo de vacunación no garantiza llegar a esas fechas con una inmunidad suficiente. Pero, esta nueva suspensión no ha llegado acompañada de un paquete de ayudas que pueda salvar al sector. «Alargar la agonía» ha sido la reacción más repetida ante esta noticia.

La Interagrupación de Fallas, presente en la reunión con Sanidad de este pasado viernes también emitía un comunicado, mostrándose optimista:

Comunicado de la Interagrupación

Reacciones al nuevo aplazamiento de las Fallas

«Alargar la agonía sin saber si se podrán celebrar, no es más que la puntilla para todos los sectores económicos que se dedican a las Fallas», era la primera reacción de Juanjo Prósper, gerente de la tienda de indumentaria valencia ‘Espolín’, quien ya adelantó a Official Press que la situación de los indumentaristas es extrema. » Las contrataciones, como pronto empezarán en septiembre. Estamos hablando de 18 meses sin poder trabajar. ¿Han pensado alguna solución para ésto? Es una lástima toda la parte sentimental que conlleva la fiesta. Pero los políticos deben pensar que hay muchísimas familias que se van a quedar en el paro y algunos arruinados. La factura económica de esta pandemia la vamos a pagar entre unos pocos sectores muy afectados, porque gran parte de la población no se está viendo afectada económicamente. El gobierno, sobre todo el valenciano, debe garantizar que ésto no sea así. Ninguno tenemos la culpa de esta pandemia, pero unos pocos sectores muy afectados vamos a pagar los platos rotos. Hace tiempo, escuché desde el gobierno valenciano que de ésta saldríamos juntos. No está siendo así. ¡Sálvese quién pueda!», concluía Juanjo Prósper.

La confirmación de la suspensión de las fallas llega horas después de que el alcalde València, Joan Ribó lo confirmara en una radio. Una noticia que no cayó muy bien porque se esperaba que fuera en la reunión con el colectivo fallero. Para Santi Ballester, concejal del ayuntamiento de València por el Partido Popular la suspensión es algo que se veía venir pero que se tenía que haber avisado con antelación.»Esto se veía venir, nosotros lo que decimos es que había que anticiparse para que las propias comisiones falleras puedan cerrar sus presupuestos, cerrar sus patrocinadores, porque en definitiva las comisiones falleras son la gallina de los huevos de oro, porque sin las comisiones falleras que son las que verdaderamente están sufriendo, pues el resto de colectivos que viven alrededor, pues evidentemente también lo van a pasar mal.»

Ballester también aseguraba que «Galiana, sí que es verdad, que ha estado comentando que estaban trabajando en un plan A o en un plan B, en un plan C, que nunca lo hemos visto ni nos lo ha enseñado al resto de la oposición y lo que sí que le pedíamos es que viendo esto que se veía venir que en marzo no van a haber fallas lo podían haber comunicado antes, y ha sido el alcalde el que ha tenido que salir y decirlo.»

«¿Y cuándo se van a celebrar? Ya están barajando y planteando fechas que si el mes de junio, julio. Desde la oposición sí que pedimos que se les notifique a los distintos colectivos del mundo de las fiestas con suficiente antelación para que ellos puedan programarse pero sobre todo que exista ya un plan A o un plan B: Si se van a hacer en junio o en julio sabremos que las cosas  no están para celebrarlo al 100% pues que digan qué actos se podrán hacer. Que las comisiones falleras estén informadas correctamente para cerrar sus presupuestos, qué les dicen a los patrocinadores.»
«¿Que había que suspenderlas? por supuesto. Ante todo la salud y la responsabilidad que tenemos todos  sobre el resto de las personas, no podemos celebrar una fiesta que lo que traen son aglomeraciones en todos sus actos. Entonces claro que había que suspenderla, pero esto se tenía que haber comunicado con tiempo porque se veía venir. En noviembre ya se podía haber dicho. Cuando ya hay otras fiestas que ya las han ido suspendiendo como la Semana Santa Marinera, la de San Antonio Abad ya se había cancelado. Que no les dé miedo que la oposición les vamos a apoyar en la suspensión porque es lo lógico, no les de miedo decir «oye mira se suspenden» porque es algo lógico, vamos a apoyarles, pero lo que no vamos a apoyar es lo que están haciendo que son incertidumbres y no dicen nada.»

Para Tono Fagoaga, presidente de la Agrupación La Seu Xerea Mercat «las declaraciones del alcalde han producido un efecto no deseado, antes de hacer esa declaración en los medios de comunicación tendría que haberse reunido con los agentes implicados, JCF, Interagrupación y los colectivos que se ven directamente implicados y marcar una estrategia consensuada con todos ellos, para eso estaba convocada la reunión de este viernes, las precipitaciones en esta pandemia se ha demostrado que no son buenas. Pido respeto al colectivo fallero, ya que éste en todo momento ha demostrado su madurez e implicación en todo en lo que ha sido requerido».

 

Fallas

El curioso santo con el que coincidirá este año la cremà de las fallas

Publicado

en

¡Habemus fallas! Después un año y medio sin disfrutar de la fiesta josefina por culpa de la crisis sanitaria del Covid 19, el próximo mes de septiembre vuelve a las calles la fiesta grande de València. Serán del 1 al 5 de septiembre.

Con sus monumentos, con la plantà, la cremà y la tradicional ofrenda, los valencianos nos podremos sacar esa espinita clavada que fue no celebrar las fallas 2020. De esta manera, el olor a pólvora volverá a recorrer las calles de la ciudad… aunque en principio no haya mascletà y castilllos. Porque sin duda estas serán una Fallas diferentes. Pero al menos son fallas.

Porque además de esta ausencia habrá muchas diferencias con lo que suele venir siendo la fiesta fallera. Cambios que harán de estas fallas unas fallas únicas. Es lo que tiene celebrarlo fuera del habitual mes de marzo.

Para empezar no podremos decir aquello de «hace tiempo de fallas». Lo de llevar una chaqueta en la mano por si refresca cuando el sol se oculta en marzo va a ser como que no, teniendo en cuenta que la plantà infantil será el 31 de agosto. Cambiaremos las capas de ropa por abanicos.

¿Qué hay más tradicional que tomarse una buena «xocolatà» acompañados de unos sabrosos buñuelos y churros? A menos que queramos que nos dé un sofoco deberemos cambiar esta tradición este año. Una fallas con una buena horchata y unos fartons tampoco es mala idea.

Una estoreta velleta per a la falla de sant… ta Teresa de Calcuta. Sí, este año la cremà no será la noche del día de San José sino que será el 5 de septiembre, día de Santa Teresa de Calcuta.

Popular y conocida por su labor humanitaria descubrimos en la wikipedia que fue una monja católica de origen albanés naturalizada india, que fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950. Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento en la India y luego en otros países del mundo. Fallecida el 5 de septiembre de 1997, fue beatificada por el papa Juan Pablo II. Su canonización fue aprobada por el papa Francisco en diciembre de 2015, después de que la Congregación para las Causas de los Santos reconociera como extraordinaria la curación de un brasileño enfermo en estado terminal. El acto oficial de canonización tuvo lugar en Roma en la mañana del domingo 4 de septiembre de 2016.

Con el caloret del verano, con un vaso de horchata en la mano, despidiendo los monumentos bajo el pasto de las llamas en la Nit de Santa Teresa de Calcuta; lo importante y lo que no cambiará este año es el grito de Valencians, ¡ja estem en Falles!

 

Continuar leyendo